sábado, 4 de abril de 2020

FERROTIPO



Dos niñas jugando al ajedrez en un ferrotipo datado a mediados del siglo XIX y procedente de los EE. UU. 

En la época de la fotografía, que se supone fue tomada durante la Guerra de Secesión, Paul Morphy ya había regresado triunfador de Europa y era considerado sin excepción el mejor jugador del mundo.

El ferrotipo era una técnica de positivado directo. Consistía en una placa metálica que se pintaba de negro y servía de soporte para una emulsión de colodión. La placa se introducía en una cámara y se sacaba la foto. Fue muy popular entre los años 60 y 80 del siglo XIX, a partir de entonces cayó en desuso ante la aparición de nuevos procesos técnicos.

La técnica fue inventada por el francés Adolphe-Alexandre Martin.



viernes, 3 de abril de 2020

ADIVINA, ADIVINANZA


En esta ilustración, en la que vemos a dos hombres jugando al ajedrez en un parque, se esconden nada menos que veinte referencias a obras de ciencia ficción que más o menos tienen que ver con viajes en el tiempo.

Algunas —pocas— son relativamente fáciles; otras, muy difíciles, al menos para mi modesta experiencia como cinéfilo.

En la ilustración de abajo hay unos números que nos ayudarán a saber cuáles son los elementos que buscamos.

Dentro de unos días pondré las soluciones junto con los créditos de la ilustración. Mientras pueden intentar adivinarlas.

¡Suerte!



jueves, 2 de abril de 2020

¡Y NI SE TE OCURRA RECTIFICAR!


El presente de Rusia es una serie fotográfica realizada por veinte fotógrafos de todo el mundo que intenta reflejar la vida cotidiana de los rusos a principios del siglo XXI. Vladimir Vyatkin, precisamente ruso, eligió el ajedrez para participar en la serie. La foto es de 2013 y está hecha en Kazán durante los XXVII Juegos Mundiales de Estudiantes.

El título es de nuestra cosecha.

miércoles, 1 de abril de 2020

CIENTÍFICO TRABAJANDO


De lo más pequeño a lo más grande, desde lo más alejado hasta lo más cercano, todo  le interesa al científico. Y encima de su mesa de trabajo, entre los instrumentos de sus investigaciones, un tablero de ajedrez en el que entretener su ocio.

Científico trabajando es una obra del ilustrador inglés Edmund J. Sullivan (1869-1933) realizada en 1931.

Hoy más que nunca, la callada labor del científico debe ser reconocida en toda la extensión de la palabra.

martes, 31 de marzo de 2020

JOHN TENNIEL. ALICIA

 Y la reina venga a gritarle:
 —¡Rápido, más rápido! —mientras la arrastraba consigo.
—¿Ya estamos cerca? —logró al fin articular Alicia.
—¿Cerca, dices? —repitió la reina—. ¡Pero si ya lo pasamos hace diez minutos! ¡Más deprisa!

John Tenniel (1820-1914) fue el primer ilustrador de Alicia. Muy reconocido como caricaturista político y humorístico, Tenniel se pensó mucho (casi cuatro meses) si aceptar el encargo de Lewis Carroll para ilustrar Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, aunque al final aceptó. 

Aunque a Carroll no le gustó demasiado la Alicia de Tenniel, la encontraba desproporcionada, cabezona y con los pies muy chicos —lo que es verdad—, volvió a encargarle las ilustraciones de la segunda parte de Alicia: A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. 

Esta vez Tenniel se lo pensó aún más, al parecer Carroll era un cliente muy puntilloso que lo atosigaba con todo tipo de indicaciones sobre cómo tenía que hacer su trabajo. Sin embargo, volvió a aceptar. Fue una suerte para él, si es que a Tenniel le importaba algo la posteridad. Si su trabajo es reconocido hoy en día, lo es por sus ilustraciones de las dos partes de Alicia.

