domingo, 21 de abril de 2024

BLUES


Berni Marsden (1951-2023) fue un guitarrista británico de blues y rock 'n' roll. Chess es un disco de blues, editado en 2021, en el que Marsden revive los clásicos con los que aprendió a tocar la guitarra y a amar la música.

Por supuesto el título del disco no tiene nada que ver con el ajedrez sino con el legendario sello discográfico de blues y rythm & blues Chess Records. Llamado así por sus fundadores los hermanos Leonard y Phil Chess. Sin embargo, por analogía, las cubiertas de sus discos solían tener motivos ajedrecísticos. Este disco de Berni Marsden sigue su ejemplo.

sábado, 20 de abril de 2024

ARIANA ITZAMARA VILCHIS SÁNCHEZ


Ariana Itzamara Vilchis Sánchez, licenciada en Derecho y escritora, se presenta como lectora navegante, cuentista y narradora. Ha publicado varios cuentos en revistas literarias.

Ariana ha elegido retratarse con un volumen del Gambito de Dama de Walter Tevis en las manos.

viernes, 19 de abril de 2024

PARTIDA DE AJEDREZ, DE JOSÉ TRIANA

El actor, poeta y dramaturgo cubano José Triana (1931-2018) es el autor de esta Partida de ajedrez que pertenece a su poemario de 1990 Otro retrato olvidado.

Triana, educado entre Cuba y España, residió desde 1960 en la isla caribeña hasta 1980, en que desavenencias con las autoridades culturales le obligaron a exiliarse a París.


PARTIDA DE AJEDREZ

Veía yo aquellos cuerpos dibujarse
inhabituales, lerdos, tan solemnes,
parados, dóciles, de penitencia,
grises siluetas de una remembranza,

un teatro de feria o Gran Guiñol,
mientras la flauta gime, allá, en la luna
y el aire se va atestando de grillos,
y un efluvio de fruta y yerba buena

aviva crucigramas voluptuosos
y fantasmas que asustan la ceniza.
(No hablo de símbolos ni metáforas,
era un hecho concreto, natural).

Veía yo, decía, aquellos cuerpos
dibujarse con la tranquilidad
de un vergel melancólico, pero único.
Un vergel que propone aguas dormidas.

Majestuosamente ahí están, seguros
-los reyes, las reinas, y los alfiles
y caballos y torres, en su escaque,
iguales a las deidades del sueño.

Y de pronto la reina le propina
un mordisco al alfil. Gritos y ruidos
pueblan este tablero de ajedrez
que ahora es un simple campo de batalla.

Yo me estuve impasible por abstracto
ignorando si entraba o si salía
pues la reina exigía tres peones
de los macizos puertos de Bretaña.

Desde el umbral es un rey quien pregunta
por la estúpida fiesta de la alondra,
¿qué sostiene el aire que no cesa
y ese incierto galope de cosquillas?

Pase usted a la esquina del tablero,
dispóngase a sufrir cualquier tormento,
que la reina repite nueva hazaña
buscando entre las tapias el otoño.

Yo miraba al vacío en el tapiz,
conquistando aquel sitio de penumbra
cuando otro alfil se coloca en acecho
y recibe un enjambre de sarcasmos.

Ditirámbicos mueven sus caretas
los insolentes reyes, sus lisonjas
divierten al procurador locuaz
como un rosado séquito de plumas.

Inesperadamente otra reina abre
una brecha y se inicia un azaroso
ir y venir de señas, contraseñas
y un sin fin de maneras tortuosas.

Vea usted el flanco izquierdo, distraiga
al enemigo, no detenga el juego,
utilice un sofisma más sutil,
un veneno de suaves llamaradas.

Alguien me empuja y me pone en los bordes:
este gesto podría delatarme,
estoy en juego, en juego, anzuelo y pez,
triste reo delante de sus jueces.

Toca una mano al rey de voz tronante
y el caballito piafa por el bosque
de las íntimas perlas del murmullo,
por el río del árbol hechizado.

Es muy tarde, decía, pero venga,
la cuestión es rendir el cerco impuesto.
Y entonces una torre languidece
al cegarla los lentes del miope.

Furioso el otro rey pierde su sitio
por vagas confusiones, titubeos
de si es aquí o allá lo que sucede,
debo esperar un poco por si acaso.

Aunque la reina nada entre dos aguas
se queda adormilada en el chubasco,
ajena o rechazando el vendaval
que se aproxima sobre su cabeza.

Yo me oculto al zumbido, a la proclama
del alfil sentencioso, ¿quién afirma
las naves del rocío, quien expone
esos guantes y lágrimas tremendas?

El alfil no discute, sólo atiende
a los dedos que la reina ensortija
si un peón la embiste o le ofrece rápida
una tregua posible el caballito.

Adéntrase otra reina y otro rey
en una zona para mi difusa
donde la oscuridad se come el musgo
de las viejas cisternas agobiadas.

Los alfiles conciertan con las torres
ejercicios celestes y se fingen
cazadores de un ciervo sumergido
en el ámbito hermético del mar.

El trote de un caballo me despierta,
toma un escaque y otro por la esquina.
Este juego remeda las brumosas
teorías de algún verso imposible

escrito en las paredes de agrietado
barro. Paredes de lluvia y de trueno,
inmóviles e irreales como el verso
escrito por de pronto sin saberse.

