miércoles, 19 de junio de 2019

¿CÓMO VESTIRSE PARA TRIUNFAR?

Edith Head (1897-1981) fue una diseñadora de vestuario norteamericana que trabajó en lo que se conoce como la época dorada de Hollywood. Su labor al frente de los departamentos de vestuario de Paramount y Universal la llevaron a ganar nada menos que ocho premios Oscar. Ocho. 

En 1967 publicó How to Dress for Success (Cómo vestirse para triunfar. Ramdom House. Nueva York, 1967) con ilustraciones de su propia cosecha. Con el lema de «puedes conseguir lo que quieras en la vida si te vistes de forma apropiada para ello» daba consejos sobre como prepararse para triunfar en el gran tablero del mundo.

domingo, 16 de junio de 2019

MARYAM EBTEKAR


Maryam Ebtekar (1979) es una polifacética artista iraní que suele expresarse tanto a través de la escultura como de la pintura, además de dedicarse al diseño de joyas y medallas.

Las máscaras y el juego son una constante en la producción pictórica de Ebtekar. Las máscaras constituyen un refugio más que un engaño. Todos los personajes que habitan sus cuadros —un único personaje en cada cuadro— llevan una máscara. En uno de ellos se medio adivina el rostro que hay detrás de la máscara, que parece ser el de la propia autora. El juego busca la realización de un deseo, de un sueño. De sus declaraciones en su página web podemos deducir que ambas cosas —la máscara y el juego— son caras de la misma moneda. Ocultar nuestras emociones del juicio ajeno pero cumplir un deseo que haga tolerable nuestras vidas.

FICHA TÉCNICA
MARYAM EBTEKAR
GAME (2012)
ÓLEO SOBRE LIENZO. 125 x 80 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

jueves, 13 de junio de 2019

CAPABLANCA POR BLEZ


Joaquín Blez Marcé (1886-1974) fue un fotógrafo cubano especializado en retrato de estudio. Autotitulado «el fotógrafo del mundo elegante», por su estudio de La Habana pasó lo más granado de la burguesía cubana de la primera mitad del siglo XX. Entre ellos, el tercer campeón del mundo de ajedrez, José Raúl Capablanca, que posó ante el fotógrafo en 1937, justo cuando el cubano esperaba que el resultado del match de revancha entre Euwe y Alekhine le permitiera volver a optar al título mundial.

Este retrato, que era totalmente desconocido para mí, se exhibe en La Casa de América de Madrid dentro de la exposición colectiva «La imagen sin límites. Exposición antológica de fotografía cubana» enmarcada en el festival «PhotoEspaña 2019».

lunes, 10 de junio de 2019

KJELL ASKILDSEN

Kjell Askilden (1929) es un escrito noruego cuya obra se conoce en España gracias a los esfuerzos de las editoriales Lengua de trapo y Nórdica. La literatura de Askildsen se expresa fundamentalmente a través del relato corto, a veces muy corto, y es un detallado catálogo de la angustia que acosa el hombre de las  modernas sociedades desarrolladas. Su obra pone en duda de forma radical las supuestas virtudes del sistema y resalta su incapacidad para hacer felices a los hombres, cuando no su capacidad para hacerlos increíblemente desgraciados.

La mayoría de los personajes de Askildsen son solitarios, asociales, amargos, infelices y profundamente tristes y viven entregados a un perpetuo monólogo , sin esperanza, con ellos mismos. Por ello, cuando tienen que relacionarse con otros, casi siempre por obligación, se muestran extremadamente torpes: agresivos sin venir a cuento, incoherente con sus propias decisiones previas y, por supuesto, incapaces de transmitir emoción alguna o empatizar mínimamente con nadie. «Cada vez que me encuentro con alguien, me siento más solo que antes», dice uno de los dos personajes del relato Vaya —Incluido en «Últimas  notas de Thomas F. para la humanidad» (1983)— después de encontrarse con un viejo amigo al que hacía años que no veía. Curioso modo de recuperar una amistad. El hecho de que alguno de sus personajes tenga pareja —o familia— no cambia esencialmente nada: siguen estando solos. Lo que demuestra una vez más que se puede estar solo en medio de una multitud y desmonta de paso la supuesta función de refugio que tiene la familia tradicional que puede convertirse en determinadas circunstancias en una puerta más al horror.



Con este panorama no sorprenderá saber que el ajedrez sea una ocupación natural para este conjunto de solitarios. Permite no hablar —o hablar lo mínimo imprescindible— durante el juego y además puede disfrutarse de él en solitario. En la seguridad solo relativa del hogar —siempre puede presentarse una visita imprevista— algunos de los personajes de Askildsen resuelven problemas de ajedrez.

Este es un fragmento de Un repentino sentimiento liberador, otro relato del libro que mencionamos antes, Dos ancianos que se acaban de encontrar en un banco de la calle mantienen el siguiente diálogo:
—¿Juega usted al ajedrez? —preguntó.
—Hace mucho que no.
—Ya casi nadie juega al ajedrez. Todos aquellos con los que jugaba al ajedrez han muerto.
—Hace al menos quince años —dije.
—El último murió este invierno. Aunque en realidad él en concreto no supuso una gran pérdida, se había vuelto bastante memo. Le ganaba siempre tras menos de veinte movimientos.
Por último, en el primer cuento del libro, que se titula precisamente Ajedrez, se narra la visita que un anciano escritor hace a su hermano, también escritor y aún más anciano. Los hermanos nunca se han llevado bien y la visita pronto adquiere una elevada tensión.
Me estaban entrando ganas de largarme sin decirle el motivo de mi visita, pero pensé que después de la caminata que me había dado sería de tontos, así que le pregunté si le apetecía jugar una partida de ajedrez. Eso lleva mucho tiempo —dijo—, y yo ya no tengo mucho tiempo que perder. Podrías haber venido antes. (...) No lleva más de una hora, dije. La partida sí —contestó—, pero a eso habría que añadirle la excitación posterior o el cabreo si la perdiera.
(...)
Me puse de pie y le solté un discurso: Cada hora que pasa, el mundo se libra de miles de tontos. Piénsalo. ¿Te has parado alguna vez a pensar en la cantidad de estupidez almacenada que desaparece en el transcurso de un día? Imagínate todos los cerebros que dejan de funcionar, pues es ahí donde se almacena la estupidez. Y sin embargo, todavía queda mucha estupidez, porque algunos la han perpetuado en libros, y así se mantiene viva. Mientras la gente siga leyendo novelas, ciertas novelas que tanto abundan, la estupidez seguirá existiendo». Y añadí, un poco vagamente, lo confieso: Por eso he venido a jugar una partida de ajedrez. 
FICHA TÉCNICA
NO SOY ASÍ. CUENTOS 1953-1996
NÓRDICA. MADRID, 2018
TRADUCCIÓN DE KIRSTI BAGGETHUN Y ASUNCIÓN LORENZO
ILUSTRACIÓN

MICHAEL HOLTER
KEEPING MYSELF IN CHECK (PONIÉNDOME EN JAQUE YO MISMO), 2015
ACUARELA SOBRE PAPEL. 21 x 21 CM
COLECCIÓN PARTICULAR





.


jueves, 6 de junio de 2019

ALLEZ, ALLEZ...!


Piezas de un juego de ajedrez perteneciente a un refugiado español internado en el campo de concentración francés de Rivesaltes al final de la Guerra Civil española.

Los músicos Luisa y Cuco Pérez, a cuya familia pertenecen los trebejos, suelen exhibirlos en los conciertos de su espectáculo Allez, allez...! que recoge las canciones creadas en los campos de internamiento por los exiliados españoles.

miércoles, 5 de junio de 2019

EL BREVIARIO DE TOURNAI


Dos simios se enfrentan en una partida de ajedrez en el Breviario de Tournai, un códice miniado conservado en la Biblioteca Municipal de Cambrai bajo la signatura ms. 104. Está fechado a principios del siglo XV, aproximadamente sobre 1407.

Las representaciones de simios parodiando el comportamiento humano son frecuentes a lo largo de toda la Edad Media con una intencionalidad satírica y humorística. 