FICHA TÉCNICA
LEWIS CARROLL
ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS
PENGUIN CLÁSICOS. BARCELONA, 2016
TRADUCCIÓN DE LUIS MARISTANY


lunes, 30 de marzo de 2020

DAMA POR PEÓN


Dama por peón es una fotografía de la norteamericana Lorraine Daley tomada en 2005. Daley es fotógrafa de bodas. Aunque, como en la foto que mostramos hoy, a veces le añade algo de picante a su trabajo.

domingo, 29 de marzo de 2020

LA REINA ROJA

La lógica aplastante, matemática, de Mentor. Sacrificas un alfil para seguir en el juego. Porque lo único que importa es seguir jugando. Una vida hoy puede valer cien mañana. Como en la vieja fábula del ajedrez. Un grano en la primera casilla, dos en la segunda, cuatro en la tercera, incontable en la última.
La leyenda de Sissa en una novela policíaca de Juan Gómez-Jurado.

Una pequeña salvedad. La cifra, aunque astronómica, es contable. De hecho, se ha calculado en distintas ocasiones. El número de granos de trigo necesarios para satisfacer la demanda de Sissa es de 18.446.744.073.709.551.615.

Lo mismo  en notación exponencial: 264-1  

Y dicho en cardinales: dieciocho trillones, cuatrocientos cuarenta y seis mil setecientos cuarenta y cuatro billones, setenta y tres mil setecientos nueve millones, quinientos cincuenta y un mil seiscientos quince granos de trigo. Ni uno más, ni uno menos. 

Lo chocante del caso es que la protagonista del libro se supone que es la persona más inteligente del mundo, capaz de hacer los más asombrosos cálculos mentales y poseedora de variopintos saberes. Quizá no hubiera sido, pues, exagerado pedir al narrador de la historia una mayor precisión.

Por último, Sissa, según interpretación del artista brasileño Thiago Cruz.


FICHA TÉCNICA
JUAN GÓMEZ-JURADO
REINA ROJA
EDICIONES B. BARCELONA, 2018

SISSA INVENTOR DEL CHATURANGA
THIAGO CRUZ

sábado, 28 de marzo de 2020

MAE CHEVRETTE



Una mañana cualquiera de lluvia. Dos fotografías de la artista, fotógrafa y viajera norteamerican Mae Chevrette. 2012

Del blog de la artista To go into the world

viernes, 27 de marzo de 2020

jueves, 26 de marzo de 2020

NO ES UN MOVIMIENTO, NI SIQUIERA EL MEJOR MOVIMIENTO, LO QUE DEBES BUSCAR, SINO UN PLAN REALIZABLE


Joseph Joyce es un artista británico que tiene en proyecto realizar un libro en el ilustraría, con sus obras, citas relativas al ajedrez de grandes maestros de todos los tiempos. En su página web podemos ver una de ellas sobre una idea debida al ajedrecista, crítico literario, escritor y músico ruso Yevgueni Znosko-Borovsky (1884-1954).

No es un movimiento, ni siquiera el mejor movimiento, lo que debes buscar, sino un plan realizable.

La cita proviene de uno de sus libros, concretamente de Como no debe jugarse al ajedrez. Fue publicado originalmente en inglés bajo el título How Not to Play Chess por F. Hollings en Londres, 1931. En su versión original era así:
It is not a move, even the best move, that you must seek, but a realizable plan
El mismo año de 1931 se publicó la primera edición francesa, Comment il ne faut pas jouer aux échecs, publicado por Editions des cahiers de l'echiquier français. París, 1931
Ce n'est pas à un coup que vous devez réfléchir, fut-il le meilleur, mais à un plan réalisable. 
La primera edición española tuvo que esperar hasta 1934. Fue puesta a la venta por la editorial B. Bauzá de Barcelona en 1934, en versión de A. Champs D'Or y con un prólogo de Ramón Rey Ardid.


miércoles, 25 de marzo de 2020

DE PADRES E HIJOS

El confinamiento obligatorio para defendernos del dichoso coronavirus COVID 19 nos ha obligado a buscar nuevas fuentes de entretenimiento para llenar las horas que pasamos en casa recluidos. 

Una de ellas es repasar el álbum familiar, que en este caso escondía una gran sorpresa en forma de una tira de contactos. Estas fotos fueron tomadas por Antonio Luengo, en las calles de Nerja, durante el rodaje de la película The Last Run (Fuga sin fin. Richard Fleischer. Metro Goldwyn Mayer, 1971)

Defiende las piezas negras, George C. Scott, el protagonista de la película. A su derecha, George D., su padre, observa. La blancas las lleva mi padre, Mariano García Rey, que era el maquillador de la película. 


Una tercera fotografía de esta serie fue publicada en la revista Time el 22 de marzo de 1971.




martes, 24 de marzo de 2020

SUPREMATISMO vs NEOPLASTICISMO


Dos maneras distintas de entender el ajedrez. Con las negras, un suprematista: Kazimir Malévich; con las blancas, un neoplasticista: Piet Mondriaan.

La viñeta, de 2017, es del ucraniano Valery Momot.

lunes, 23 de marzo de 2020

MAIGRET Y LAS BUENAS PERSONAS


Maigret y las buenas personas (Maigret et les braves gens. Publicada por entregas en el diario Le Figaro entre mayo y junio de 1962) es la quincuagésima octava (¡¡¡58, sí!!!) entrega de la serie de novelas noir protagonizadas por el comisario Jules Maigret, el más conocido de los personajes inventados por Georges Simenon (1903-1989), del que supongo que no habrá que hacer mayor presentación.

El desarrollo de la acción es el mismo al que estamos acostumbrados por otras novelas de la serie. El comisario Maigret va investigando el caso metódicamente, exprimiendo al máximo la rutina policial, movilizando todos lo recursos a su cargo, con una mirada siempre sensible al sufrimiento de las personas. Mientras, el progreso de la trama nos va mostrando la vida cotidiana de la gente involucrada en el caso, las glorias y miserias de la sociedad de la época.

En Maigret y las buenas personas hay una pequeña mención al ajedrez. La víctima del caso que investiga el comisario ha sido asesinada mientras jugaba una partida de ajedrez contra su yerno. En medio de la partida este, pediatra de profesión, recibe una llamada urgente y debe ausentarse para asistir a un paciente. Poco después, su suegro es asesinado.

Simenon no profundiza mucho en el juego, que apenas aparece un par de veces en las reflexiones de Maigret quien se pregunta qué haría el asesinado cuando su yerno tuvo que abandonar abruptamente la partida:
¿Se habría quedado realmente solo ante el tablero de ajedrez y habría continuado solo la partida durante algún tiempo, empujando alternativamente las piezas negras y blancas?
O cómo habría sido la velada entre los dos, momento en el que se le escapa a Simenon un pequeño prejuicio sobre los ajedrecistas.
Maigret se esforzaba en reconstruir la escena: los dos hombres delante del tablero de ajedrez, silenciosos y graves, como todos los aficionados a ese juego.
O en la descripción de la escena del crimen:
Sobre una mesita, efectivamente, se veía un tablero de ajedrez con las piezas dispuestas como si la partida se hubiera interrumpido bruscamente.
Y poco más. Es simplemente una pincelada costumbrista que pretende mostrar cómo se entretienen las personas de la pequeña burguesía, clase social a la que pertenecen los protagonistas de la novela, pero no tiene nada que ver con el desarrollo ni la resolución del caso. 

Justamente fue esa escena, la del cadáver delante del tablero de ajedrez, la elegida por Vicenç Ballestar (1929-2014) para la ilustración de la cubierta de la primera edición española del libro, puesta en circulación en 1962 por la editorial Caralt. La misma editorial recuperó la ilustración de Ballestar para su edición de 1982, aunque reproduciéndola en un blanco y negro más sobrio y prescindiendo del retrato de Jean Gabin —que tantas veces interpretó a Maigret en el cine— que presidía la cubierta original.

Vicenç Ballestar fue uno de los más prolíficos ilustradores españoles de mediados de siglo XX. Suyas son cientos de cubiertas de novelas de serie negra, de fantasía y del Oeste de editoriales populares. Su fama traspasó las fronteras españolas y trabajó para gran número de editoriales europeas. 


FICHA TÉCNICA
GEORGES SIMENON
MAIGRET Y LAS BUENAS PERSONAS
CARALT. BARCELONA, 1963
ILUSTRACIÓN DE VICENÇ BALLESTAR
TRADUCCIÓN DE FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ

domingo, 22 de marzo de 2020

VITALY KOMAR


Niña con tablero de ajedrez es una obra del artista soviético Vitaly Komar. Realizada en 1960, cuando Komar todavía estaba en periodo de formación, revela ya cierto gusto por la experimentación.

Komar, en compañía de Melamid, con el que firmó sus trabajos bajo el nombre conjunto de Komar&Melamid desde 1967 hasta 2004, fecha en que dieron por terminada su colaboración, fue el principal artista conceptual soviético hasta que la pareja emigró en 1977, primero a Israel y luego a los Estados Unidos. Su obra se caracteriza por una revisión crítica de los postulados del realismo socialista, al que se añaden elementos pop de tradición occidental.

sábado, 21 de marzo de 2020

EUGENIO MONTALE

Como hoy es el Día Internacional de la Poesía, traemos a ARTEDREZ un poema del premio Nobel de literatura de 1975, el italiano Eugenio Montale (1896-1981). Pertenece a su segundo libro, Las ocasiones (Einaudi. Turín, 1939).

NUEVAS ESTANCIAS

Ahora que, a un gesto tuyo, 
ya las últimas hebras de tabaco
se apagan en el plato de cristal,
asciende, lenta al techo una espiral de humo
que alfiles y caballos de ajedrez
contemplan con asombro; y se suceden
nuevos anillos, más volubles que
los de tus dedos.

El espejismo que en cielo torres 
y puentes liberaba ha desaparecido
al primer soplo; se abre la ventana
invisible y el humo se alborota.
Otro tropel se mueve al fondo; un aquelarre
de hombres que ignoran este incienso tuyo,
en el tablero de ajedrez cuyo sentido
solo tú puedes componer.

Yo dudé un tiempo si tú misma acaso
desconocías el juego que se libra
en las casillas y ahora retumba ante tus puertas:
no basta ya el fulgor de tu mirada,
la locura de muerte no se aplaca a ese precio,
mas requiere otros fuegos,
tras las densas cortinas que fomenta
por ti el dios del azar, cuando está en vela.

Al fin sé lo que quieres: débilmente
suena la Martinella
y a su toque las piezas de marfil
se llenan de terror en una luz
espectral de nevero. Mas resiste
y gana el premio de la solitaria vigilia
el que al espejo ustorio que ciega los peones
puede oponer contigo tu mirada de acero.

Traducción de Carlos Sahagún
Ilustración de María José Acosta





EUGENIO MONTALE
NUOVE STANZE

Poi che gli ultimi fili di tabacco
al tuo gesto si spengono nel piatto
di cristallo, al soffitto lenta sale
la spirale del fumo
che gli alfieri e i cavalli degli scacchi
guardano stupefatti; e nuovi anelli
la seguono, più mobili di quelli
delle tua dita.

La morgana che in cielo liberava
torri e ponti è sparita
al primo soffio; s'apre la finestra
non vista e il fumo s'agita. Là in fondo,
altro stormo si muove: una tregenda
d'uomini che non sa questo tuo incenso,
nella scacchiera di cui puoi tu sola
comporre il senso.

Il mio dubbio d'un tempo era se forse
tu stessa ignori il giuoco che si svolge
sul quadrato e ora è nembo alle tue porte:
follìa di morte non si placa a poco
prezzo, se poco è il lampo del tuo sguardo
ma domanda altri fuochi, oltre le fitte
cortine che per te fomenta il dio
del caso, quando assiste.

Oggi so ciò che vuoi; batte il suo fioco
tocco la Martinella ed impaura
le sagome d'avorio in una luce
spettrale di nevaio. Ma resiste
e vince il premio della solitaria
veglia chi può con te allo specchio ustorio
che accieca le pedine opporre i tuoi
occhi d'acciaio.

viernes, 20 de marzo de 2020

HITCH


Hitchcock jugando al ajedrez con la muerte. Ilustración de Fred Banbery (1913-1999) para la cubierta de Games Killers Play (A lo que juegan los asesinos) una antología de relatos, prologada por Alfred Hitchcock y editada por Dell Publishing en 1968



FICHA TÉCNICA
FRED BANBERY
HITCHCOCK PLAYING CHESS WITH A SKELETON, 1968
GOUACHE Y LÁPIZ SOBRE PAPEL. 26.7 x 20.3 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

jueves, 19 de marzo de 2020

AJEDREZ EN EL SET XXII


John Wayne y los cantantes Fabian y Paul Anka (sentado) en el set de The Longest Day (El día más largo). Película bélica dirigida por Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki. 20th Century Fix, 1962

miércoles, 18 de marzo de 2020

ALICIA A TRAVÉS DEL ESPEJO

Pocas obras de literatura infantil han dejado tan profunda huella en la memoria de la gente como Alicia en el país de las maravillas y su continuación Alicia a través del espejo. Su enorme popularidad se vio incrementada con el gran número de adaptaciones realizadas tanto para el cine como la televisión, por no mencionar la gran cantidad de versiones ilustradas para niños que e han editado. Ya desde el principio, los ilustradores vieron en la obra de Lewis Carroll una inmensa fuente de inspiración.

