sábado, 21 de septiembre de 2019

EN LAS CALLES DE... SOFÍA (BULGARIA)


En las calles de Sofía (Bulgaria) se juega al ajedrez. En esta foto del francés Guy Le Querrec (1941) vemos una partida disputada con gran expectación en los jardines municipales. La imagen es de 2002.

Por cierto, están utilizando el mítico reloj Jantar de fabricación soviética.

jueves, 19 de septiembre de 2019

BODEGÓN DE AJEDREZ Y PIPA DE HIPÓLITO HIDALGO DE CAVIEDES


Hipólito Hidalgo de Caviedes (1902-1994) fue un pintor, ilustrador y muralista español. Su obra fue fundamentalmente figurativa aunque, como podemos ver en este Bodegón de ajedrez y pipa de 1959, deudora del cubismo.

El editor, bibliófilo y divulgador del ajedrez en todas sus vertientes Ricardo Lamarca me puso en la pista para localizar este cuadro. 



FICHA TÉCNICA
HIPÓLITO HIDALGO DE CAVIEDES
BODEGÓN DE AJEDREZ Y PIPA (1959)
ÓLEO SOBRE LIENZO. 86 X 102 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

lunes, 16 de septiembre de 2019

LOS PEONES DE PUTIN


Editorial gráfico de Phil Hands, publicado en el Wisconsin State Journal en 2018. En ella se sostiene que los extremistas de ambos bandos no son sino peones al servicio del presidente ruso, Vladimir Putin.

sábado, 14 de septiembre de 2019

EL AGENTE DE C.I.P.O.L. EL GAMBITO GIUOCO PIANO

The Man from U.N.C.L.E. (El agente de C.I.P.O.L. en España) fue una de las series de televisión que más me gustaban en mi más tierna infancia. Quizá parte del placer que me proporcionaba fueran las dificultades que tenía que superar para verla y que constituían en sí mismas una pequeña aventura. Mis padres eran inclementes con la hora en la que debía acostarme y la serie empezaba justo cuando yo tenía que irme a la cama. Así que tenía que irme a mi habitación, meterme en la cama, hacerme el dormido y saltar de ella como un resorte en cuanto juzgaba que había pasado el tiempo suficiente para que mi madre hubiera regresado al salón. Solo quedaba descorrer mínimamente la puerta del salón y ver desde el pasillo el episodio en cuestión. ¡Ah, y estar preparado para huir ante cualquier movimiento inesperado!

El agente de C.I.P.O.L. pertenece a un género que podríamos llamar series de «la distensión», ese periodo de la Guerra Fría en que las tensiones entre los U.S.A. y la U.R.S.S. se calmaron un poco y que duró más o menos desde principios de los años sesenta hasta  finales de los setenta del siglo XX. El enemigo en este género deja de ser el bloque del este y se sustituye por  organizaciones criminales que quieren sojuzgar a la humanidad y hacerse con el control mundial. Aunque esas organizaciones suelen presentar todos los rasgos que la sociedad norteamericana atribuía a los soviéticos y al público no le quedaba duda de quienes eran los malos, al menos las apariencias quedaban salvadas. En el caso del agente de C.I.P.O.L. dicha organización era T.H.R.U.S.H. y la forma de combatirla unir fuerzas. Así, un agente norteamericano, Napoleón Solo (Robert Vaughn), y uno soviético, Ilya Kuryakin (David McCallum), se enfrentarán a los malvados planes de los criminales.

El episodio siete de la primera temporada lleva el insólito título de The Giuoco Piano Affair (El caso Giuoco piano) y, sí, tiene que ver con el ajedrez aunque quizá no con la apertura del mismo nombre. O al menos eso creo.

La historia es la siguiente. Los de C.I.P.O.L. están persiguiendo a los malosos de turno, que están capitaneados por la bella Gervaise Ravel (Anne Francis) y su marido. Entre Gervaise y Napoleón Solo pronto se establece una dialéctica que utiliza términos ajedrecísticos como metáfora de su enfrentamiento. El plan concebido por los agentes de C.I.P.O.L. implica ofrecer como cebo a la novia de Ilya Kuryakin —Marion Raven (Jill Ireland)— para distraer la atención de Gervaise y atraerla al mismo tiempo a una trampa. Así se entenderá mejor el siguiente diálogo, pensado posiblemente para hacer comprensible el título al espectador no versado en ajedrez.

Napoleón Solo 
—¿Juega usted al ajedrez, srta. Ravel? 
Gervaise Ravel
— Claro, pero ahora mismo no me apetece.

Napoleón Solo 
—Entiendo. En el gambito Giuoco piano, alfil cuatro alfil dama, la dama mueve a caballo 3 y queda descolocada.

Gervaise Ravel
—Pero su dama está amenazada. No se arriesgará. Yo creo que es un farol.

Napoleón Solo
—No, no es un farol. El caballo blanco está protegiendo a mi dama 

Gervaise Ravel
—Usted no tiene un caballo blanco.