Una curiosa referencia sobre lo que se pensaba de los simios en la época medieval podemos encontrarla en la obra de Bernardo Silvestre, poeta y filósofo francés del siglo XII, que en su «Cosmographia o De Mundi universitate sive Megacosmus et Microcosmus» dice que los monos fueron el último esfuerzo de Dios antes de la creación de Adán.


miércoles, 29 de mayo de 2019

JAQUE AL KÁISER


Tras el estallido de la I Guerra Mundial, el artista italiano Alberto Martini (1876-1954) fue comisionado para realizar una serie de tarjetas postales que sirvieran a los aliados, Francia, Inglaterra y el impero ruso, de propaganda contra las Potencias Centrales, los imperios alemán y austro-húngaro. Martini preparó un total de 54 litografías que fueron editadas por Domenico Longo, de Treviso, entre los años 1914 y 1916 bajo el título colectivo de Danza macabra europea. 

El título remite directamente a las danzas de la muerte medievales en las que un esqueleto, personificación de la muerte, convocaba a los poderes del mundo para recordarles la inevitabilidad de su triunfo. Solo que ahora es el Káiser el que oficia la ceremonia de la destrucción.

El contexto de la postal que mostramos —Jaque al Káiser— es la derrota alemana en lo que se conoce como la primera batalla del Marne, que marcó el fin de la progresión de los ejércitos germánicos y el comienzo de la guerra de trincheras. La esperanza de una victoria rápida por parte del alto mando alemán se desvaneció por completo lo que dio paso a una carnicería que duró cuatro años.

¡Necedaz! (Balordaggine) exclama un personaje en segundo plano.

La editorial Sans Soleil publicó en 2015 una edición completa de las litografías creadas por Alberto Martini para esta serie.

miércoles, 22 de mayo de 2019

LA PIPA DE MARCOS


Ajedrez incidental en La pipa de Marcos, primera parte de la tetralogía Los viajes de Juan sin tierra de Javier de Isusi.


FICHA TÉCNICA
JAVIER DE ISUSI
LA PIPA DE MARCOS
LOS VIAJES DE JUAN SIN TIERRA I
ASTIBERRI. BILBAO, 2004

lunes, 20 de mayo de 2019

LA GUERRA DE AFGANISTÁN


Cartel de propaganda antisoviética editado durante la guerra de Afganistán (1978-1992) por Internal Islamic Fronts of Afghanistan, una organización que daba soporte a los muyahidines afganos. En el cartel aparece Yuri Andropov (1914-1984), secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética y máximo responsable de la intervención militar. 

lunes, 13 de mayo de 2019

LE TOCA A ÉL


Dibujo de Charles Dana Gibson (1867-1944) publicado en el semanario Collier's en 1903 con la leyenda The Greatest Game in the World — His move (El mayor juego del mundo. Le toca a él). La ilustración fue incluída en el libro recopilatorio Eighty Drawings: Including «The Weaker Sex: The Story of a Susceptible Bachelor» (Ochenta dibujos; incluye «el sexo débil: la historia de un soltero vulnerable») también publicado en 1903 por Charles Scribner's Sons. Nueva York, 1903. Ni que decir tiene que para Gibson el sexo débil es el hombre. La serie de dibujos muestra las desventuras de un joven enamorado ante el objeto de sus afectos. Uno de los dibujos, titulado igual que el libro «El sexo débil», no deja lugar a dudas. Un grupo de mujeres rodea a un hombre de tamaño diminuto que está arrodillado, mientras una de ellas lo observa ayudada de una lupa y parece dispuesta a ensartarlo en un largo alfiler de sombrero, como si fuera un insecto

Gibson fue un popular ilustrador que trabajó para todos los diarios y revistas importantes de los EE. UU. —Life, Harper's, Scribner's, Collier's— y también editor y posteriormente propietario de Life. También fue el creador de la llamada «chica Gibson», el prototipo de la nueva mujer norteamericana, bella, independiente y segura de sí misma, que reinará en sociedad en la transición de los siglos XIX al XX. Aunque, dado que Gibson tomó como modelo a su esposa y a las hermanas de esta, entre ellas la vizcondesa Nancy Astor, lo que Gibson retrató realmente fue el prototipo de la mujer de clase alta angloamericana.

El dibujo muestra la imagen tópica de una partida de ajedrez como parte fundamental del cortejo prematrimonial. Ya vimos que en Inglaterra durante la época victoriana, el ajedrez era una de las actividades donde hombres y mujeres podían relacionarse sin los rígidos corsés que encadenaban las relaciones sociales entre los sexos. Lo mismo sigue pasando en la época eduardiana (aunque estemos en los EE. UU.) También hemos visto cómo la acción sigue un guion preestablecido, la mujer suele ganar la partida, lo que simboliza el lazo de unión con el galán, y espera el siguiente paso por parte del hombre. No otra cosa ha pasado en nuestra ilustración de hoy. La dama ha ganado y tiende sus labios hacia su rival para que selle su compromiso con un beso.

A continuación una copia coloreada a mano del grabado editada en 1908


lunes, 6 de mayo de 2019

JIŘÍ BERNOVSKÝ

Jiří Bernovský es un fotógrafo checo afincado en Brno, la ciudad más importante de la Moravia meridional. Bernovský se define como un fotógrafo semiprofesional que suele trabajar mediante la fórmula Time for Print con sus modelos. TPF es un acuerdo entre un fotógrafo y sus modelos mediante el cual el fotógrafo se compromete a proporcionar una serie de copias a la modelo —con el derecho a utilizarlas a su discreción— a cambio del tiempo dedicado a la sesión.

Bernovský es un fotógrafo todo terreno. Lo mismo realiza retratos quem paisajes que fotorreportajes,  aunque suele inclinarse con más frecuencia hacia la fotografía erótica y el desnudo artístico.

En la serie que presentamos, realizada en 2013, el fotógrafo checo eligió fotografiar a sus modelos en el marco de un antiguo edificio industrial abandonado jugando al ajedrez. El ajedrez es por supuesto meramente incidental; en la fotografía de desnudos lo que interesa es la figura humana. Aunque no se aprecia con total claridad, estoy por asegurar que incluso el tablero está mal colocado con una casilla negra a la derecha.







Web de Jiří Bernovský

Facebook de Jiří Bernovský


Instagram de Jiří Bernovský

lunes, 29 de abril de 2019

JOSÉ LUIS MUÑOZ

José Luis Muñoz Luque (1969) es un pintor y grabador español natural de Córdoba y formado en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla. Su obra es estrictamente figurativa, con un magnífico dibujo realista que muestra su deuda con la pintura clásica del Renacimiento. Su obra, en las propias palabras del artista, «bebe del simbolismo y la pintura del renacimiento, pero, tanto estética como conceptualmente, en fusión con el cómic o el cine». Tan es así que en sus obras podemos encontrar a Caperucita Roja acosada por los impresionantes Transportes Acorazados Todoterreno de Star Wars o a Kōji Kabuto delante de un monumental Mazinger Z.

Las composiciones son muy cuidadas, con abundante uso del pan de oro, lo que refuerza su apariencia clásica, y una acusada presencia de textos en los fondos de los dibujos, lo que hace lo propio con el carácter simbólico de las obras. Sin embargo, los personajes son inequívocamente modernos, ya sean Cástor y Pólux o Romeo y Julieta parecen (son) personas con las que podríamos encontrarnos en el supermercado o en el autobús. 

No es Muñoz un artista muy celoso de ocultar su modus operandi y tanto en su página de Facebook personal como en la profesional explica sus procesos de trabajo y va dando detalles del progreso de sus obras.

La mitología clásica grecorromana principalmente, pero también otras, la literatura  y la historia proporcionan gran parte de los temas. Los personajes de Shakespeare y los de Lewis Carroll están profusamente representados en la obra de José Luis Muñoz. Dos exposiciones individuales se han centrado en la figura de la Alicia de Carroll. La primera en 2007 en la galería Arte21 de Córdoba, sobre el mundo de Alicia en el país de las maravillas y la segunda, y la que más nos interesa aquí por razones obvias, en la sevillana Galería de Arte Haurie en 2009 sobre A través del espejo y lo que Alicia encontró allí.

Esta serie sigue las características generales que hemos señalado sobre el arte de José Luis Muñoz, un dibujo minucioso y unas cuidadas composiciones, y en este caso un fiel acercamiento a la obra literaria que le sirve de inspiración.

Veamos cómo ha imaginado el artista a los personajes de la obra:


La reina blanca/La reina roja
Grafito, acrílico, pan de oro y óleo sobre madera. 40x40 cm

El caballero blanco/El caballero rojo
Grafito, acrílico, pan de oro y óleo sobre madera. 40x40 cm

Peón a reina
Grafito, temple, acrílico y óleo sobre madera. 81x81 cm

Tres reinas
Grafito, acrílico, pan de oro y óleo sobre madera. 195x97 cm

Humpty Dumpty sentado en el muro
Grafito sobre madera imprimada. 130x73 cm


miércoles, 24 de abril de 2019

LA PIPA DE KIF POR VALLE-INCLÁN

La pipa de Kif es un poemario de 1919 de Ramón del Valle-Inclán (1866-1936), «eximio escritor y extravagante ciudadano», en palabras del dictador Miguel Primo de Rivera quien lo metió en la cárcel en 1929 por negarse a pagar una multa, y una de las figuras clave de la literatura española. 

Fruto de una profunda crisis personal, que le llevará desde un esteticismo desligado de la realidad hacia una visión desgarrada y crítica de la sociedad española de la época, este libro supone un alejamiento del modernismo en busca de nuevos recursos expresivos y de alguna forma prefigura el género que define lo mejor de la obra de Valle-Inclán: el esperpento.

Lo grotesco, el disparate, el humor, tan negro como trágico, van de la mano en estos poemas con la crítica implacable de una España atrasada y provinciana. Al mismo tiempo es un catálogo de los «paraísos artificiales» como fuente de la estimulación poética y vital. Escrito en un rico lenguaje que incorpora el argot de los bajos fondos y utilizando una gran variedad métrica, La pipa de Kif está considerada el culmen de su obra poética.

El quinto de los poemas del libro, Bestiario, que relata una visita al antiguo zoológico del parque del Retiro de Madrid, contiene dos alusiones al ajedrez.

Hablando de la jirafa dice:
Un disparate pintoresco,
maravilloso de esbeltez,
el arabesco
del caballo del ajedrez.


Y poco después, al referirse al elefante:

Recuerda el índico elefante
los bosques sagrados de Anám,
sueña el gigante
como un faquir ebrio de bahám.

Meditaciones eruditas
que oyó Rubén alguna vez
letras sánscritas
y problemas del ajedrez.


Dibujo de María José Acosta inspirado en un retrato anónimo
realizado en 1930 en el estudio del pintor Juan de Echevarría

Página de la primera edición de La pipa de Kif donde se menciona el ajedrez

FICHA TÉCNICA
LA PIPA DE KIF, 
VERSOS DE DON RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN
SOCIEDAD GENERAL ESPAÑOLA DE LIBRERÍA. MADRID, 1919


viernes, 12 de abril de 2019

FISCHER Y SPASSKY POR LeROY NEIMAN

LeRoy Neiman (1921-2012) fue un artista norteamericano especializado en deportes y retratos, lo que le hizo extraordinariamente popular en los EE. UU. Poseedor de una paleta vibrante y una pincelada muy suelta, cosas que le aproximan a movimientos de vanguardia como el expresionismo, su obra fue muy demandada por publicaciones deportivas y por agencias de publicidad. También colaboró con la revista Playboy durante cerca de 50 años. Fue además el pintor oficial de cinco Juegos Olímpicos.

Los retratos que hizo de personalidades icónicas del mundo del deporte —el jugador de béisbol Babe Ruth, Mohammed Alí o Michael Jordan— o del espectáculo —Cher, Frank Sinatra— le valieron el apelativo de «el retratista de las estrellas». Los críticos consideran que Neiman es el pintor que mejor reflejó el ocio de las clases medias norteamericanas: deporte y cine.

Una de las actividades de Neiman era hacer dibujos en directo de eventos deportivos para la televisión. Esta habilidad resultó providencial en 1972, cuando en el campeonato mundial de ajedrez disputado entre Bobby Fischer y Boris Spassky el primero se opuso frontalmente a la presencia de cámaras de televisión en el escenario del match. Neiman, que había sido enviado por el programa de la ABC Wide World of Sports para cubrir el acontecimiento, pudo sortear las iras del norteamericano, pese a que parece que también le molestaba el ruido del lápiz sobre el papel. En el documental Bobby Fischer against the World (Bobby Fischer contra el mundo; Liz Garbus. HBO, 2011) aparece una secuencia en la que se ve a Neiman junto a Larry Evans, que presentaba el programa, mostrando sus dibujos.

Esta es la obra que he podido localizar de la que Neiman realizó en Reikiavik.



«Estados de ánimo de Bobby Fischer, maestro de ajedrez»
fue el título que Neiman dio a estos dos apuntes. 


Apunte de la octava partida del match, celebrada el 27 de julio de 1972
Esta es la partida en cuestión




jueves, 11 de abril de 2019

JUGADORES DE AJEDREZ POLACOS


Formado en la tradición abstracta, Paul Powis se ha ido decantando con el paso de los años hacia la pintura de paisajes aunque, como en el caso de estos Jugadores de ajedrez polacos, incluya en ocasiones figuración. 

Jugadores de ajedrez polacos es el título de la obra.

miércoles, 10 de abril de 2019

martes, 9 de abril de 2019

FARO Y DA COL


Viñeta del dibujante e ilustrador español Andrés Faro (1965), editorialista gráfico del Diari de Tarragona, y el argentino César da Col publicada el 20 de abril de 2012. El contexto de la imagen son los múltiples problemas que le se acumularon al rey Juan Carlos I de España en aquella época y que llevaron a su abdicación dos años después.

La obra de Faro y da Col puede verse aquí.

lunes, 8 de abril de 2019

EL JUEGO DE ARCIBEL

El juego de Arcibel es una película argentina de 2003 dirigida por Alberto Lecchi e interpretada por Dario Grandinetti que contiene una serie de curiosas referencias al ajedrez.

Arcibel Alegría (Dario Grandinetti) es un mediocre periodista que está sumido en una honda crisis personal. Su trabajo en el periódico —la columna de ajedrez, el horóscopo y los crucigramas— apenas le dan para mantenerse y menos aún para pasar la pensión a su mujer y poder ver a su hija. Arcibel Alegría vive en Miranda, un país ficticio en el que gobierna con mano de hierro su presidente, el general Hilario Abalorio.

El tablero mal colocado

Un día, los duendes de la imprenta traspapelan una de sus crónicas ajedrecísticas la cual terminó en primera página, como si de un editorial sobre política se tratara. Al ser leída en clave política, su crónica se interpretó como una crítica encubierta al régimen. Esto fue lo que escribió Arcibel Alegría:
El rey negro, asfixiado por los peones blancos, solo espera un milagro para sobrevivir a un reinado que sin duda llegará a su fin al continuar esta partida suspendida hoy en Managua.
Arcibel Alegría se guarda un peón

Quizá es un comentario más literario que técnico, como apunta otro personaje de la película, pero perfectamente inocuo. La policía del régimen, sin embargo, interpretó que el rey negro era el presidente Abalorio y los peones blancos los revolucionarios que amenazaban su mandato. Y Arcibel Alegría no sería sino un subversivo que está clamando por el fin del régimen. Si los gobernantes de por sí ya suelen tener poco sentido del humor, los de las dictaduras no tienen ninguno. Por ello, por comentar una partida aplazada en un campeonato centroamericano, Arcibel Alegría dio con sus huesos en la cárcel.

Divertido comienzo, ¿no? 

Un tablero de ajedrez en una caja de cerillas

Es una lástima que en la primera secuencia en la que se ve un tablero la posición esté mal dispuesta. En este caso han confundido los reyes con las damas. Como podemos ver en la primera fotografía, el rey blanco parece estar en jaque, situación imposible porque mueven las negras, que además adelantan el peón.

Arcibel Alegría se llevará consigo precisamente uno de los peones negros del tablero en el que estaba analizando la partida. Este peón representará en algunas escenas de la película al presidente de la República.