De todos es sabida la enorme importancia que el ajedrez tiene en Alicia a través del espejo, así que, apoyándonos en este hecho, empezamos una serie nueva dentro de ARTEDREZ: Ilustradores de Alicia.

Empezamos con Blanche McManus (1869-1935), una escritora y artista norteamericana. La imagen procede de una edición publicada en Nueva York por A. Wessels Company en 1900.


«Kitty, ¿sabes jugar al ajedrez? Vamos, no te sonrías, cariño; te lo estoy preguntando en serio. Porque, cuando estábamos jugando hace un momento, tú mirabas exactamente como si lo comprendieses; y cuando dije: "¡Jaque!", ronroneaste. Bueno, fue un jaque precioso, Kitty; y la verdad es que podía haber ganado, si no llega a ser por ese asqueroso Caballero que llegó escurriéndose entre mis piezas».
(...)
 «¡Hagamos como que tú eras la Reina Roja, Kitty! Creo que si te incorporas y cruzas los brazos, serás exactamente igual que ella. ¡Venga, vamos a probar, cariño!». Y cogió la Reina Roja de la mesa y la colocó delante de la gatita como modelo, para que la imitase; sin embargo, la prueba no tuvo éxito; sobre todo, según dijo Alicia, porque la gatita no consintió en cruzar los brazos correctamente. Así que, en castigo, la levantó y la puso ante el Espejo para que viese lo enfurruñada que estaba: «… Y si no te portas bien desde ahora mismo», añadió, «te meteré en la Casa del Espejo. ¿Te gustaría eso?».
Y el texto proviene de la traducción que Francisco Torres Oliver hizo para la edición de Martin Gardner Alicia anotada (Akal. Madrid, 1998)

martes, 17 de marzo de 2020

ESQUELETOS Y AJEDREZ


Fascinante dibujo conservado en el Museo de Bellas Artes de la Ciudad de París, el conocido Petit Palais.

Un hombre de aspecto oriental, cuyas extremidades inferiores se han descarnado tanto que solo muestran la osamenta, sujeta una calavera en su mano derecha, mientras que con su izquierda mueve un esqueleto coronado sobre un tablero de ajedrez.

La calavera parece haber sido habilitada como caja, separando con un corte la calota de la base del cráneo, pero manteniendo unidas las dos partes mediante una bisagra. Adicionalmente, parece que un tirador de bola se ha pegado en la parte superior para facilitar su apertura. Un bote bien macabro.

Para terminar la descripción, la figura está rodeada de notaciones musicales.

No me atrevo a aventurar ninguna hipótesis sobre el posible significado de la composición

El dibujo ha sido datado a mediados del siglo XIX, procede de Roma y su autoría permanece sumida en el anonimato.

lunes, 16 de marzo de 2020

WEIRD TALES

Weird Tales fue una revista pulp norteamericana dedicada a los géneros fantástico y de terror que tiene entre sus haberes el ser la que publicó las primeras historias de H. P. Lovecraft. Se editó entre 1923 y 2014.

En el número 9 de la temporada 1973/74, se publicó la historieta Checkmate, con guion de Robert Kanigher y dibujos de Néstor Redondo sobre una idea de John Jacobson. 

Pasen y vean.


NARRADOR
Algunos hombres están obsesionados por el poder, otros por las riquezas. Pero la vida entera del terrateniente Alwyn Kent estaba dominada por un tablero de ajedrez con sus silenciosos trebejos erguidos sobre sus casillas.

KENT
¡Te he arrinconado, Fitzhugh, con mi caballo! 

¡¡JAQUE MATE!!

¡Maldito seas, Smithers, por darle azúcar a mi caballo!

SMITHERS
Perdóneme, sr. Kent, pero Merrymount lo estaba deseando. Es tan gentil como un ángel, señor.

KENT
No necesito un ángel sino un caballo. Un buena galopada te hará sudar el azúcar.