Pero sí lo tenía, Ilya Kuriakin se encamina a liberar a Marion de sus secuestradores y Napoleón Solo logra detener a los conspiradores. El parlamento final de este incide en el mismo tópico:
Napoleón Solo
—La partida ha terminado, Gervaise. Damas, caballos y peones han hecho sus jugadas. El rey está perdido. Jaque mate. 
Siguiendo con la idea planteada más arriba, la subtrama ajedrecística es un reflejo de la trama principal. Napoléon Solo como rey de las blancas —¿qué otro color pueden llevar los buenos?— realiza una maniobra de distracción para desviar a la dama negra —¿qué otro color pueden llevar los malos?— y dar jaque mate al rey negro, el marido de Gervaise. Los peones blancos son los policías al servicio de la ley y los peones negros, los esbirros al servicio de T.H.R.U.S.H. Los alfiles se quedaron sin papel en este capítulo. 

La verdad es que todo parece un poco traído por los pelos. El Giuoco piano es la variante principal de la Apertura italiana (1. e4 e5 2.f3 c6 3. c4 c5) y que yo sepa ni existe el gambito Giuoco Piano ni en ninguna variante se desvía a la dama negra a b6, al menos en la apertura. Lo que habría tenido lógica como título sería «Sacrificio de Dama» ya que el hecho de permitir el secuestro de Marion lleva directamente a la muerte del rey negro, pero no debió ocurrírseles la idea. Por cierto, contraviniendo la leyes del ajedrez, las negras siguen jugando sin rey. Pero claro, su reina era mucha reina.

Además de la trama, hay dos secuencias en el capítulo en las que sale el ajedrez, sin duda con la intención de subrayar la esencia ajedrecística del argumento. Ambas transcurren en una fiesta que que se celebra en el apartamento de Marion —a la que después se identificaría como la dama blanca— y están distribuidas de forma simétrica; una poco después del principio de la acción y la otra hacia el final. 


En la primera, que transcurre antes del inicio de la misión, vemos como un hombre permanece meditando delante de un tablero de ajedrez en el que, después de varios titubeos, realiza una jugada. No tiene rival y después de mover sigue pensando. En ese momento llegan Napoleón Solo e Ilya Kuryakin a la fiesta. Kuryakin se acerca al tablero y hace ademán de jugar una pieza pero el hombre se lo impide de un manotazo y sigue mirando el tablero.


Cumplida la misión, todos regresan al apartamento de Marion, y esta es la segunda escena, donde todo sigue igual a pesar de que habían pasado varios días (eso sí que eran fiestas). Kuryakin vuelve a acercarse al tablero y esta vez realiza una jugada sin la oposición del hombre. Este se muestra sorprendido y después enfadado. Para terminar, barre de un manotazo las piezas del tablero. ¡Qué mal perder!



martes, 10 de septiembre de 2019

EN LAS CALLES DE... COYOACÁN. MÉXICO


Fotografía del mexicano de origen español Pedro Meyer (1935) realizada ayer, 9 de septiembre de 2019, en el zócalo de Coyoacán, una de las dieciséis alcaldías de Ciudad de México. En su página de Facebook, Meyer considera que esta foto, que se inscribe en la mejor tradición de la fotografía documental, demuestra que cierta forma de vida, alejada de la prisa y la consulta obsesiva del teléfono móvil, es aun posible.

Pedro Meyer es un divulgador constante de la fotografía mediante la creación de fundaciones, museos y páginas web.

sábado, 7 de septiembre de 2019

miércoles, 4 de septiembre de 2019

XUEPING ZHANG


Dibujo de la artista de origen chino pero residente en los EE. UU. Xueping Zhang. Según la propia artista, desde 2014 su producción se centra en obras realizadas con lápiz y tinta sobre papel, en los que retrata la vida cotidiana de mujeres dedicadas al ocio en un entorno natural. 

FICHA TÉCNICA
XUEPING ZHANG
PIECES OF CHESS (PIEZAS DE AJEDREZ), 2017
LÁPIZ Y TINTA SOBRE PAPEL. 27,9 x 35,6 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

lunes, 2 de septiembre de 2019

EL JUEGO DE AJEDREZ DE EVARISTO VALLE


Como complemento a la entrada de ayer sobre Evaristo Valle, traemos a colación un párrafo de su Autobiografía breve en el que se menciona el ajedrez.
Cuatro años llevo en casa y sin pintar. Desde aquellos últimos días de París, si no hay vértigo, de cuando en cuando mis nervios lo inventan. Un escultor de Castro Urdiales, Zenobio Barrón, que vive en Gijón, por esta época, se me ofrece a acompañarme. Le agradezco y acepto el ofrecimiento. Porque con compañía mis nervios, en la calle, no se alteran y el temor al vértigo desaparece. Paseos por el campo. Miro. Veo. Me exalto. Todo me admira. Con estas visiones lleno mi almacén. Recaídas luego en el café, ajedrez.
Estas impresiones son de 1935, época en la que Valle está pasando por graves dificultades económicas y problemas de salud. Como dijimos, el artista gijonés padeció agorafobia y del párrafo precedente parece deducirse que el ajedrez le ayudaba en sus momentos de crisis. 