Una pieza fabricada con una cerilla

Como decíamos, Arcibel Alegría ingresa en prisión. Ya sabemos que en las cárceles se juega al ajedrez. «El ajedrez nos quita cárcel» afirmó José Manuel Guerrero, un preso que participó en un programa de reinserción en una prisión de Almería en 1992, en un artículo escrito por Leontxo García para el diario El País. Y Arcibel Alegría pronto se relaciona con Palacios, otro interno apasionado por el ajedrez, que fabrica unos delicados trebejos hecho con cerillas.

Ajedrez en la celda

El tiempo cobra otro sentido cuando se carece de libertad. Alegría y Palacios pactan disputar un match al mejor de quinientas partidas. Con una revancha prevista a otras quinientas. Con Palacios también irá dando forma a una nueva conciencia política.

Los sueños de Arcibel

Y así van transcurriendo los años, jugando al ajedrez en la soledad de la celda, iluminándose solo con velas. Tanto se adueña el ajedrez de Arcibel Alegría, que está presente hasta en sus sueños eróticos.

El peón negro

La muerte de Palacios, que fallece con uno de sus ajedreces artesanales en la mano mientras pensaba una de las jugadas de sus partidas nocturnas, deja aún más solo a Arcibel Alegría.

A la luz de las velas

La dictadura, con el tiempo, se ablanda un poco. Se produce un simulacro electoral y en un intento de lavar la cara al régimen se concede una amnistía general. Pero no para Arcibel Alegría, un error burocrático lo deja en la cárcel. «Parece ser que los ajedrecistas seguimos siendo peligrosos», dice desencantado.

Solo, sin ajedrez, Arcibel Alegría inventará su propio juego. Un juego de estrategia que se desarrolla sobre el territorio a la par que sobre el tablero de juego. Un juego de estrategia cuyas consecuencias se verán en el mundo real.

La muerte de Palacios

ENTRADAS SOBRE EL AJEDREZ EN LAS CÁRCELES EN ARTEDREZ

viernes, 5 de abril de 2019

RETRATO DE ANGELA

Still Angela es una obra de teatro de la australiana Jenny Kemp que muestra la vida de una mujer vista por ella misma desde tres momentos diferentes de su vida —con veinte años, con treinta y con cuarenta años— pero simultáneamente, con tres actrices distintas en escena que interactúan entre sí y con otros personajes. Lo que queda al final es un retrato lo más completo posible del personaje, observado desde multitud de puntos de vista. 

La presencia del tablero de ajedrez es esencial en la obra ya que en él se enfrenta con su amante y recuerda las palabras que su madre, ya fallecida, le dirigió mientras jugaban una partida cuando era niña.

La obra fue publicada en 2002.



jueves, 4 de abril de 2019

EL PEÓN, POR MANFRED SOMMER



Manfred Sommer (1933-20007) fue un dibujante español de cómics formado en las legendarias editoriales Bruguera y Molino cuando apenas era un adolescente y posteriormente para la agencia de representación artística Selecciones Ilustradas que proporcionó dibujantes españoles a las editoriales de medio mundo. Sommer trabajó en especial para los mercados inglés y francés, dibujando guiones ajenos de temática romántica y bélica. 


En la década de los ochenta, Sommer empieza a escribir sus propios guiones y crea la que quizá es su obra más importante, Frank Cappa, un reportero gráfico corresponsal de guerra que cubre todos los puntos calientes de la segunda mitad del siglo XX. Es un personaje humanista, pacifista y crítico ante las injusticias.

Sommer es una de las figuras centrales del llamado boom del cómic para adultos en España. Su estilo es realista con una narración muy cinematográfica y unos diálogos muy medidos y trabajados.


La historieta de la que publicamos hoy varias viñetas se llama El peón y se publicó en la Revista Cimoc (no tengo el dato de edición preciso). En ella, unos partisanos yugoslavos juegan al ajedrez durante la ocupación nazi de los Balcanes. Los consejos que el anciano que vence en la partida da a su rival llevan a este a hacer una interpretación muy sui géneris de lo que es un sacrificio de peón.