Si todos los relojes se reunieran
no sentiría usted un vértigo tan hondo.
Relinchos y galopes desbocados
agregan a la inmensa polvareda

un circuito feroz de rotas flechas
y los estruendos de las reinas locas
que hacen visajes en los espejos
y se bañan desnudas en el lago.

Los dos reyes coinciden frente a frente,
sus barbas ya relucen, ya se apagan;
maldiciones profieren, muerden dardos
de mimbres de una extraña dinastía,

semejantes a las moscas feroces
enhebrando sus dédalos de insomnio,
devastando los campos del orégano,
inventando un aullido de ultratumba.

Todo crece en la noche y se propaga
en largos aletazos de sirena.
Vea usted hacia arriba, por la cuesta
el tablero del cielo frío sirve

ojillos de diamantes a pedazos
ardientes y veloces y suspiros.
Yo me entrego a este júbilo sereno,
la luna monologa claramente.

A la carga la reina salta sobre
un peón, forcejea y lo encabalga
con golpes diestros y salvajes gritos
y le apunta un puñal en la tetilla

izquierda, lanza espumajos amargos,
a carcajadas ríe, algo le nubla
el ojo turbio, algo arde en el desierto,
cayendo a su costado derrotada.

Mas los reyes en ronda vociferan
invocando a un fetiche de alas negras,
y cruza un jabalí por lo impalpable,
y gana el estupor paños de sombra,

y se apartan, y con paso muy feble
giran y giran, llenando el espacio
aquellas manos gigantes, aquellos
rostros y el último estertor de un rezo.

De rodilla y a coro los alfiles
planicies de sangre evocan, cadáveres
dispersos en las escaleras, cirios
en las calles y ráfagas de olvido.

La mano del miope se apacigua,
acá, en el prado de los girasoles,
cuando la del procurador confunde
el enroque virtual y el Jaque mate.

Yo me asomo a la orilla meditando:
Manos son las que nos guían, atroces
manos sonámbulas, manos febriles,
manos de las obstinaciones, manos

matemáticamente despiadadas,
trazando leyes y torpes propósitos
y queriendo borrar con sus proezas
la infamia de un pensamiento tiránico.

O es todo lo contrario. Astutamente
nuestros cuerpos atraen unas bellas
manos invitadas a una fiesta de hojas
locuaces, a una música que arrastra

ese gesto que hacemos de añoranza,
de alegría o de miedo entre los árboles,
y no somos nosotros sino esas manos
las que deciden nuestras abyecciones.

Incapaces las tropas ya no saben
si en sueños o en vigilia se organizan
inauditos desastres o rumores
de que en masa las águilas vendrán.

De dos gotas de sangre de una niña
surgen peces de escamas prodigiosas,
sus aletas se mueven y son barcas
o cenefas gloriosas que uno olvida.

Un muchacho se vuelve una paloma
y misteriosamente en una rampa
muere por el olor de unas adelfas
que nunca nadie ha visto ni conoce.

La lucha se reanuda por el alba
que los toques marciales vituperan.
¿Acaso no se aterran los caballos
cuando las torres caen destrozadas

o cuando los alfiles se desbandan
sembrando paso a paso destrucciones?
¿Dónde los reyes van? ¿Dónde las reinas?
Yo como fiel peón quedo extasiado.

FICHA TÉCNICA
JOSÉ TRIANA
OTRO RETRATO OLVIDADO (1990)
POESÍA COMPLETA VOLUMEN I
ADUANA VIEJA. VALENCIA, 2011

jueves, 18 de abril de 2024

VICTORIA MORTIS

 

Victoria Mortis es una obra de 1921 del sueco Owe Zerge (1894-1983)

Zerge fue un pintor de retratos y naturalezas muertas bastante exitoso en su tiempo, ya que recibió gran número de encargos que le permitieron ganarse razonablemente la vida. Su estilo era realista y no varió gran cosa a lo largo de su dilatada existencia. En una fecha tan tardía como 1976, él mismo ironizaba sobre su anticuado modo de pintar, pero añadía que no creía mejorar a sus modelos si les ponía «un ojo en la frente o la nariz en el pecho».

Victoria Mortis, en la estela de El triunfo de la muerte de Pieter Brueghel, nos habla de la victoria de la muerte sobre el mundo. En un escenario desnudo, en el que solo están presentes dos figuras, semicubiertas apenas por un manto, destaca el reloj de arena, símbolo tradicional de lo efímero de la vida y del rápido transcurrir del tiempo.

Que la muerte llega rápido es algo que los piratas, por su oficio, sabían muy bien. Por eso, y para meter miedo, muchos añadían a las calaveras y tibias de la Jolly Rogers un reloj de arena. El mensaje para sus enemigos estaba claro: os queda poco. Tal es también el sentido en este caso.

Sin embargo, el reloj de arena también simboliza la mediación entre el cielo y la tierra, la capacidad de renacer, pues la simple inversión ocasiona un nuevo comienzo. Es en este sentido, creemos, en el que debemos interpretar este cuadro, en la línea de otras obras suyas en las que, apoyándose en Francisco de Asís, advierte que nadie escapará de la muerte y que más vale estar preparado cuando esta llegue.