Quizá alguna de estas crisis las combatiera jugando con el tablero que mostramos en las fotografías, que Evaristo había heredado de su padre, Evaristo del Valle Álvarez, quien había ejercido diversos cargos públicos en Filipinas donde reunió una colección de arte oriental que hoy se conserva en la Fundación Museo Evaristo Valle

Es un juego de ajedrez chino de mediados del siglo XIX; y de los trebejos expuestos se deduce que Valle debió poseer al menos dos juegos de piezas porque hay cuatro caballos de cada color con una ligera diferencia de tamaño.


FICHA TÉCNICA
TABLERO DE AJEDREZ DE MADERA LACADA
44,7 x 44,7 x 4,4 cm
PIEZAS DE AJEDREZ DE MARFIL TALLADO
7,5 x 2,5 Y 9,5 x 2,7
CHINA. DINASTÍA QING (PRINCIPIOS O MEDIADOS DEL SIGLO XIX
FUNDACIÓN MUSEO EVARISTO VALLE. GIJÓN



domingo, 1 de septiembre de 2019

EVARISTO VALLE EN PARÍS

Una nueva visita a la Fundación Museo Evaristo Valle de Gijón, aprovechando que estábamos jugando el V Open Internacional del Grupo Cultural Covadonga, nos deparó una agradable sorpresa, esta vez relacionada con la vida del pintor.

De Evaristo Valle ya publicamos hace tiempo una nota sobre su obra de 1949 «Los ajedrecistas». Hoy nos vamos a centrar en una olvidada anécdota que hemos recuperado de su autobiografía y que resumimos a continuación.

Estando en París, a principios del siglo XX, recibió Evaristo la visita de un paisano suyo de Gijón al que le había tocado algo de dinero en la lotería y quería gastarlo en el sueño de su vida, que era conocer la capital de Francia. Allí se pegó como una lapa a Evaristo, quien lo paseó por todos los museos y galerías de la ciudad. Remataban las noches en un cafetín de Montmartre donde también se reunía la colonia rusa. Entre ellos, una pareja jugaba incansablemente al ajedrez. Uno era alto y pelirrojo —«roxu» dirían los asturianos—,  el otro calvo y de ojos penetrantes. Una noche el pelirrojo faltó a la cita y el calvo buscó rival. Lo encontró en Evaristo Valle y disputaron tres enconadas partidas que terminaron en tablas.



El amigo se quedó sin dinero, regresó a Gijón y pasó el tiempo. Años después llegaron noticias a España de la revolución rusa y los periódicos empezaron a publicar fotos de los líderes revolucionarios. El amigo reconoció inmediatamente a uno de ellos. Era la persona que había jugado al ajedrez con Evaristo Valle en Montmartre: Lenin. Emocionado, se lanzó a proclamar la buena nueva a los cuatro vientos. No hubo local de Gijón, ya fuera casino, café, sidrería o chigre, donde no contara que Evaristo no solo había jugado al ajedrez en París contra Lenin sino que había entablado las tres partidas. Sin enterarse, Evaristo Valle consiguió una popularidad que ni su obra pictórica ni su obra literaria le habían granjeado hasta la fecha.

A su vuelta a Gijón, ignorante de todo el asunto, la gente asaltó en masa a Evaristo para preguntarle cómo era Lenin, de qué habían hablado, qué opinaba de los soviets, etcétera, etcétera, etcétera. Familiares y amigos, periodistas de todos los medios escritos del principado, y hasta alguno de la capital, y meros curiosos le esperaban a la puerta de su casa. Evaristo, que era melancólico, muy solitario y que en determinados momentos de su vida padeció agorafobia, negó la mayor. No había jugado con Lenin, había jugado con un ruso calvo y de ojos penetrantes que jugaba bien al ajedrez, pero no con Lenin. Pero la gente no le creyó. Pensó que la proverbial modestia de Valle le impedía reconocer el hecho. «Cómo es Evaristo —dijeron— siempre haciéndose de menos». Y siguió durante un tiempo siendo un héroe para sus convecinos.

¿La verdad? ¿Quién lo sabe?


FICHA TÉCNICA
EVARISTO VALLE
RECUERDOS DE LA VIDA DEL PINTOR
TRAMA EDITORIAL. MADRID, 2000

MARÍA JOSÉ ACOSTA
LENIN CONTRA VALLE (2019)
LÁPIZ SOBRE PAPEL. 
COLECCIÓN PARTICULAR

jueves, 29 de agosto de 2019

FRESAS SALVAJES

Al comienzo de la película de Ingmar Bergman Smultronstället (Fresas Salvajes. Svensk Filmindustri, 1957), mientras el personaje protagonista del filme Isak Borg —interpretado por Victor Sjöström— se está presentando a sí mismo como un intelectual meticuloso pasa cerca de un tablero de ajedrez con una posición aparejada. Borg se detiene un momento y hace ademán de mover una pieza pero cambia de opinión y abandona la sala.

