viernes, 25 de octubre de 2019

EL PAPA-MOSCAS

El semanario El Papa-Moscas, editado en Burgos entre los años 1878 y 1920, publicó en su número 68 el siguiente pasatiempo llamado «fuga». 

Aunque no se explica, parece que el pasatiempo consiste en reconstruir la frase propuesta volviendo a colocar en su lugar las letras que se han «fugado».


En el número 70 se ofrecía la solución que reproducimos a continuación respetando la ortografía de la época.

Dijo un jaque de Jerez
con su faja y traje majo,
yó al mas guapo el juego atajo
que soy jaque de ajedrez

Ninguno de los dos ejemplares tiene fecha de edición impresa, pero una carta al director incluida en el número 70 está fechada en junio de 1879, lo que nos da una datación bastante precisa, creo.

En 1879 reinaba Alfonso XII en España, los liberales se alternaban con los conservadores en el gobierno y Pablo Iglesias fundaba el Partido Socialista Obrero Español; por otra parte, María Sanz de Sautuola vio unos «toros» en el techo de la cueva de Altamira y empezó a funcionar en Barcelona el primer tranvía. Los americanos estaban enredados en la Guerra del Pacífico (Chile, Bolivia y Perú) y los británicos en la primera Bóer. Edison, en cambio, presentó la primera bombilla. Y en Burgos, Jacinto Ontañón-Enríquez editaba El Papa-Moscas, llamado así en honor al autómata que da las horas en la catedral, una publicación liberal y satírica.

_________________________________________________________

ADENDA

El autor de los versos con los que compusieron su pasatiempo los redactores de El Papa-Moscas es Juan Bautista Arriaza y Superviela (1770-1837), marino, diplomático, poeta neoclásico, académico de la lengua y absolutista de pro al servicio de Fernando VII.

La composición completa, llamada Julepe entre un gitano y un jaque, que es tanto un trabalenguas como un ejercicio ortográficos, dice así:

Dijo un jaque de Jerez

con su faja y traje majo:

"Yo al más guapo el juego atajo,

que soy jaque de ajedrez."

Un gitano que el jaez

aflojaba a un jaco cojo,

cogiendo lleno de enojo

de esquilar la tijereta,

dijo al jaque: "Por la jeta

te la encajo si te cojo."

"Nadie me moja la oreja",

dijo el jaque, y arrempuja;

el gitano también puja

y uno aguija y otro ceja.

En jarana tan pareja

el jaco cojo se encaja

y tales coces baraja

que al empuje del zancajo

hizo entrar sin gran trabajo

al gitano y jaque en caja.

No hay comentarios: