miércoles, 28 de julio de 2021

JUEGOS MENTALES


Fotografía del indio Guru Charan, que suele firmar su trabajo en la redes como geosmin_photography.

Tomada en Varanasi (la antigua Benarés), la más sagrada de las ciudades sagradas del hinduismo y el jainismo, en las orillas del Ganges, donde terminan sus días cientos de fieles hinduistas, muestra a un hombre —no nos atrevemos a decir si Sadhu o mendigo— simulando jugar al ajedrez con un pobre mono encadenado. 

Juegos mentales, tituló Charan a su fotografía.


jueves, 22 de julio de 2021

EL PRÓXIMO MOVIMIENTO, POR FÉLIX MILIUS


Félix Augustin Milius (1843-1894) fue un pintor y grabado francés autor de este óleo de 1874 titulado «El próximo movimiento». Es un tema que ya hemos visto otras veces en ARTEDREZ aunque la presentación en este caso es original.

La mujer, sumida en hondas reflexiones, contempla una pieza de ajedrez que parece una dama. No hay que pensar mucho para imaginar que el próximo movimiento será dar jaque al rey

domingo, 18 de julio de 2021

SAVIELLY TARTAKOWER, POR ABRAHAM BARATZ



Abraham Baratz (1895-1975) nacido en Besarabia, cuando esta región formaba parte del Imperio Ruso (luego perteneciente a Rumanía) aunque Abraham terminaría emigrando a Francia, fue un ajedrecista de segunda fila no ajeno a algunos triunfos notables. Tres veces campeón de París en los años 20, ganador de dos torneos de Hastings (en 1927 y 1928) y representante de Rumanía en las Olimpiadas de Ajedrez de Hamburgo (1930) y Praga (1931).

Sin embargo, Baratz viene hoy a ARTEDREZ por su faceta de artista. Formado como escultor en la Escuela de Bellas Artes de París, realizó un buen número de esculturas tanto en piedra como en bronce en su taller de Montmartre. Probablemente, su obra más conocida sea el altorrelieve que corona la lápida de Alexander Alekhine en el cementerio parisino de Montparnasse. Por testimonios de Tartakower se sabe que esculpió los bustos de varios maestros de ajedrez y algún grupo en el que se mostraba una partida de ajedrez, pero no hemos sabido encontrar rastro de estas obras en la red.

En los descansos de los torneos, Baratz se dedicaba a realizar retratos de sus colegas, como este, precisamente de Tartakower, publicado por la revista L'Echiquier de Paris en 1953.
 

sábado, 17 de julio de 2021

ZWY MILSHTEIN



Hace tiempo que presentamos al artista Zwy Milshtein (1934-2020), un creador cosmopolita y polifacético. En esa presentación recordamos que el autor amaba el vodka y el ajedrez. El ajedrez, mucho. 

En 1966, Milshtein viajó a Nueva York con una carta de presentación para Marcel Duchamp, a quien ansiaba conocer; no le hizo falta. Le bastó con mencionar el ajedrez, la mejor recomendación ante Duchamp. Marcel lo llevó a conocer los clubes de ajedrez que frecuentaba en Nueva York, pero su conversación, para decepción de Milshtein, se mantuvo alejada de cuestiones artísticas.

Zwy ha utilizado el ajedrez como motivo de sus composiciones con cierta frecuencia. En la imagen, un grabado al aguatinta inspirado en una partida clásica. Sin embargo, pese a que en la parte alta de la imagen se lee Rubinstein - Niemzowitsch y a que el grabado es conocido como Chess Game Rubinstein Nimzowitsch Set French Israeli Surrealist Aquatint Etching, 20th Century (ca. 1967) al artista judío se le ha escapado un detalle. La posición del diagrama no se corresponde con una partida entre los ajedrecistas mencionados sino una disputada entre Rubinstein y el segundo campeón del mundo de ajedrez, Emanuel Lasker, en San Petersburgo en 1909. Pero da lo mismo: ¡es una gran partida!

Hela aquí.




 

martes, 13 de julio de 2021

HARIS PANAGIOTAKOPOULOS


Haris Panagiotakopoulos (1969) es un fotógrafo griego cuya obra se centra fundamentalmente en la fotografía «de calle», en la fotografía que persigue retratar a las personas en su entorno, buscando un momento «decisivo» que transmita un significado especial a la composición.

Varias de las fotografías de Panagiotakopoulos destilan un sutil humor, como la que mostramos hoy, tomada en 2013 en una playa cercana a Atenas. El hombre que recoge sus enseres playeros en segundo plano parece uno más de los trebejos que están sobre el tablero. Quizá el jugador, como dice el tópico, también sea trebejo de otro tablero.

sábado, 10 de julio de 2021

LA DESAPARICIÓN DE MAJORANA

No me interesan demasiado las clasificaciones que intentan decidir por mayoría quién fue el mejor escritor de la historia o el más fuerte entre los campeones del mundo de ajedrez. Quizá porque no tengo una opinión firme sobre ninguno de los dos casos mencionados. Es más, estoy seguro de que mi opinión sigue dócilmente a mis cambios de humor. Si hace sol diría que Conrad; si llueve, Stevenson. Irresoluto que es uno. O ciclotímico.

Sin embargo, si ampliáramos un poco el ámbito de la pregunta, a diez por ejemplo, creo que en todas las listas, fuera cual fuese mi humor —o el tiempo—, saldría un escritor siciliano del siglo pasado: Leonardo Sciascia (1921-1989).

Lo que más me gusta de Sciascia son los que él llamaba «relatos de investigación». Esos relatos en los que cogía un acontecimiento no explicado, o explicado insatisfactoriamente en su momento, y se empapaba de los documentos de la época: periódicos, actas judiciales —en la mayoría de los relatos hay crímenes por medio— o informes forenses, en la convicción, como dice Javier Serrano Puche, de que «la literatura ayuda a iluminar la realidad».  

Uno de estos relatos es La desaparición de Majorana, sobre el genio de la Física Ettore Majorana (1906-1938?). Publicado en 1975 en Italia, Sciascia repasa la vida de Ettore Majorana, uno de los grandes científicos de preguerra, centrándose sobre todo en su misteriosa desaparición ocurrida en 1938, durante un viaje en barco entre Palermo y Nápoles. 

La compleja personalidad de Majorana, huraño, inadaptado y misántropo, capaz de hacer una brillante demonstración sobre cualquier abstruso problema de física teórica ante sus compañeros del Instituto de Física de Roma, pero negarse en redondo a publicarlo (lo que permitió que otros dieran su nombre a descubrimientos que habían sido suyos), abrió la puerta a todo tipo de  especulaciones sobre su desaparición: suicidio (Majorana había mostrado poco tiempo antes claras intenciones suicidas) o un oscuro complot, del que habría sido víctima, urdido para perjudicar a la ciencia italiana. O emigración a distintos países sudamericanos por diversos motivos. Hasta el Duce se tomó en serio la desaparición de Majorana: «¡Quiero que lo encuentren!» escribió en sus órdenes a la policía italiana, mientras ofrecía una recompensa espléndida a quien pudiera dar noticias de él.

Sciascia analiza todos los documentos de época a los que tuvo acceso, lee todos los testimonios contemporáneos conservados, pregunta a todo el que puede preguntar y formula una hipótesis: Majorana habría anticipado antes que otros científicos a dónde iba a llevar la investigación sobre el átomo y vislumbró el horror. Y no lo soportó. Decidió borrarse, desaparecer, alejarse de algo monstruoso e indecible. Majorana era una persona religiosa. Testimonios de la época hablaban de que un importante científico se había refugiado tras los muros de un convento. Quizá el silencio de una cartuja acogió a uno de los grandes físicos de su generación.

Las conclusiones de Sciascia han sido criticadas por gente que estuvo cercana al científico siciliano, que se reafirman en la teoría del suicidio, pero de hecho el número de teorías más o menos fantasiosas sobre la desaparición de Majorana no ha dejado de crecer.

Como se dice en el libro, y por eso estamos hablando aquí hoy de él, Ettore Majorana jugaba al ajedrez. En la correspondencia que mantuvo con su madre en los años treinta dice, hablando de Werner Heisenberg, «nos hemos hecho bastante amigos tras muchas discusiones científicas y algunas partidas de ajedrez». Su hermana corroboró el hecho de que en la familia se jugaba al ajedrez. Lo jugaba su padre, los jugaban sus hermanos. Sciascia también anota «por lo que respecta al ajedrez, Majorana era, desde niño, campeón: ajedrecista desde los siete años, lo encontramos en la crónica de un diario catanés». Sin embargo, los intentos de localizar dicha publicación han resultado hasta la fecha infructuosos.

La ilustración atómica es obra de Christopher Reid.



FICHA TÉCNICA
LEONARDO SCIASCIA
LA DESAPARICIÓN DE MAJORANA
EDITORIAL JUVENTUD. BARCELONA, 1994
TRADUCCIÓN DE F. SYMONS Y N. FABRÉS

ILUSTRACIÓN DE CHRISTOPHER REID

 


martes, 6 de julio de 2021

HUGO GRENVILLE


El británico Hugo Grenville (1958) afirma que busca en su obra la celebración del acto de vivir, la exaltación de la belleza y una defensa apasionada de la armonía doméstica. Para cumplir con estas premisas, Grenville apuesta por una pintura figurativa, suelta y luminista. Sus temas, no podía ser de otra forma, son los interiores, las escenas de género y el costumbrismo.

Una muestra de su trabajo son estos Jugadores de ajedrez de 1999. El mismo año, había realizado un estudio preparatorio para esta obra.


FICHA TÉCNICA
HUGO GRENVILLE
THE CHESS PLAYERS, 1999
ÓLEO SOBRE LIENZO. 66,04 x 50,8 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

STUDY FOR THE CHESS PLAYERS, 1999
CARBONCILLO SOBRE PAPEL. 40,64 x 50,8 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

sábado, 3 de julio de 2021

SIMPLIFIED CHESS FOR TALK SHOW EXPERTS, BY EL ROTO


Viñeta del gran Andrés Rábago (1947) bajo su heterónimo de El Roto (antes fue Ops, pero también Jonás y Ubú).

Fue publicada por el diario El País el 2 de julio de 2019.

jueves, 1 de julio de 2021

HÉCTOR ROJAS HERAZO

Dos cosas me producen un respeto escalofriante: una mujer encinta jugando ajedrez, y la agonía de un elefante envenenado.

Frase del polifacético autor colombiano Héctor Rojas Herazo (1920-2002) publicada en su Carnet de un escritor. Además de poeta y novelista, Rojas Herazo fue periodista y pintor.

La foto de Pierre W. Henry y Puficheck forma parte de un reportaje hecho en el parque Vizcaya de Miami a la excampeona del mundo de ajedrez Alexandra Kosteniuk en 2007. Alexandra estaba encinta de su primera hija.


FICHA TÉCNICA
HÉCTOR ROJAS HERAZO
CARNET DE UN ESCRITOR
REVISTA CROMOS, nº 2552. BOGOTÁ, 1966 

PIERRE W. HENRY AND PUFICHECK
ALEXANDRA KOSTENIUK EMBARAZADA EN EL PARQUE VIZCAYA DE MIAMI
2007


sábado, 26 de junio de 2021

AUTORRETRATO. LA PARTIDA FUE TABLAS


La búlgara Desislava Kostadinova (Dessa) firmó en 2009 este autorretrato, subtitulado La partida fue tablas, que parece incidir en el tópico que nos recuerda que el enemigo a batir somos, fundamentalmente, nosotros mismos.

FICHA TÉCNICA
DESSA. (DESISLAVA KOSTADINOVA)
AUTORRETRATO. LA PARTIDA FUE TABLAS, 2009
ÓLEO SOBRE LIENZO. 100 x 80 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR


sábado, 19 de junio de 2021

JAQUE MATE, LA CERVEZA

Cierzo Brewing Co. es una compañía dedicada a la fabricación de cerveza artesanal radicada en Zaragoza (Aragón, España). Comercializan un gran número de cervezas con nombres llamativos y diseños modernos y divertidos, creados por Eva Felipe, responsable de la imagen corporativa de la marca.

Una de sus producciones es Jaque mate, una cerveza doble ipa, con alto contenido alcohólico, abundante lúpulo y aspecto turbio. Una cerveza fuerte, fría y recia, como el viento que da nombre a la compañía.

En la etiqueta podemos leer lo siguiente: 

No tienes nada que hacer contra esta Doble IPA, la partida está ganada antes de empezar. Espiga juega en nuestro equipo y contamos con una excelente base de malta de cebada y avena. Cuatro movimientos antes de rendirte: Loral, Centennial, Citra y Amarillo. Jaque Mate.
Nuestro experto cervecero, el MF Eduardo Serrano, nos puso tras la pista de esta delicia gastronómica.

¡Salud!