Es otro de los innumerables ejemplos en los que se usa el ajedrez para caracterizar a un personaje como alguien reflexivo, tranquilo y con alta preparación intelectual.


martes, 27 de agosto de 2019

LAS SIETE VIDAS DEL GAVILÁN

Les Sept Vies de l’Épervier —en castellano Las siete vidas del gavilán— es una serie de cómics realizada por los franceses André Julliard (1948), dibujos, y Patrick Cothias (1948),  guion. Originariamente se editó en la revista Circus entre 1983 y 1991.

La acción transcurre en la Francia de finales del reinado de Enrique IV —el de «París bien vale una misa»— y comienzos del de Luis XIII. Durante la cuarta vida de la rapaz que da título al conjunto vemos una escena en la que aparece una partida de ajedrez. Los contendientes son el propio Enrique IV y un comandante de su guardia personal —Germain Grandpin—; que es también su guardaespaldas y cómplice en las francachelas que de incógnito se corre el Borbón.

En el contexto de la historia, la acción muestra un accidente casual causado por el mal perder del monarca. Al tirar las piezas, es precisamente el rey de Enrique IV el que cae en la chimenea y se quema. Enrique, que era supersticioso y al que habían hecho una profecía desfavorable unos días antes, queda impresionado por el hecho.




La página completa donde se desarrolla la escena.


FICHA TÉCNICA
ANDRÉ JUILLARD (DIBUJOS)
PATRICK COTHIAS (GUION)
LAS SIETE VIDAS DEL GAVILÁN. TOMO INTEGRAL
NORMA EDITORIAL. BARCELONA, 2004

lunes, 19 de agosto de 2019

JAN VYČÍTAL


¿Por qué demonios te crees que tienes que jugar siempre con negras?

Viñeta de Jan Vyčítal, un polifacético artista checo. Vyčítal es músico (cantante, instrumentista y letrista) y dibujante de viñetas cómicas.

Nuestro corresponsal en la República Checa, el maestro FIDE Eduardo Serrano, se encargó de la traducción.

¿Tendrán buena (mala) suerte los gatos negros al jugar con piezas negras?

sábado, 17 de agosto de 2019

IRINA SHAYK


La revista de moda Harper's Baazar ha dedicado un artículo de su especial de verano a la modelo rusa Irina Shayk. Fiel al estilo de este tipo de publicaciones la modelo, fotografiada por Zoey Grossman, posa con distinto vestuario en distintos ambientes y luciendo distintos complementos. Como suele ser relativamente habitual, una de las fotos se realizó frente a un tablero de ajedrez, buscando el plus de charme que el ajedrez proporciona, y como lamentablemente pasa muchas veces, el tablero está mal colocado —la casilla blanca a la izquierda— y la posición parece haber sido dispuesta de cualquier manera.

En los créditos de la revista se cuentan no menos de veinte personas en la realización de este reportaje. Fotógrafos, periodistas, productores, maquilladores, peluqueros. ¡Qué pena que ninguno de ellos supiera colocar bien un tablero!

También se hizo un pequeño video cuya dramaturgia no mejoró precisamente la cosa.






jueves, 15 de agosto de 2019

LOVE CITY

Nine Muses es un grupo de música pop de Corea del Sur. En el video promocional de su tema Love City, incluído en el álbum Muses Diary Part. 3: Love City (Genie Music, 2017) aparece el ajedrez de forma incidental.




Las imágenes contextualizadas pueden verse en el video oficial.

sábado, 10 de agosto de 2019

CHIE YOSHII


Chie Yoshii (1974) es una artista japonesa residente en los Estados Unidos. Su producción artística se centra en la representación de personajes femeninos, muchas veces reinterpretaciones de figuras de la mitología greco-romana, en una naturaleza idealizada y repleta de animales de todo tipo.

En el cuadro que les mostramos, una joven, acompañada por un pequeño ejército de animales —un zorro, un cachorro de tigre y un ave que no acierto a identificar— se dispone a efectuar una jugada en un tablero que presenta unos trebejos de marfil tradicionales de China. La escena se desarrolla en un ambiente íntimo, con un reloj  de arena midiendo el tiempo y una taza donde humea un café o una infusión junto al tablero. Los animales miran fijamente la posición del tablero, que parece igualada y esconde una sorpresa. Veamos el diagrama siguiente:


Es la posición final de la partida que enfrentó a Garry Kasparov contra la computadora ChessGenius3 en la 1ª ronda del torneo PCA/Intel-GP, celebrado en Londres en 1994 y  organizado por la Asociación Profesional de Jugadores de Ajedrez —una escisión de la FIDE activa entre 1993 y 1996—. Esta partida selló la sorprendente eliminación de Kasparov, que había perdido con negras la primera de las dos partidas programadas. El honor humano lo recuperó en la tercera ronda —en la segunda la computadora se cargó también a Nikolic— el indio Viswanathan Anand, posteriormente Campeón del Mundo.