En los últimos años, el gran número de retratos de jóvenes y niños, algunos de ellos desnudos, que pueblan la producción de Owe Zerge (pese a que es difícil encontrar algo directamente sexual en ellos) le han puesto en el punto de mira de los guardianes de la moral y en algunos sitios su obra se tilda de inadecuada. 

FICHA TÉCNICA
OWE ZERGE
VICTORIA MORTIS, 1921
ÓLEO SOBRE TABLA. 45 x 49 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

miércoles, 17 de abril de 2024

NIGEL SHORT, POR BARRY MARTIN



Retrato del GM británico Nigel Short por Barry Martin.

Martin fue el artista oficial del Campeonato del Mundo de Ajedrez de 1993 (versión PCA), disputado en Londres entre Nigel Short y Gary Kasparov, con clara victoria del ruso.

Martin incluso llegó a jugar en el escenario del Teatro Savoy (lugar donde se celebraba el match) contra Short en presencia de Yuri Avervach y Carlos Falcón, árbitros del encuentro.


FICHA TÉCNICA
NIGEL SHORT, 1993
SERIGRAFÍA SOBRE SEDA. 51,4 x 37,7 cm.
GALERÍA NACIONAL DE RETRATOS, LONDRES

martes, 16 de abril de 2024

LA TUMBA DE STAUNTON


Pese a ser una de las glorias del ajedrez británico, Howard Staunton no dispuso de una tumba a la altura de su categoría hasta que en 1997 la Staunton Society erigió el monumento que mostramos en la fotografía de arriba, obra del artista británico Barry Martin.

Un caballo del tipo que lleva su nombre (aunque fueron creados por Nathaniel Cook) preside la lápida. Un visitante ajedrecista ha dejado sobre la tumba otro caballo a modo de homenaje.

Unos versos de la obra de Shakespeare Enrique VI  (Staunton fue un reputado estudioso del dramaturgo inglés) completan el conjunto, donde también reposa la esposa de Howard, Frances. 

La tumba se encuentra en el cementerio Kensal Green de Hammersmith & Fulham, Londres.

lunes, 15 de abril de 2024

TEENY DUCHAMP vs BARRY MARTIN


Teeny Duchamp (1906-1995) jugando contra el artista británico Barry Martin (1943) en 1991. La partida se disputó en la casa de la viuda de Marcel Duchamp y la mesa y  los trebejos con los que están jugando son los que diseñara el artista francés.

No sabemos si como homenaje a la tierra en que se está jugando la partida, pero Martin ha elegido la defensa Francesa 

domingo, 14 de abril de 2024

EQUILIBRIO

Barry Martín (1943) es un artista británico vinculado al Arte Cinético, lo que quiere decir que le interesa lo que puede ofrecer el movimiento desde un punto de vista artístico. Artista multidisciplinar, sus obras pueden presentarse como esculturas, fotografías, películas, performances, instalaciones, etc.

Es un artista muy interesado en el ajedrez y varias de sus obras se relacionan con él.

La obra que presentamos Autorretrato con una estrella de Hollywood jugando al ajedrez, de 1999, pertenece a la serie Equilibrio.

FICHA TÉCNICA
SELFPORTRAIT WITH CHESS PLAYING HOLLYWOOD STAR, 1999
FOTOGRAFÍA. COPIA RELIZADA CON IMPRESESORA LÁSER DE TINTA
COLECCIÓN PARTICULAR

sábado, 13 de abril de 2024

EL PARALELO 49

Las negras juegan g5 a golpe de Luger, aunque podrían haber capturado la dama con Dxe7

Raymond Lovell, interpretando al teniente Kuhnecke, obliga a jugar al factor interpretado por Finlay Currie

49th Parallel, estrenada en España como Los invasores, es una película bélica británica de 1942 rodada para influir en los Estados Unidos, neutrales todavía en la contienda, y convencerlos a apoyar la causa aliada.

Un grupo de soldados nazis se han quedado aislados en Canadá cuando el submarino al que pertenecían y del que han desembarcado para obtener víveres es hundido por un avión canadiense.

Los nazis ocupan un pequeño enclave en el que solo habitan unos pocos inuits, algún trampero y el funcionario de la corona encargado de la administración del lugar. Este juega una partida por teléfono con un amigo norteamericano tres veces por semana. Los nazis, para no levantar sospechas, le obligan a jugar a punta de Luger

Simbólicamente, la partida representa la superioridad de los demócratas canadienses sobre los nazis. El teniente Kuhnecke no puede dejar de opinar sobre la partida y el resultado es que el viejo factor del enclave pierde la partida contra su oponente por primera vez. 

Ajedrecísticamente solo se reproducen un par de jugadas y se cantan mal las jugadas (parece que el tablero estuviera alineado de «h» a «a» en vez de al revés, que es la forma correcta). En la primer fotograma, por ejemplo, no se entiende por qué las negras juegan g5 en lugar de capturar la dama con Dxe7.