KENT
Merrymount, mueve tus pezuñas, ¡maldita sea! O te enviaré a la fábrica de pegamento en quince días. ¡Te lo prometo!

DIÁCONO
Trate bien a su caballo, es tan dócil como un cordero.

KENT
Los corderos no son para cabalgar. Merrymount está echado a perder. Yo le enseñaré quién manda.

DIÁCONO
Confío en que se encuentre bien, Kent.

KENT
No me haga perder el tiempo, diácono. He venido a jugar al ajedrez.

DIÁCONO
Ahí está el tablero. Listo y aguardándonos.

KENT
Ya lo veo. No estoy ciego, diácono.

DIÁCONO
Llevamos jugando todas las noches veinte años y todas nuestras partidas han terminado en tablas.

KENT
Basta de cháchara, diácono. Elijo esta.


DIÁCONO
Le toca mover, Kent.

KENT
Me voy a tomar mi tiempo con esta partida, diácono. Es una noche muy especial. Es la noche, por primera vez en veinte años, que voy a derrotarlo, diácono.

DIÁCONO
El ajedrez es para divertirse, Kent.

KENT
El ajedrez es una guerra. Y las guerras son para ganarlas. He permanecido sin dormir por las noches durante veinte años planeando cómo derrotarlo así!

DIÁCONO
Buen movimiento, Kent. Pero demasiado apresurado. Ha desprotegido su flanco de dama para mi caballo. ¡¡JAQUE MATE!!


KENT
Llevo veinte años soñando con derrotarlo, diácono. Con su nauseabunda sonrisa, tan empalagosa como mi caballo. No vivirá para jactarse de haberme derrotado. Nunca, nunca. ¡¡Nunca!! No ganó, le maté antes de que finalizara su movimiento de caballo. Todo el mundo sabe que jugábamos al ajedrez por la noche. Tengo que hacer que parezca que el diácono fue asaltado y asesinado. Cogeré alguno de sus bienes y los enterraré. He ganado. ¡He ganado! Esta noche me he librado de Fitzhugh. ¡Y mañana de mi caballo!



NARRADOR
La mañana siguiente, alertados por la desaparición del terrateniente.

ALGUACIL
Llevo siendo alguacil de este condado durante mucho tiempo, Sykes, pero nunca he visto nada parecido.

SYKES
Desde luego. Es desconcertante, Alguacil.


ALGUACIL

Está claro que Kent perdió los nervios durante la partida de ajedrez y le disparó al diácono. Dios le tenga en su seno.


SYKES
Pero, ¿qué le pasó al terrateniente?

ALGUACIL
También está claro que Kent fue coceado hasta la muerte por un caballo. Pero no pudo ser Merrymount quien lo hiciera.

SYKES
Sí. Ese animal no haría daño ni a una mosca. Además, sus cascos están limpios.

ALGUACIL
Sykes, mire. Mire. Un rastro rastro de sangre en dirección a la casa.

SYKES
Lo veo, alguacil, pero no puedo creerlo.

ALGUACIL
¡Sangre!

SYKES
¡En el caballo del diácono!



domingo, 15 de marzo de 2020

AJEDREZ ANTIGÁS


Un par de soldados soviéticos juega al ajedrez con sus máscaras antigás puestas en una fotografía anónima de 1920.

sábado, 14 de marzo de 2020

SAKKOZÓ (JUGADOR DE AJEDREZ), POR ISTVÁN DÉSI-HUBER


Jugador de ajedrez (1932) es una obra del húngaro István Dési Huber (1895-1944), un pintor cercano al expresionismo que trabajó en el periodo de entreguerras. Artista muy comprometido socialmente, su obra se centró en el mundo del trabajo, de los campesinos pobres y de sus duras condiciones de vida. En esta visión del arte influyó decisivamente su conocimiento de la obra del primer van Gogh. 

Dési Huber tuvo que trabajar toda su vida en oficios al margen de su vocación artística. De joven, en una fábrica de Budapest, al mismo tiempo que acudía por las tardes a una escuela de Bellas Artes para aprender dibujo; de adulto, como platero, primero en Milán, mientras aprendía grabado, y posteriormente en Hungría, a donde regresó en 1927. A su vuelta se afilió a la KUT (Nueva Sociedad de Artistas), organización que reunía a los artistas progresistas del país.