La abrupta aparición de la tecnología en el mundo de Chie Yoshii, poblado de elementos naturales y en el que los pocos objetos que aparecen son «amablemente analógicos» —espejos, libros, pomas de esencias— abre nuevas perspectivas a la interpretación del cuadro. El ajedrez conlleva implícitamente la noción de lucha. En el universo creativo de Chie Yoshii no existe aparentemente el conflicto, los animales se muestran amistosos y la naturaleza derrama sus bienes sobre los personajes. ¿Podría querer representar la partida de ajedrez la defensa de su mundo mágico, enigmático y sensual frente a la fría irrupción de lo digital?


FICHA TÉCNICA
CHIE YOSHII
CHESS (2018)
ÓLEO SOBRE TABLA. 40,6 x 50,6 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

jueves, 8 de agosto de 2019

FERNANDO DE FILIPPI


Fernando de Filippi (1940) es un artista italiano de vanguardia que se encuadra en la llamada Nueva Figuración o Neofigurativismo, el movimiento que reaccionó contra la abstracción volviendo a incluir la figura humana en las composiciones aunque sin olvidar los descubrimientos expresivos de la generación anterior. A mediados de los años setenta del siglo XX, de Filippi empezó a lanzar consignas sobre la condición del arte en la sociedad mediante carteles pegados a las paredes de la ciudad, lo que le convierte en una especie de precedente del street art actual.

Efectivamente, la obra de de Filippi es sobre todo conceptual, acercándose en ocasiones a lo que se conoce como «apropiacionismo». En este sentido, el artista italiano eligió la figura de Lenin como base de una parte importante de su obra. En estos trabajos es el propio artista el que sustituye al dirigente soviético en un proceso de transformación que queda documentado fotográficamente. Lo que interesa al artista no es tanto la figura histórica de Lenin como la imagen que de él dan los documentos gráficos que se conservan.

De Filippi se ha inspirado para este cuadro en concreto en una célebre foto en la que se ve a Lenin jugando al ajedrez contra Alexander Bogdanov en compañía de Maxim Gorki y otros revolucionarios. La foto se tomó en la residencia que Gorki tenía en Capri en Abril de 1908. Esta instantánea se hizo famosa por la progresiva desaparición de las personas retratadas según iban cayendo en desgracia ante los líderes bolcheviques. En ARTEDREZ hablamos de esa foto aquí.

FICHA TÉCNICA
FERNANDO DE FILIPPI
LENIN DE VISITA EN CAPRI, DONDE FUE INVITADO DE MÁXIMO GORKI EN 1908 (1972)
ACRÍLICO SOBRE LIENZO. 140 x 140 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

domingo, 4 de agosto de 2019

KÁRPOV EN YÁSNAIA POLIANA


Un joven Anatoly Karpov, dos años antes de proclamarse el décimo segundo Campeón Mundial de Ajedrez, contempla uno de los tableros de ajedrez de Lev Tolstói en la casa museo del escritor en Yásnaia Poliana. Fotografía de 1973 de Vladimir Savostyanov.

miércoles, 31 de julio de 2019

EN LAS CALLES DE... LA HABANA. DAVE JORDANO

Dave Jordano (1948) es un fotógrafo estadounidense radicado en Chicago. Especializado en fotografía documental, le interesan fundamentalmente los entornos urbanos y las personas que viven en ellos. Paralelamente, desarrolla un exitosa carrera como fotógrafo publicitario. En 2016, viajó a Cuba. De ese viaje es la fotografía que mostramos, tomada en el centro de La Habana, y titulada por el fotógrafo Partida de ajedrez callejera.


Dave Jordano
Partida de ajedrez en la calle. La Habana. Cuba. 2016

martes, 30 de julio de 2019

LA CHICA Y EL AJEDREZ


Wang Neng Jun (1982) es un pintor chino adscrito a la corriente realista, que está experimentando un notable impulso en este siglo XXI. Fundamentalmete retrata personajes femeninos, casi siempre ensimismados y de aspecto melancólico, localizados en ambientes indeterminados, frecuentemente al aire libre, y a veces acompañados de algunos objetos fuera de contexto: peceras, arcos y flechas, un ajedrez —como en el caso que presentamos— o relojes de arena. Todo junto parece sugerir un sutil simbolismo que se nos escapa, probablemente por la distancia cultural que nos separa de China. 

En La chica y el ajedrez la modelo se sitúa sobre un tablero de ajedrez en el que algunas piezas están flotando y otras  aparecen derribadas en el suelo. En la pared, un enigmático semicírculo, que parece pintado sobre la pared, presenta una aguja solitaria, mientras que la chica evita al espectador y dirige su mirada hacia algún lugar fuera del cuadro.