El paralelo 49 al que se refiere el título es el que marca la frontera entre Canadá y los Estados Unidos.


viernes, 12 de abril de 2024

EDUARDO SCALA


Poeta, artista, ajedrecista y ajedrezólogo Eduardo Scala (1945) retratado por Pedro Albar. Scala escribió el siguiente manifiesto para la exposición AjedreZ, arte de silencio: ocho siglos de cultura: 32 libros para una exposición, celebrada en la Biblioteca Nacional de España y de la que dimos cuenta en su momento:

AjedreZ

Amados en el Ajedrez, ahora que ajedrezando-rezando-ando en la ciudad del cielo,
al fin, entiendo el aviso de la Santa de Ávila: «Pues creed que quien no sabe
concertar las piezas en el juego de ajedrez, que sabrá mal jugar, y si no sabe dar
jaque, no sabrá dar mate». Camino de Perfección (Capítulo XVI).

«Concertar las piezas». La clave.

Dieciséis figuras transfigurando tiempo-espacio;
movimientos monumentales, mentales.

El juego, al compás de cada posición, plena de superposiciones, exige
la máxima atención, a fin de sintonizar con el concierto-cierto del AQUIAHORA.

Admiremos, por ejemplo, el concerto grosso di silenzio de las partidas perennes,
en las que el duetto –perdedor-vencedor– armó belleza por los siglos de los siglos.

En el Juego de la Vida –AjedreZ– como en el de la muerte, todas las razas, clases
sociales, creencias religiosas, sexos, y edades se igualan.
El AjedreZ o la Democracia.
Vemos con emocionada admiración cómo un barrendero comparte la alegría de los
trebejos con un doctor y al mismo tiempo un abuelo de 88 abriles con su bisnieto de 8
años.
¿Acaso el milenario arte es deporte...?

Asimismo en el más universal de los juegos se dan milagritos: los cojos, andan;
los sordos, oyen; los ciegos, ven; los enfermos se consuelan; los refugiados encuentran
su tabla de salvación en el tablero blanquinegro de su infancia, y los reclusos
disfrutan el espacio de libertad.

El AjedreZ –A-Z, principio y fin del Alfabeto–, libro mudo, centenario, sagrado,
consagrado por todas las razas, religiones y culturas, donde aprendemos a leer, sin
letras, las sutiles tramas de la vida. Y la belleza, y la verdad.
Vale.

Eduardo Scala

jueves, 11 de abril de 2024

A DE AJEDREZ


Durante la pandemia de 2020 se pusieron en marcha  muchas iniciativas para aliviar la terrible reclusión en la que vivió todo el país y gran parte del mundo entero. Los Urban Sketchers de Madrid, un grupo de artistas que se reúnen para dibujar la ciudad, privados de su habitat natural, la calle, lanzaron la iniciativa Dibuja tu casa. Se trataba de dibujar por orden alfabético cosas que hubiera en los hogares de los dibujantes y compartir las obras resultantes en Internet.

En Artedrez es costumbre celebrar los números redondos con algo personal. La entrada de hoy hace el número dos mil quinientos (2.500). Bastante redondo. Para celebrarlo publicamos el dibujo que hizo María José Acosta —mi mujer— con la letra A para Dibuja tu casa. A de ajedrez. El modelo es su seguro servidor.

FICHA TÉCNICA
MARÍA JOSÉ ACOSTA MALO
A DE AJEDREZ, 2020
LÁPICES DE COLORES SOBRE CARTÓN
COLECCIÓN DE LA ARTISTA

 

miércoles, 10 de abril de 2024

LOS ENCICLOPEDISTAS


Página dedicada al ajedrez en el cómic Los enciclopedistas, publicado por Astiberri en 2018 con guion de José A. Pérez Ledo y dibujo de Alex Orbe.

Como corresponde a la época, la gente se reúne a jugar en los cafés (quizá La Régence de París). Denis Diderot y Jean le Rond d’Alembert, los impulsores de la Enciclopedia, se reúnen a jugar al ajedrez y a comentar las dificultades que está encontrando su obra para ser publicada.


Si descendemos al detalle, las cosas no están tan bien en el tablero. Parece que lo que se ha intentado es terminar la partida con un mate de la coz, previo sacrificio de las dos torres negras. Este mate también recibe incorrectamente el nombre de «mate Philidor», lo que estaría en consonancia con la época en la que transcurre la historia ya que Philidor fue el mejor jugador del mundo en el siglo XVIII. Pero hay un evidente error. En la tercera y cuarta viñetas, las blancas tienen tres alfiles, dos de ellos de casillas negras.

En la tercera viñeta todo está dispuesto para dar el mate de la coz, pero en la cuarta se comete otro error, tristemente común. Es sabido que en ajedrez no se captura el rey. Adjuntamos un diagrama con la posición del penúltimo diagrama y como se da el mate final. 

Quizá, dado que los enciclopedistas eran contrarios a la monarquía, se quiera resaltar que las ideas terminarán imponiéndose a la monarquía que se mostró muy crítica con el trabajo de los enciclopedistas. El rey derribado sería el mejor símbolo de esto. Pero el rey, insistimos, no se captura en el juego del ajedrez.






FICHA TÉCNICA
LOS ENCICLOPEDISTAS
JOSÉ A. PÉREZ LEDO (GUIÓN) & ALEX ORBE (DIBUJO)
ASTIBERRI. BILBAO, 2018



 


martes, 9 de abril de 2024

PLANETA PROHIBIDO

Forbidden Planet es una novela de ciencia ficción escrita en 1961 por Robert Lionel Fanthorpe (1935) bajo el seudónimo de John E. Muller.

En un lejanísimo futuro, el universo habitado se ha extendido a millones de galaxias. Un sector del cosmos, conocido como ZG3/M2, consta de 64 planetas. El mapa estelar de la zona representa esa vasta extensión como un damero de 64 casillas.

Hay cinco razas inteligentes en ese universo: los humanoides (descendientes de los antiguos pobladores de La Tierra), los zurgs, los garaks, los pralos y los gishgilks. Cada una de estas razas utiliza una forma de transporte diferente para desplazarse por los distintos planetas. Esas formas de transporte se correspondían con el movimiento de las piezas de ajedrez. Un juego que hacía  mucho tiempo que había caído en el olvido.

La trama de la novela cuenta como dos humanoides son controlados por dos entidades poderosísimas y enfrentados en una partida de ajedrez galáctica en la que los trebejos son un rey (los dos humanoides), dos pralos (torres), dos zurgs (caballos), dos garaks (alfiles) y un gishgilk (dama) elegidos al azar. Otros ocho humanoides conforman los peones de cada bando. La captura de una de las piezas supone la muerte de quien representa el trebejo en cuestión.

Los humanoides no saben lo que está pasando, simplemente se sienten impelidos a transmitir ciertas instrucciones a «sus» hombres, que estos cumplen sin rechistar. Tardarán cierto tiempo en descubrir que están jugando a un antiguo juego de La Tierra, el ajedrez, que llevaba milenios olvidado. Cuando lo hacen, ponen en marcha un plan para entorpecer los planes de las entidades que les manejan. Ambos «reyes» trabajan de consuno para lograr unas tablas e impedir cualquier otro intercambio de piezas, ya que implicaría más muertes. Finalmente, un motivo técnico provoca la anulación de la partida.

En el proceso de investigación sobre el juego, uno de los humanoides habla de los jugadores del pasado:

El ajedrez era más que un juego; para los verdaderos entusiastas, aparentemente era una clase de vida; vivían casi para esto. Había profesionales que no hacían otra cosa; lo comían, lo dormían, lo respiraban, lo absorbían a través de los poros de su piel. Lo era todo para ellos. Para ellos vivir era ajedrez...

Fanthorpe reflexiona en el libro sobre las teorías de Charles Hoy Fort (1874-1932), un conocido parapsicólogo muy influyente en muchos escritores de ciencia ficción, y sobre la esencia de la divinidad y sus atributos, no en vano es profesor de Estudios Religiosos y pastor anglicano. Yendo un paso más allá que el alemán Gustav Schenk (1905-1969) —a quien se atribuye la frase: «los hombres debieron ser en algún momento semidioses, si no, no hubieran inventado el ajedrez»—, uno de los personajes plantea que el ajedrez hubiera podido ser inventado por esos semidioses y luego regalado a la humanidad.

El punto fundamental de la novela es la defensa de la libertad de elegir el destino, que reivindican los dos reyes humanoides cuando descubren que están siendo manipulados —o que sirven de medio de transmisión— por otras entidades. Es pues una defensa del libre albedrío, de la capacidad de elegir y de la independencia de criterio ante imposiciones externas.

Para ser semidivinas y haber tenido la eternidad para estudiar el juego, el nivel de las entidades extraterrestres —sobre todo de una de ellas— es sorprendentemente flojo.

Los primeros movimientos de la partida son los siguientes: 1 e4 e5 2 ♘f3 d5 3 d3 c6 5♗f4 ♝e7 6 f3 g5 7 ♘f7 con varias jugadas muy cuestionables para ambos bandos. Después de la jugada séptima, los humanoides descubren lo que pasa y se confabulan para boicotear la partida. Se hacen algunas jugadas más, pero pronto la partida se suspenderá. Véanla, si quieren, en un tablero interactivo.


La repetición constante de las coordenadas entre las que se están moviendo los personajes, la explicación de los modos de transporte de las distintas razas y, por fin, la explicación de los movimientos de las piezas de ajedrez hacen la lectura del libro algo farragosa. Además, incurre en el frecuente error de pensar que una partida de ajedrez puede corresponderse con hechos de la vida cotidiana cuando es evidente que en el ajedrez los golpes solo te los pueden dar de uno en uno, y siempre puedes responder, mientras que en la vida los mamporros te puede venir de tres en tres. Y sin derecho a réplica la mayoría de las veces.

Terminamos con las últimas líneas del libro, un brindis que compartimos:

¡A la salud del ajedrez! —propuso Prince—. Siempre que se juegue en un tablero y con pequeñas piezas de madera...


FICHA TÉCNICA
JOHN E. MULLER
PLANETA PROHIBIDO
VÉRTICE. BARCELONA, 1967
TRADUCIDO POR FERNANDO SESÉN


lunes, 8 de abril de 2024

GUY ROWE


Dibujo preparatorio para una portada de la revista Life por Guy Rowe (1894-1969). El representado es el senador por California del partido republicano William Fife Knowland (1908-1974). 

Rowe representó a Knowland delante de un tablero de ajedrez en el que, como trebejos blancos. destacan el estado de California, por el que fue elegido, la Casa Blanca, el capitolio, y el elefante, símbolo del partido republicano. Los demócratas solo tienen en el tablero al burro negro que los simboliza.

FICHA TÉCNICA
GUY ROWE
RETRATO DE WILLIAM KNOWLAND
TÉMPERA Y LÁPICES DE COLORES SOBRE CARTULINA. 30.3 × 27.6 cm
GALERIA NACIONAL DE RETRAROS. SMITHSONIAN INSTITUTION

domingo, 7 de abril de 2024

NONA GAPRINDASHVILI


En 2019, la capital de Georgia, Tiflis, puso en marcha el Tiblisi Mural Festival, un evento en el que se invita a grafiteros de renombre mundial a decorar con sus obras las paredes medianeras de la ciudad. Un intento de revalorizar los tristes edificios de apartamentos de la época soviética.

El georgiano David Samkharadze (1985) eligió, para la edición de 2021, la figura de la quinta campeona del mundo de ajedrez, la también georgiana Nona Gaprindashvili (1941).


Gaprindashvili, representando a la Unión Soviética, fue campeona del mundo durante dieciséis años. Fue la primera mujer Gran Maestra de Ajedrez en categoría femenina y también la primera mujer en alcanzar el título de Gran Maestra en la categoría absoluta (hombres y mujeres). Representó a la Unión Soviética en once Olimpiadas, logrando diez oros y una plata. Cuando Fischer se jactaba de poder ganar a cualquier mujer del mundo dándole un caballo de ventaja, los soviéticos le sugirieron que retara a Gaprindashvili, no consta que lo hiciera. Con la independencia de Georgia, después de la disolución de la URSS, volvió a ganar la medalla de oro en las Olimpiadas de 1992 con su nueva bandera. 

Los georgianos la adoran, crean perfumes dedicados a su persona cuyo frasco es una dama de ajedrez, le ponen su nombre a las calles de sus ciudades, erigen estatuas en su honor y le conceden las más altas distinciones oficiales. Desde 2021, su efigie reina sobre su capital con este impresionante grafiti.

El autor se inspiró para su trabajo en una fotografía de 1975 de Hans Peters realizada en el torneo de Wijk aan Zee de ese mismo año.




 

sábado, 6 de abril de 2024

CHRISTIAN KROHN


Xan (Christian Cornelius) Krohn (1882-1959) fue un artista noruego que se formó artísticamente en la Rusia prerrevolucionaria. Perteneció al grupo La sota de diamantes, conocido por ser una de las puertas de entrada de la vanguardia en Rusia y posteriormente en la Unión Soviética. La Sota de diamantes promovió el desarrollo de nuevas corrientes artísticas con la reinterpretación de los trabajos de Cezanne, Matisse, el fauvismo francés y el expresionismo alemán.

Krohn abandonó Rusia con el triunfo de la Revolución y regresó a Noruega a donde se llevó su experiencia vanguardista, que contribuyó decisivamente a renovar el arte noruego. Pese a su amistad con Malevich y Tatlin, Krohn nunca abandonó la pintura figurativo y se mantuvo toda su vida explorando el camino abierto por los postimpresionistas franceses. 

FICHA TÉCNICA
XAN KROHN
LOS JUGADORES DE AJEDREZ
ÓLEO SOBRE TABLA. 50 x 61 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

viernes, 5 de abril de 2024

MEMORIAS DE UN DIBUJANTE EN PIJAMA


Ajedrez incidental en las Memorias de un dibujante en pijama de Paco Roca.

Roca (1969) defiende contar historias cotidianas (uno de sus personajes dice que hay cosas interesantes en lo cotidiano), narradas de forma sencilla y con una paginación clásica.

En la viñeta que mostramos hoy, perteneciente a la tira Dadme un punto de apoyo..., el personaje protagonista, más que probable alter ego del autor, cuenta sus dificultades para entablar conversaciones banales con extraños y su deseo de viajar tranquilo y en silencio.

En ese viaje de tren en particular, el viajero parlanchín resultó ser ajedrecista. Doble castigo.

FICHA TÉCNICA
PACO ROCA
MEMORIAS DE UN DIBUJANTE EN PIJAMA. EL INTEGRAL
ASTIBERRI EDICIONES. BILBAO, 2022



jueves, 4 de abril de 2024

ZOLTÁN GLASS


Zoltán Glass (1903-1982) fue un fotógrafo húngaro. Desarrolló una importante carrera en Berlín, donde creó una agencia publicitaria que trabajó con gran éxito para diversos clientes, especialmente del mundo del automóvil, del que Glass era muy aficionado. Con el auge del nazismo, tuvo que huir a Gran Bretaña, donde siguió con su carrera de fotógrafo, aunque ahora más centrado en el mundo del cine y el teatro.

A partir de los años 50, comenzó a realizar desnudos y fotografías eróticas. No le fue mal, para 1964 había ganado suficiente dinero para retirarse a la Riviera Francesa. Una muestra de este aspecto de su trabajo es este Desnudo tumbado de 1950 posando en un escenario ajedrecístico.

miércoles, 3 de abril de 2024

TURE FABIANSSON

 

Ture Fabiansson fue un pintor sueco (1910-1994) de estilo figurativo que se situó en la estela de los pintores franceses posteriores al impresionismo, en especial Paul Cézanne y Henri Matisse.

Una paleta pálida, que transmite una sensación de serenidad a sus composiciones, y una temática con marcada preferencia por los bodegones, paisajes y retratos, son los elementos definitorios de su estilo. 