 


viernes, 18 de junio de 2021

MESA DE DIÁLOGO, POR ENEKO


Eneko (Eneko las Heras;1963) es un invitado frecuente de ARTEDREZ por su insistencia en usar el ajedrez para ilustrar sus mordaces comentarios sobre la actualidad política.

Esta Mesa de diálogo se publicó en el diario digital Público el 2 de junio de 2021.

Blanco o negro, sin matices. Así están las cosas.

miércoles, 16 de junio de 2021

CHESS PORTRAITS, POR FRANCESCO RIDOLFI

El fotógrafo italiano Francesco Ridolfi (1981) desarrolló en 2013 una serie de retratos que, bajo la denominación común de Chess Portraits, tienen su referente inmediato en las piezas de ajedrez. Basándose en ellas, Ridolfi pretende mostrar la naturaleza dual del ser humano, en el que conviven sombras y luces, buenos y malos deseos

Llevando esta idea al extremo, cada modelo posa para los dos bandos, el blanco y el negro, separando lo que dentro de nosotros está junto, como si del Dr. Jekyll y Mr. Hyde se tratara.

La dama negra


Los alfiles


Un peón negro


Los caballos

El rey blanco

Las torres



domingo, 13 de junio de 2021

MUJER AJEDRECISTA, POR FERNAND LÉGER

Otra aproximación del pintor cubista francés Fernand Léger (1881-1955) al ajedrez como tema. Es un cuadro realizado en 1935 y en él se ve como la representación humana va recuperando terreno en la obra del pintor. En un principio, Léger había formulado que el objeto tenía que ser, más que el sujeto, el protagonista de la pintura moderna. En los años 30, los sujetos van a recobrar el terreno perdido.




FICHA TÉCNICA
FERNAND LÉGER
MUJER AJEDRECISTA, 1935
ÓLEO SOBRE LIENZO. 69,6 x 49,5 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

sábado, 12 de junio de 2021

RESHEVSKY POR ZIRINSKY


Retrato al carboncillo de Samuel Reshevsky por Julius Zirinsky, publicado en la portada de la revista Chess Review en mayo de 1941. El dibujo se hizo el 25 de mayo de 1941, en el transcurso de la duodécima partida del match por el título de campeón de los EE. UU. disputado entre Reshevsky e Israel Horowitz. La partida terminó en tablas después de 99 movimientos. Reshevsky se coronaría campeón al concluir el match.

 

lunes, 7 de junio de 2021

VSEVOLOD TARASEVICH


Dos estudiantes juegan al ajedrez en la balaustrada de la escalera de una facultad soviética en esta foto de Vsevolod Tarasevich de 1963.

viernes, 4 de junio de 2021

KEITH vs GILLESPIE


El trompetista de jazz Dizzy Gillespie (1917-1993) realiza un movimiento en la partida que le enfrenta a Harold Keith, editor del semanario The Pittsburgh Courier, uno de  los principales medios de comunicación escrita de la comunidad afro-americana de los EE.UU en el siglo XX.

La foto fue tomada por Charles «Tennie» Harris (1908-1998) en febrero de 1958. Fotógrafo de The Pittsburgh Courier, Harris solía cubrir las visitas de personalidades del mundo de la cultura o del deporte a la ciudad. Su legado se conserva en el Carnegie Museum of Art de Pittsburgh.

Dizzy Gillespie es un invitado frecuente de ARTEDREZ

miércoles, 2 de junio de 2021

RUIDO DE FONDO, DE DON DE LILLO

En Ruido de fondo, una novela del norteamericano Don DeLillo  editada en 1985,  uno de los personajes, Heinrich, el hijo del protagonista, juega al ajedrez por correspondencia con un convicto de asesinato que está condenado a cadena perpetua. Heinrich es un adolescente, probablemente superdotado, tocapelotas y respondón en perpetua pelea contra su familia.


Subí a buscar a Heinrich. Estaba en su dormitorio, estudiando la distribución de las piezas de un ajedrez de plástico.

—¿Aún estás jugando con el presidiario? ¿Cómo va la cosa?

—Bastante bien. Creo que he conseguido arrinconarle.

—¿Qué sabes de ese tipo? Es algo que quería preguntarte.

—¿A quién mató, te refieres? Es lo que hoy está de moda. Preocuparse por las víctimas.