FICHA TÉCNICA
WANG NENG JUN
LA CHICA Y EL AJEDREZ
ÓLEO SOBRE LIENZO. 110 x 68 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

viernes, 26 de julio de 2019

RUTGER HAUER


Ha fallecido el actor Rutger Hauer, protagonista del que para muchos es el mejor mutis de las historia del cine:
I've seen things you people wouldn't believe.  Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die.
Blade Runner (Ridley Scott)

Que en España, con la voz de Constantino Romero y la adaptación de Miguel Ángel Valdivieso, escuchamos así:
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.

Del ajedrez en "Blade Runner" ya hablamos hace tiempo. Así que hoy traemos otra imagen en la que Rutger Hauer aparece junto a un tablero  como homenaje al actor holandés.

Se trata de una fotografía correspondiente a un episodio de la serie de terror creada por Nick Antosca y distribuida por la NBC Universal "Channel Zero; Butcher's Block" de 2018.

La noticia del fallecimiento de Rutger Hauer me sorprendió fuera de cobertura. Pero mi gran amigo Naco Pérez Ortiz estuvo perfecto al quite. Gracias, amigo.






jueves, 25 de julio de 2019

MESA DE NEGOCIACIÓN


Eneko (Eneko de las Heras, 1963) es un editorialista gráfico invitado asiduo de ARTEDREZ. Venezolano de origen vasco, suele utilizar el ajedrez como herramienta para comentar la actualidad.

La viñeta de hoy, publicada en el diario Público el 23 de julio de 2019, explica las tensas negociaciones para lograr un acuerdo de investidura en España entre los líderes de las formaciones de "izquierdas".

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias maniobran, cada uno a espaldas de su rival, en un tablero que recuerda al conocido como ajedrez vienés. Básicamente esta variante heterodoxa de ajedrez se juega poniendo una barrera entre los dos contendientes para que estos vean solo la mitad del tablero que tienen enfrente. Luego, cada uno de los jugadores dispone sus piezas  de forma aleatoria, en las casillas que desee, respetando solo la alternancia de colores de los alfiles. Cuando han terminado, se retira la barrera, y se empieza la partida con las reglas habituales. Poco que ver con la política donde si hay alguna regla es que no hay ninguna regla.



viernes, 19 de julio de 2019

EL MOVIMIENTO DEL CABALLO

El pasado 17 de julio falleció Andrea Camilleri, quizá el más popular de los escritores italianos de este primer cuarto del siglo XXI. Camilleri es el creador del personaje Salvo Montalbano —cuyo nombre rinde homenaje al escritor español Manuel Vázquez Montalbán—, comisario, Montalbano decimos, de la ficticia localidad siciliana de Vigàta, en la no menos ficticia provincia de Montelusa, y protagonista de una serie de novelas policiacas a las que que el autor italiano debe su éxito. 

En El movimiento del caballo, novela que no pertenece al ciclo de Montalbano —si se me permite la irreverencia, las mejores obras de Camilleri que he leído: La concesión del teléfono, El beso de la sirena, La muerte de Amalia Sacerdote, además de la que estamos comentando, no están protagonizadas por Montalbano—, el ajedrez tiene una presencia tan importante que está presente hasta en el título.


El leitmotiv de la obra es el enfrentamiento entre un funcionario público genovés, aunque de ascendencia siciliana, y la oligarquía terrateniente de Montelusa. El funcionario intenta conseguir que se pague el impuesto que grava la molienda, los terratenientes quieren seguir defraudando al Estado. Para neutralizar los intentos del funcionario de llevar adelante sus planes, la mafia local le acusa de un asesinato que no ha cometido y logra que sea encarcelado. Pero el funcionario, que conoce bien la mentalidad meridional no en vano sus padres eran también sicilianos, se va a defender con tenacidad. Tomando como inspiración el juego del ajedrez, va a considerar su enfrentamiento con sus enemigos como una partida de ajedrez en el que la precisión de los movimientos a ejecutar es vital. A continuación transcribimos parte de la deposición hecha ante el juez instructor por nuestro funcionario:
A mi pregunta de dónde había nacido contestó primero que en Génova y después que en Vigàta, pero que se había arrepentido y que, en el momento presente, tendía a considerarse decididamente natural de Vigàta.
A la extrañeza de esta aseveración, tras haber señalado su condición de buen jugador de ajedrez por más que en la actualidad estuviera un poco desentrenado, añadió que, en el transcurso de la noche de insomnio pasada en el calabozo de la comisaría, había reflexionado largo rato acerca del esquema de juego y que por ello consideraba ganadora la jugada del caballo.
Por lo menos así creo que se expresó, pues el abajo firmante no es versado en el juego del ajedrez.
La novela comienza con un epígrafe atribuido al decimosegundo campeón del mundo, Anatoly Karpov, aunque sin referencias a cuál puede ser la fuente:
El caballo es la única pieza de juego que puede saltar por encima de las demás. Se mueve de de una manera verdaderamente especial, describiendo una L: primero dos casillas en horizontal o en vertical, como una torre y después una casilla a la derecha o a la izquierda. Un detalle que no hay que olvidar: un caballo que sale de una casilla negra siempre va a parar a una blanca. Y, al contrario, un caballo que se mueve desde una casilla blanca llega siempre a una casilla negra. El caballo puede saltar por encima de cualquier pieza.
Al parecer corresponde a un manual de ajedrez destinado al público infantil editado por Disney: Il manuale degli scacchi di Anatolij Karpov. Disney, 1997 (edición española  Juega al ajedrez con Anatoly Karpov. Everest. León, 1999). Aunque mantenemos ciertas reticencias a aceptar que el texto precedente sea realmente de Karpov, sin duda esta introducción pretende dar la pauta de lo que será el comportamiento del protagonista de la novela.
 
FICHA TÉCNICA
ANDREA CAMILLERI
LA MOSSA DEL CAVALLO
RIZZOLI. MILANO, 1999


EL MOVIMIENTO DEL CABALLO
SALAMANDRA. BARCELONA, 2003
TRADUCCIÓN DE MARÍA ANTONIA MENINI PAGÈS




jueves, 18 de julio de 2019

TREVOR ARIZA


Fotografía del jugador de baloncesto norteamericano Trevor Ariza (1985) realizada por motivos promocionales durante la estancia del jugador con los Houston Rockets (2009-2010).

domingo, 14 de julio de 2019

MELBOURNE CONTRA SIDNEY



ENCUENTRO DE AJEDREZ INTERCOLONIAL. 
LOS JUGADORES DE MELBOURNE EN LA OFICINA DE TELÉGRAFOS

En el número correspondiente al 4 de diciembre de 1873, la revista mensual The Ilustrated Australian News (publicada en Melbourne por Ebenezer y David Syme) daba noticia de un enfrentamiento ajedrecístico intercolonial que se había celebrado por telégrafo el mes anterior.

Los encuentros intercoloniales —hay que recordar que el territorio australiano estaba compuesto por una serie de colonias independientes que solo a principios del siglo XX se unieron en la Mancomunidad de Australia y se independizaron del Reino Unido— se remontaban a 1868, año en que se disputó un match entre Australia del Sur y Victoria, pero tomaron carta de naturaleza real a partir de 1970, cuando Victoria y Nueva Gales del Sur se enfrentaron en un evento que se convertiría en anual.

Los encuentros se disputaban, como se ha dicho, por telégrafo. Para garantizar que las líneas no estuvieran sobrecargadas, se elegían para ello días festivos. En el año que estamos comentando se estableció el 9 de noviembre, cumpleaños del Príncipe de Gales (Albert Edward, futuro Eduardo VII). Los equipos estaban formados por siete tableros que se emparejaban por sorteo y se estableció un control de dos horas para cada 30 movimientos. El tiempo se controlaba mediante un reloj de arena de una hora. Cada jugador, al efectuar un movimiento, detenía el reloj, poniéndolo horizontal sobre la mesa, y anotaba la jugada en una planilla que era llevada por un miembro de la organización al operador de telégrafos que se encargaba de transmitirla. A la inversa, cuando la contestación llegaba, el operador la anotaba en la planilla, se la entregaba a un miembro de la organización que la llevaba al jugador y volvía a poner vertical el reloj. De esta forma se conseguía jugar la partida prácticamente en tiempo real. Cada equipo destacaba a uno de sus miembros al campo rival para velar por la pureza del procedimiento.

La noticia venía ilustrada con un grabado de Simon Calvert (1828-1913) que representa el aspecto que mostraba la oficina de telégrafos de Melbourne, sede del equipo de Victoria, el día del encuentro. El equipo de Victoria estuvo representado por Burns, Goldsmith, Heap, Phillips, Sedgefield, Stanley y Stephen, con S. Phillips como enviado a Sydney; por parte de Nueva Gales del Sur se alinearon Ryan, Crain, Walker, Smith, Heydon y Fisher, más Hammond, que estuvo en Melbourne. Victoria se impuso por 4 ½ a 2 ½. Ambos equipos felicitaron efusivamente a Mr. Gillon, el responsable de telégrafos encargado del evento, por el perfecto cumplimiento de su misión.

sábado, 13 de julio de 2019

SARAH JAMES EDDY


Sarah James Eddy (1851-1945) fue una pintora y fotógrafa norteamericana especializada en platinotipia, una de las llamadas «impresiones nobles» de los fotógrafos pictorialistas. Eddy fue también una decidida activista social y militó en el movimiento a favor del sufragio femenino. También trabajó en defensa de los derechos de los animales y fue una destacada impulsora del veganismo.  