Enfermo de los pulmones desde su participación en la I Guerra Mundial, su vida fue un rosario de entradas y salidas de hospitales y sanatorios hasta su muerte en 1944.

En los años 30 y 40, realizó varias series de autorretratos. En uno de ellos se representó jugando al ajedrez. Se conserva la fotografía que sirvió de modelo a la composición. La disposición de las piezas en el tablero no le debió parecer atractiva desde el punto de vista pictórico y la cambió al hacer el cuadro.


FICHA TÉCNICA
ISTVÁN DÉSI-HUBER
SAKKOZÓ (JUGADOR DE AJEDREZ), 1932
ÓLEO SOBRE LIENZO. 99 x 65 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR



viernes, 13 de marzo de 2020

GRAN BATALLA AJEDRECÍSTICA LIBRADA EN EL CAFÉ DE LA RÉGENCE


Litografía de Charles Vernier (1813-1892) que constituye la plancha número 53 de la Revue Caricaturale, publicada en París en enero de 1844 por Aubert Editeur.

El texto dice más o menos así:

GRAN BATALLA AJEDRECÍSTICA LIBRADA EN EL CAFÉ DE LA RÉGENCE
(Diciembre, 1843) Duración un mes

¡Albión...! Tú triunfas pero yo me rindo y no muero. Adiós.
Los ingleses cantan un himno nacional poco conocido: God save the King!


Ni que decir tiene que la escena representada alude al enfrentamiento entre los dos mejores jugadores de ajedrez de la época, el francés Pierre-Charles Fournier de Saint-Amant y el inglés Howard Staunton, que se decidió a favor de este último por 13 a 8 (+11 -6 =4) y que marcó el fin de la supremacía francesa en el juego y el comienzo de la anglosajona. Evidentemente, el duelo tuvo lugar en el mítico Café de la Régence.


jueves, 12 de marzo de 2020

LA MUERTE JUEGA AL AJEDREZ


El volumen 313 de la colección Selección terror de la editorial Bruguera corresponde a una obra de Joseph Berna, titulada La muerte juega al ajedrez (Bruguera. Barcelona, 1979). Es uno más de los conocidos como «bolsilibros», literatura popular y barata (también se los conocía como «libros de a duro», porque eso costaron en una época: un duro, cinco pesetas, hoy en día tres céntimos de euro) de consumo rápido, de usar y tirar,  genuina literatura de kiosko, pulp, realizada por escritores en régimen de semiesclavitud, que escondían sus verdaderos nombres detrás de seudónimos de sonoridad anglosajona, como Curtis Garland, Silver Kane o Joseph Berna. 

Joseph Berna es realmente Jose Luis Bernabeu López (1946). Prolífico, como la mayoría de los escritores que se dedicaban a este tipo de literatura, llegó a tener un ritmo de cuatro entregas mensuales de novelas que rondaban las cien páginas. Aunque algún año logró escribir hasta sesenta y una. Y polivalente; lo mismo escribía obras de terror, que novelas del Oeste, Ciencia Ficción o policíacas. Sin embargo, la característica principal de Berna es el humor. La mayoría de sus obras están teñidas de él, aunque encajen en las características principales del género: un lenguaje sencillo, de fácil lectura, con grandes dosis de acción y todo el erotismo que la censura permitiese según el año de publicación.

La novela que traemos hoy es de 1979, época en la que este tipo de obras había entrado en decadencia, de la que no se recuperaría, frente a otros tipos de entretenimiento barato y masivo. La trama de La muerte juega al ajedrez es la siguiente. Un millonario reúne a sus cinco sobrinos para anunciarles que cree próximo su fin. Los va a nombrar herederos a partes iguales de su enorme fortuna, pero con una condición:
Como todos sabéis, a mí me encanta el juego del ajedrez. No soy un maestro, pero tampoco un jugador mediocre. Derrotarme, por tanto, no es fácil. Y eso precisamente, derrotarme, es lo que tenéis que hacer cada uno de vosotros, si queréis recibir vuestra parte de la herencia. Jugar al ajedrez conmigo al ajedrez y ganarme, aunque sólo sea una partida.
Difícil es describir la consternación que reinó entre los sobrinos del multimillonario al conocer la noticia, ya que casi ninguno sabía ni mover las piezas. Pero todos se lanzaron a aprender el juego, visitando clubes, contratando monitores y devorando libros. Sin embargo...
Lo que ninguno de ellos sospechaba es que antes tendrían que enfrentarse a un contrincante mucho más difícil de vencer que el viejo Conrad: la Muerte, que también juega al ajedrez.