—Llevas meses jugando al ajedrez con él. ¿Qué sabes de él salvo que está en la cárcel cumpliendo cadena perpetua por asesinato? ¿Es joven, viejo, negro, blanco? ¿Os comunicáis algo que no sean jugadas de ajedrez?

(...)

—Sabes muy bien lo que diría tu madre de esta relación ajedrecística por correo...




FICHA TÉCNICA
DON DELILLO
RUIDO DE FONDO
SEIX BARRAL. BARCELONA, 2006
TRADUCCIÓN DE GIAN CASTELLI

FOTOGRAFÍA ANÓNIMA DE UNA CELDA EN UNA PRISIÓN NORTEAMERICANA

lunes, 31 de mayo de 2021

MI CASA ES EL TABLERO

MI CASA ES EL TABLERO

Frase, probablemente apócrifa, atribuida a Mijaíl Tal en el libro El mago de Riga, de José María de la Loma. Tal la habría pronunciado en Buenos Aires al responder a un periodista argentino que le había preguntado si no tenía ganas de volver a casa después de jugar un torneo.


La referencia más verosímil de la procedencia de esta caricatura de un belicoso Tal es que se publicó en la revista cubana Jaque mate en enero de 1967, aunque no se menciona autor. (Fuente: la añorada página de Javier Asturiano Escacultura)


domingo, 30 de mayo de 2021

BERTRAND GIRARD


La obra del francés Bertrand Girard se centra fundamentalmente en la ciudad de París: sus plazas, sus calles, sus gatos, sus cafés. Y, por supuesto, sus gentes: los parisinos.

Esta obra nace de un paseo por los jardines de Luxemburgo, uno de los lugares donde se juega al ajedrez en la calle en París. El artista quedó fascinado por la concentración de los jugadores y por el interés demostrado por los espectadores. El tablero, sin embargo, le mereció menos atención; quizá por eso le salió de 9x8.


FICHA TÉCNICA
BERTRAND GIRARD
AJEDREZ, 2019
ACRÍLICO SOBRE LIENZO. 58,42 x 78,74 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

sábado, 29 de mayo de 2021

TATSUYA TANAKA

El fotógrafo japonés Tatsuya Tanaka (1981) es el creador de un sorprendente mundo en miniatura para el que utiliza toda suerte de objetos cotidianos. Con la paciencia de un iluminador de manuscritos medieval, Tanaka compone escenas diríamos que «realistas» en las que los objetos experimentan metamorfosis extraordinarias. La piel de un plátano puede transformarse en una hamaca; el teclado de un piano en el paso de cebra de Abbey Road que inmortalizaran los Beatles en el álbum del mismo nombre; o una bola de helado en nuestro maltratado planeta azul. Además, unos pocos brócolis pueden convertirse en el bosque de los ewoks y una hamburguesa, componer un rocódromo más que apañado.

Lo realmente sorprendente del caso es que Tanaka lleva desde 2011 —concretamente, desde el 4 de abril; diez años, un mes y veinticinco días a fecha de hoy— creando una imagen diaria, que publica en sus llamados Miniature Calendar. Más de 3.500 imágenes y no parece perder frescura ni originalidad. Me suena vagamente el concepto «laboriosidad oriental». Quizá se refiera a esto.

Como no podía ser de otro modo, en una obra tan exagerada como la de este fotógrafo, el ajedrez ha sido utilizado como atrezo en varias de sus composiciones. 

Hoy traemos a ARTEDREZ Pottery (Alfar), que vio la luz el 13 de noviembre de 2020. 





 

viernes, 28 de mayo de 2021

KIDMAN vs SUTHERLAND

La actriz australiana Nicole Kidman realiza un movimiento en un tablero de ajedrez en un fotograma de la serie The Undoing (HBO, 2020)

En un segundo fotograma vemos que su rival es Donald Sutherland, que interpreta a su padre en la ficción.








miércoles, 26 de mayo de 2021

EN LAS CALLES DE... YAKARTA


Fotografiar gente jugando al ajedrez en la calle es un clásico del fotoperiodismo urbano. Se juega en todas partes del mundo y los jugadores de ajedrez suelen ser buenos modelos. No se mueven mucho, suelen estar tan abstraídos que a veces ni reparan en el fotógrafo y su extrema concentración deja translucir muchas veces intensas emociones.

Pero los ajedrecistas a veces son seres irritables, como es el caso del jugador de la imagen. La presencia del fotógrafo debió perturbar tanto sus reflexiones que se levantó iracundo a pedirle explicaciones. Espero que la sangre no llegara al río y que Michael Ken saliera indemne de la situación.

lunes, 24 de mayo de 2021

EL DIAMANTE DEL RAJÁ, DE ROBERT LOUIS STEVENSON

Harry Hartley, protagonista del El diamante del rajá —un cuento de Robert  Louis Stevenson publicado en 1878— viene descrito en el primer párrafo de la siguiente forma: 

Harry Hartley había recibido la educación propia de un caballero hasta los dieciséis años, primero en una escuela privada y luego en una de esas grandes instituciones que forjaron la fama de Inglaterra. Manifestó entonces un notable desdén por el estudio y, como el único de sus padres que aún vivía era persona débil e ignorante, en adelante se le permitió dedicarse a actividades simplemente frívolas y elegantes. Dos años más tarde se encontró huérfano y casi mendigo. Por temperamento y formación Harry fue siempre incapaz de toda empresa activa o industriosa. Entonaba canciones románticas, acompañándose discretamente en el piano; no le faltaba gracia con las damas, aunque fuese más bien tímido; gustaba mucho del ajedrez; en fin, la naturaleza le había enviado al mundo con un aspecto más que atractivo. Era rubio y rosado, con saltones ojos de paloma y sonrisa simpática, tenía un aire de agradable ternura melancólica y modales suaves y halagadores. Dicho esto, es preciso reconocer que no se contaba entre los hombres que comandan ejércitos o presiden gobiernos.

Que tal dechado de virtudes tenga como afición el ajedrez nos dice que quizá Robert Louis Stevenson no tenía en alta estima al juego.


Este Retrato de un jugador de ajedrez, firmado simplemente Magnien, nos sirve para ilustrar la cita. En el tablero, el jugador ha ejecutado un jaque mate.




FICHAS TÉCNICAS
ROBERT LOUIS STEVENSON
EL DIAMANTE DEL RAJÁ
CUENTOS COMPLETOS. 
VALDEMAR.

MAIGNIEN
EL JUGADOR DE AJEDREZ, 1865
ÓLEO SOBRE LIENZO. 30,5x24,2 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR





jueves, 20 de mayo de 2021

EXISTENCIALISMO POP


El próximo 4 de junio el grupo español de música electrónica Fangoria —Olvido Gara (Alaska en el siglo) y Nacho Canut son sus miembros— lanza su EP Existencialismo Pop.

La portada, diseñada por Juan Gatti, rinde homenaje a los míticos Vengadores. Mrs. Peel, We´re needed.

miércoles, 19 de mayo de 2021

HAZAÑAS BÉLICAS


Jaque mate es un episodio de la serie de historietas española Hazañas bélicas, creada por Boixcar (Guillermo Sánchez Boix) en 1948 y que ha merecido decenas de reediciones a lo largo de los años. Esta historia en concreto se publicó por primera vez en 1958 (Año X - Nº 269) con dibujo de Vicente Ferrés y guion de Alex Simmons —seudónimo de sonoridad anglosajona, como era frecuente en la época, de Enrique Sánchez Pascual—.

Hazañas bélicas consiguió un enorme éxito popular. Incluso a finales de los sesenta y principios de los setenta seguía gozando del interés del público. El autor de estas líneas, sin ir más lejos, dedicaba una gran parte del magro estipendio que le daban sus padres semanalmente a comprar cada nuevo número de Hazañas bélicas publicado.

Como cabe deducir de su título, Hazañas bélicas contaba acciones militares de la II Guerra Mundial en cualquiera de sus escenarios. Casi siempre, los protagonistas de las historietas eran tratados desde una perspectiva humanista, jóvenes que después de verse forzados a ir a la guerra terminaban convirtiéndose en héroes a su pesar, forzados por las circunstancias, pero que solo ansiaban la paz. 

Dado que se empezó a publicar acabada la contienda, las simpatías de los guionistas estaban siempre del lado de los aliados, y los malos eran los alemanes y los japoneses. Solo cuando la acción se trasladaba al frente oriental, los rusos tomaban el relevo como malos oficiales, hasta el punto que incluso los alemanes eran reivindicados.

Jaque mate está ambientada precisamente en el frente oriental. La historia no tiene demasiado sentido, ni ajedrecístico ni narrativo. 