En 1929, Eddy publicó un libro titulado Alexander and some other cats (Alexander y algunos gatos más. Marshall Jones Company. Boston, Massachusetts, 1929) que es un compendio de historias, conocimientos científicos y fotografías sobre el universo gatuno, acompañado de unas notas biográficas sobre algunos felinos en concreto.

Las dos fotos que presentamos pertenecen a dicho libro (que puede consultarse on line aquí), la primera se titula «Ajedrez: el problema» y la segunda, «Ajedrez: la jugada».


miércoles, 10 de julio de 2019

PILOTOS DE LA RAF


Un grupo de pilotos de la RAF se entretiene jugando al ajedrez y fumando sus pipas con los Spitfire listos a sus espaldas. Estamos en 1940.

La imagen corresponde a un fotograma de The March of Time, una serie estadounidense de cortos de carácter documental que incluían reportajes y noticias y que se emitían en los cines antes de las películas. La serie se exhibió de forma ininterrumpida entre 1935 y 1951, cuando la generalización de la televisión en los Estados Unidos, con sus noticiarios diarios, dejaron anticuado este medio de propaganda.

Este episodio en concreto se emitió en octubre de 1940 con el título Britain's RAF: The Royal Air Force.

lunes, 8 de julio de 2019

UN ASUNTO DEL DIABLO

Un asunto del diablo es una fábula de Paolo Maurensig ambientada en un pequeño pueblo suizo. En italiano la publicó Einaudi, en 2018, y en castellano Gatopardo, el presente año de de nuestra salud de 2019. 

Dice la leyenda de aquel pueblo que una noche el gran Goethe había tenido que pernoctar en la localidad al sufrir un pequeño percance el carruaje que le transportaba a Italia. El poeta solo permaneció en el pueblo unas pocas horas pero su mera presencia inoculó un peligroso virus en la población: la literatura. Después de su visita todos en el pueblo, desde los más ancianos hasta los niños que apenas sabían juntar las letras, escribían. Y todos, por supuesto, ansiaban publicar.

¿Qué podía turbar la paz de este pequeño y apacible grupo de mansos y letraheridos ciudadanos? Pues que el diablo en persona, transmutado en editor, organizara un concurso literario en el pueblo.

Ya sabemos que a Maurensig le gusta mucho el ajedrez y que en varios de sus libros nuestro juego tiene una presencia fundamental. En esta obra solo hay una referencia incidental, sin embargo creo que no estará de más echar un vistazo.

Parece ser que el primero de estos furiosos altercados se desencadenó entre el doctor Meyer, un médico, y el maestro de primaria Webern. Los dos eran amigos desde la infancia, se trataban asiduamente con sus esposas, y desde hacía años solían desafiarse al ajedrez todos los sábados por la tarde en el café Oetker. Y cuando faltaron por primera vez a su acostumbrada cita del sábado, sus amigos se mostraron preocupados, pero ninguno de los dos quiso dar explicaciones. Al parecer, ambos habían discutido violentamente. Un testigo que había presenciado la escena afirmaba que el maestro Webern le había quitado de un manotazo el sombrero al doctor Meyer, y también lo había atacado verbalmente con un meridiano «Embadurnapapeles», ante lo que el doctor Meyer había replicado con un «Meatinta».

FICHA TÉCNICA
PAOLO MAURENSIG
UN ASUNTO DEL DIABLO
GATOPARDO. BARCELONA, 2019
TRADUCCIÓN DE CARLOS GUMPERT

IL DIAVOLO NEL CASSETTO
EINAUDI. TORINO, 2018



domingo, 7 de julio de 2019

MONTSE ALMONACID


Niña jugando al ajedrez es un óleo de la pintora Montserrat Almonacid de 2013. Es una obra biográfica con la que la autora quiere recordar las partidas de ajedrez que disputaba con su abuelo cuando era niña.

FICHA TÉCNICA
MONTSERRAT ALMONACID
NIÑA JUGANDO AL AJEDREZ. 2013
ÓLEO SOBRE TABLA. 25 x25 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

viernes, 5 de julio de 2019

NARANJITAS

A principios del siglo XX la compañía frutícola norteamericana Ely Gillmore Fruit Co., de Los Ángeles, California, diseñó una serie de etiquetas para las cajas en las que embalaban las naranjas con motivos ajedrecísticos. Faltan los peones, probablemente estarían en el campo recogiendo la fruta.







jueves, 4 de julio de 2019

JAQUE A LA DESCUBIERTA


Editorial gráfico de Dennis Gasgonia para la compañía filipina de radiodifusión ABS-CBN con motivo de las elecciones celebradas en Filipinas el pasado 13 de mayo de 2019. En ellas el presidente Rodrigo Duterte ha visto reforzada su amplia mayoría absoluta en el Parlamento. 

El editorialista considera que este triunfo supone un «jaque a la descubierta» a las fuerzas de la oposición, agrupadas en la coalición «Otso Diretso». Sin embargo, continúa diciendo que las próximas «jugadas» deben centrarse en los problemas del país más que en realizar estrategias arriesgadas (foolish gambits).