FICHA TÉCNICA
SCHACK (AJEDREZ), 1976
TURE FABIANSSON
ÓLEO SOBRE LIENZO. 57 x 72 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

martes, 2 de abril de 2024

KATHRYN RATHKE


Kathryn Rathke es la autora de este retrato de Samuel Beckett realizado para el número de diciembre de 2012 de Intelligent Life Magazine, el suplemento cultural y de estilos de vida del diario británico The Economist.

Samuel Beckett (1906-1989) fue aficionado al ajedrez y lo utilizó en alguna de sus obras, pero a su manera: en la línea del teatro del absurdo y con su visión pesimista, nihilista según algunos, de la vida.

lunes, 1 de abril de 2024

VASYL YERMILOV


Vasyl Yermylov (1894-1968) fue un artista de vanguardia y diseñador soviético/ucraniano. Participó activamente en el constructivismo soviético.

Fue decorador del grupo de agitprop «Ucrania roja» para el que presentó en 1920 un proyecto para la decoración mural del Club del Ejército Rojo en Járkiv. Una de sus salas, llamada Sala de Ajedrez, presentaba motivos alusivos al juego.


domingo, 31 de marzo de 2024

SØREN KIERKEGAARD

Hay una cita célebre del filósofo danés Søren Kierkegaard (1813-1855) que menciona el ajedrez. Aparece en su primera obra Enten – Eller (O lo uno o lo otro, 1843) y dice así:

Me siento como debe sentirse un peón sobre el tablero de ajedrez cuando el contrario dice de él: este peón no puede moverse.

Nunca he entendido muy bien a qué se refiere el filósofo. Pero supongo que alude a un peón clavado que está sometido a presión (a ataque) pero no puede hacer nada por evitarlo. No puede ir a otro sitio y dejar la amenaza atrás. 


FICHA TÉCNICA
ANÓNIMO (ESCUELA DANESA)
SØREN KIERKEGAARD JUGANDO AL AJEDREZ
PLUMA Y TINTA CON AGUADA SOBRE PAPEL
COLECCIÓN PARTICULAR


sábado, 30 de marzo de 2024

ME QUEDA JUEGO TODAVÍA. NO SÉ CUANTO. PERO ALGO, SÍ.

La frase que encabeza esta nota es la respuesta que dio el tenista André Agassi cuando le preguntaron por qué no abandonaba la práctica deportiva pese a los dolores que arrastraba: «así me gano la vida. Me queda juego todavía. No sé cuánto, pero algo sí». La historia se cuenta en Open: an Autobiography, escrito al alimón por el propio tenista y J. R. Moehringer.

A partir de esta frase, el escritor italiano Alessandro Baricco (1958) reflexionó, en un artículo dedicado a dicho libro, sobre las cosas que dan sentido a la vida. En él, hay una referencia al ajedrez.

Creo que la búsqueda de sentido es una suerte de partida de ajedrez, dura y solitaria, que no se puede ganar abandonando el tablero y yendo a preparar el almuerzo para todos. Es evidente que cuidar de los demás es bueno y es un gesto correcto, inevitable y necesario. Pero nunca he pensado que tuviera algo que ver con el sentido de la vida. Me temo que el sentido de la vida es arrancarse la felicidad a uno mismo. Todo lo demás es una suerte de lujo del alma. O de miseria, según el caso. 

Por otra parte, también es posible que me equivoque. Es un simple pensamiento instintivo, una determinada forma de ver el mundo. 

El artículo entero puede leerse aquí.


También está recogido en la antología de críticas literarias que Baricco publicó en el diario La Repubblica, editado por Feltrinelli en 2013 bajo el título de Una certa idea di mondo.

viernes, 29 de marzo de 2024

SPEED BUMP


Una contribución al debate sobre si el ajedrez es un deporte o un juego de la mano del dibujante Dave Coverly (1964). Se publicó en su tira Speed Bump (Badén) el 11 de julio de 2003.

Los textos son los siguientes:
CLÍNICA DE MEDICINA DEPORTIVA
Después de consultar con mis colegas, hemos determinado que el ajedrez es un juego y no un deporte.
 

jueves, 28 de marzo de 2024

CARL RANDALL


Carl Randall (1975) es un artista británico que trabaja tanto en Londres como en Japón. Uno de sus objetivos es crear una serie de obras sobre el Japón contemporáneo en la línea del grabador de ukiyo-e del siglo XIX Andō Hiroshige. También ha realizado serie de retratos de supervivientes de la bomba atómica de Hiroshima. Sus trabajos londinenses van por el mismo camino: paisajes urbanos y retratos, en este caso de personajes de la vida cultural británica.

Estos jugadores de ajedrez y su estudio preparatorio son un trabajo juvenil del artista 

 
FICHA TÉCNICA
CARL RANDALL
ESTUDIO PARA AJEDREZ, 1994
CARBONCILLO Y TIZA SOBRE PAPEL. 35 x 23 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR 

CHESS (AJEDREZ), 1994
ÓLEO SOBRE PAPEL. 150 x 100 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR


miércoles, 27 de marzo de 2024

AHOGADO, POR NEIL LAWSON BAKER


Stalemate (ahogado) es un proyecto de escultura pública del inglés Neil Lawson Baker (1938-2022).