lunes, 9 de marzo de 2020

MAX VON SYDOW

Antonius Block
—Hoy ha venido a buscarme la muerte. Estamos jugando una partida de ajedrez. Es una prórroga que me da la oportunidad de hacer algo importante... 
La muerte
—¿Qué piensas hacer?  
Antonius Block
—He gastado mi vida en diversiones, viajes, charlas sin sentido. Mi vida ha sido un continuo absurdo. Creo que me arrepiento. ¡Fui un necio! En esta hora siento amargura por el tiempo perdido, aunque sé que la vida de casi todos los hombres corre por los mismos cauces. Por eso quiero emplear esa prórroga en una acción única que me de la paz. 
La muerte
—Por eso juegas al ajedrez con la muerte...

Ha muerto Max von Sydow (1929-2020), actor sueco conocido fundamentalmente por sus colaboraciones con Ingmar Bergmann. Su carrera profesional abarcó siete décadas y se hizo extremadamente popular por sus apariciones en superproducciones norteamericanas como El exorcista, Star Wars o la televisiva Juego de tronos.

Nosotros, sin embargo, lo recordaremos siempre como el caballero Antonius Block, que juega al ajedrez con la muerte.

domingo, 8 de marzo de 2020

ÉCHEC ET MAT




Isabelle Rozot (1962) es una pintora francesa creadora de un universo muy personal que, en palabras de los críticos, es a partes iguales extravagante, sofisticado y lánguido. En este universo, los animales, a veces fantásticos, ocupan un lugar muy especial.



Este cuadro, titulado Échec y mat (Jaque mate), es una obra de 2004. Aunque el minino protagonista parece más asustado que otra cosa.

miércoles, 4 de marzo de 2020

AJEDREZ POR TATIANA FERKOVA


Chess es una fotografía de 2009 de la checa Tatiana Ferkova. Una evocadora imagen en la que la autora ha aprovechado bien las posibilidades de la profundidad de campo para crear una atmósfera seductora.

Quizá parte del encanto de la obra provenga del uso de materiales fotoquímicos. La fotógrafa utilizó una cámara de formato medio Yashica Mat 124G y película negativa Ilford HP5.

Otras obras de la artista pueden verse aquí.

martes, 25 de febrero de 2020

ALFRED HRDLICKA


Schachspiel (Partida de ajedrez. 1984) es un pequeño bronce patinado del escultor austriaco de origen checo Alfred Hrdlicka (1928-2009).

domingo, 23 de febrero de 2020

EL INSTITUTO-ESCUELA

Tres fotografías de un montaje exhibido en la exposición «Laboratorios de la Nueva Educación: en el centenario del Instituto-Escuela» celebrada en la sede de la Institución Libre de Enseñanza de Madrid entre octubre de 2019 y febrero de 2020.

El Instituto-Escuela fue el medio por el que se intentó aplicar los principios pedagógicos de la Institución Libre de Enseñanza a la educación pública. Se fundó en Madrid, en 1918, y significó la entrada en España de una pedagogía moderna, equiparable a las más avanzadas del mundo.

El montaje consiste en láminas, trabajos de los alumnos y material didáctico de la época junto con la ampliación a gran tamaño de una fotografía de una clase de párvulos —entre cuatro y cinco años— fechada aproximadamente en 1923. La instantánea se tomó en la primera sede del Instituto-Escuela, en el número 8 de la calle Miguel Ángel de Madrid, y en ella podemos ver a la maestra Rosa María Castilla y Polo, quien estuvo vinculada al Instituto-Escuela desde su fundación hasta la desaparición de la institución después de la Guerra Civil Española.

Entre los materiales didácticos podemos ver un tablero de ajedrez, ya que efectivamente el ajedrez era considerado por la nueva pedagogía como una excelente actividad formativa. Hoy en día, esto parece tan evidente que se cae por su propio peso, pero solemos olvidar que hemos llegado hasta aquí cabalgando a hombros de gigantes. Uno de esos gigantes fue Rosa María, maestra entre otros miles de alumnos de Julio Caro Baroja.