En lo ajedrecístico resulta sorprendente que el dibujante no atinara ni una sola vez con el número de casillas que tiene un tablero de ajedrez; los hay de 11x5, de 6x4, de 7x5, hasta parece haber uno de 9x4. Pero no hay uno solo de 8x8.

En lo narrativo, un rígido comandante alemán parece considerar que lo que ocurre en el microcosmos del ajedrez debe tener su correlación en el macrocosmos de la guerra y apenas se separa del tablero, pese a la difícil situación en la que se encuentra su regimiento. Pero un anciano ruso, que vive con su nieta, recuerda que el oficial es realmente un militar soviético que se ha infiltrado en la Wehrmatch para trabajar a favor de los suyos. Ambos, abuelo y nieta, deciden traicionar a su país y delatar al impostor. Puede así la nieta, que se ha enamorado de un oficial nazi, seguir a su enamorado a Berlín. 

A la edad en que yo leía estas historias (10 u 11 años), cualquier insinuación romántica que desviara la trama de la acción principal era considerada, por mí y por mis amigos, un grave defecto formal. Cincuenta años después, luego de leer esta historia, me ratifico en aquel juicio infantil.







 

jueves, 13 de mayo de 2021

AJEDREZ, POR ÁLVARO CARMONA

Poema objeto de Álvaro Carmona de 2015.

Parece que el artista quiere incidir con esta obra en al denuncia de las desigualdades, sean estas de raza o clase social, que existen entre las personas. Sin embargo, por más grandes que sean las piezas blancas, no tienen una ventaja significativa en la obra que se nos ofrece, salvo la que les concede la salida. Efectivamente, el tamaño no importa; las negras, ateniéndose simplemente a las reglas del juego, pueden luchar de igual a igual en el tablero y la victoria puede caer de su parte si su estrategia, conocimientos o incluso suerte son mejores. En la vida, ocioso es decirlo, no es así.


FICHA TÉCNICA
AJEDREZ (2015)
MADERA. 12 x 48 x 31
COLECCIÓN PARTICULAR 

martes, 11 de mayo de 2021

LA BARBARIE DE LA IGNORANCIA

El libro La barbarie de la ignorancia (publicado por el taller de Mario Muchnik. Madrid, 1999) que recoge conversaciones mantenidas entre George Steiner y Antoine Spire se abre, a modo de introducción, con esta cita:

«Y hace unos meses, el ordenador Deep Blue derrota al campeón mundial de ajedrez Kasparov. (...) Parece que en las notas tomadas por Kasparov acerca de esta partida figura un momento realmente extraordinario: la maquina espera dos minutos, ¡algo así como cien mil años en la escala de un cerebro electrónico! Y hace una jugada nunca vista antes, nunca comprendida, que le da la victoria. Y Kasparov anota: "Comprendí que no calculaba: pensaba". ¡Es aterrador! Se lo cuento a uno de mis colegas de Cambridge, y este me replica: "¿Quién te dijo que el pensamiento no es un cálculo?" ¿Y si tuviera razón? ¡Aún más aterrador!».

Las palabras de Steiner provienen de una entrevista que concedió a Catherine Portevin, publicada en la revista Télérama el 3 de septiembre de 1997, titulada La lección de lectura de George Steiner.

 

George Steiner jugando al ajedrez en su casa de Cambridge. Foto Peter Marlow

lunes, 10 de mayo de 2021

HELEN PUHN, PARA CHESS REVIEW


En esta fotografía de Helen Puhn, tomada en el Hospital de Convalecientes de las Fuerzas Aéreas de Pawling, Nueva York, en 1945, nos muestra al sargento Louis Barry jugando contra Jane C. Sickler, asistente del director de la Cruz Roja de los Estados Unidos. La Cruz Roja había provisto de juegos de ajedrez a los hospitales donde se recuperaban los militares heridos en la II Guerra Mundial, convencidos de que jugar contribuía de forma eficaz a la recuperación anímica de los convalecientes.

Helen Puhn fue una fotógrafa de la que poco he podido averiguar; que estuvo activa a mediados del siglo XX; que la obra que se conserva suya muestra preferentemente a artistas trabajando en sus estudios; que trabajó en colaboración con Alfred Puhn (¿Su padre? ¿Su  marido?); y que su obra se conserva en la Smithsonian Institution.

La foto fue portada de la revista Chess Review de marzo de 1945. Por supuesto, el rojo de la cruz fue pintado sobre la copia en blanco y negro.