El artista dijo que la obra fue concebida durante su proceso de divorcio, por lo que el ahogado era una sensación muy vívida que tenía en aquel momento. El plan era vender el proyecto a alguna ciudad que fuese a albergar un campeonato del mundo de ajedrez. El tablero carece de piezas porque el artista quería componer una posición real de ahogado y añadir trebejos que aludieran a la imagen corporativa del patrocinador.

Curiosamente, Lawson Baker no se dedicó al arte hasta cumplir los setenta años de edad. Antes desarrolló una carrera como odontólogo durante más de cuarenta años. ¡Nunca es tarde para el arte!

FICHA TÉCNICA
STALEMATE (TABLAS POR AHOGADO), 1994
MADERA. 40 x 25 x 15 cm.
COLECCIÓN DEL ARTISTA

 

martes, 26 de marzo de 2024

DICE QUE ESTOY MEJORANDO


Al contrario que la imagen de ayer, este Él dice que estoy mejorando de Daniel Levine parece más fácil de interpretar. Un padre y un hijo, el progenitor alaba los avances del niño en el juego. Pero si miramos más allá la cosa se complica. ¿Qué está pasando en el tablero? ¿Está el niño pintando de colores los escaques o, al contrario, está pintándolos de negro?

FICHA TÉCNICA
DANIEL JOSEPH LEVINE
HE SAYS I'M GETTING BETTER (ÉL DICE QUE ESTOY MEJORANDO), 2019
CARBONCILLO, PASTEL, PAPEL DE CALCO SOBRE MASONITA . 30 x 40 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

lunes, 25 de marzo de 2024

DANIEL JOSEPH LEVINE


En su página web el artista Daniel Joseph Levine hace la siguiente declaración:
Mi trabajo trata sobre el aislamiento, los sueños y la naturaleza poco fiable de los recuerdos. 
Una obra inquietante, con personajes, como no podía ser menos dada la declaración de intenciones precedente, solitarios y entregados a actividades extrañas y poco discernibles. Con unos títulos que no hacen sino añadir misterio a las composiciones.

No me gusta recurrir en exceso a la écfrasis para hablar de cuadros, pero no se me ocurre una mejor aproximación en este caso. 

Un interior por el que parece discurrir un curso de agua, que termina embalsándose y sirviendo de abrevadero a un par de aves (¿palomas, cuervos?) mientras son observadas por un niño, que aparece semiescondido  detrás de un tabique, es el perturbador preámbulo de la escena principal. 

Esta nos muestra a una persona que juega al ajedrez sentado a una mesa mientras fija una sombría mirada en un punto indeterminado situado fuera del cuadro. Mientras dos extrañas figuras se asoman por una ventana rematada en un arco de medio punto. Una de las figuras se inclina sobre el tablero hasta llegar a apoyar los antebrazos sobre él.

Solo aquí arriba es el título de la obra. ¿Solo? ¿No son pues las otras figuras que lo acompañan reales? ¿Acaso son el fruto de su imaginación? Es un tópico decir que frente al tablero llega un momento en que el principal rival somos nosotros mismos. Nuestros miedos, nuestras limitaciones. ¿Son acaso los personajes que acompañan a nuestro jugador la representación de sus temores? Difícil decirlo.


FICHA TÉCNICA
ALONE UP HERE (SOLO AQUÍ ARRIBA), 2020
ACRÍLICO, GOUACHE Y CARBONCILLO SOBRE CARTÓN
COLECCIÓN PARTICULAR

domingo, 24 de marzo de 2024

DÉCONSTRUCTION


Déconstrction es un cortometraje de Fabrice Cilpa que explora en mundo de las relaciones de pareja. Montado a base de planos fijos, nos cuenta la historia de un trío. En un impersonal apartamento, ubicado en un barrio impersonal, una pareja desarrolla una serie de acciones cotidianas. Hacen el amor, dedican tiempo a la higiene personal, preparan y toman el desayuno, escuchan la radio, ven videos en la televisión, fuman en el balcón (él).

Los personajes no hablan entre sí, aunque unos subtítulos nos muestran un diálogo entre ellos en los que se preguntan por la fidelidad, el fin del deseo, los cambios que el tiempo produce en las personas.

La presencia de un tercer servicio de mesa nos anuncia que un invitado va a llegar. Se prepara la comida y después el hombre y el invitado juegan una partida de ajedrez mientras la mujer come una manzana. Los personajes intercambian miradas significativas entre sí mientras se disputa la partida. Después del juego, se muestran imágenes similares hasta que la ausencia de un cepillo de dientes sobre el lavabo nos descubre que el hombre se ha quedado solo en el apartamento.

Fabrice Cilpa practica un cine alternativo en el que busca retratar a la gente en su entorno cotidiano. Sus obras traslucen una visión melancólica de la vida. También es fotógrafo especializado en fotografía callejera, campo en el que sigue los mismos presupuesto estéticos que en su cinematografía. Es el fundador y editor de Life is Scene, una cuenta dedicada a difundir el trabajo de fotógrafos callejeros no profesionales.

El cortometraje al completo puede verse aquí.

FICHA TÉCNICA
FABRICE CILPA
DÉCONSTRUCTION
LES FILMS DU MÉPRIS, 2008