lunes, 11 de julio de 2016

AJEDREZ PLAYERO

Ahora que ya tenemos encima la caló y aquellos que puedan estarán pensando en huir para las playas, si es que no lo han hecho ya, queremos llamar la atención sobre un invento que permitiría jugar fácilmente al ajedrez en la playa imprimiendo los perfiles de las piezas sobre la arena húmeda, prescindiendo de esta forma de tener que cargar con un engorroso juego de ajedrez con sus trebejos y su tablero. 

El invento consiste en dos cubos en cuyas caras están resaltados los perfiles de las piezas y que, mediante una simple presión, imprimirán sobre la arena las distintas piezas, como si de una diagrama de cualquier libro se tratara. Para jugar solo habría que ir borrando las piezas de su casilla de origen y volverlas a imprimir en la casilla de destino. Las negras y las blancas se distinguirían fácilmente porque unas quedarían en bajorrelieve y las otras rehundidas en la superficie.

Genial, ¿verdad? El problema es que al invento le han salido dos padres.  Bueno, realmente un padre y una madre, aunque de distinta familia.

Reivindican la paternidad, por una parte, Timothy Callahan, neoyorquino, que defiende su primacía con el siguiente diseño —y video explicativo—.




Y por otra parte la suiza Diane Bayard, que hace lo propio con este otro diseño y foto informativa:




La idea es la misma y, francamente, no tengo elementos de juicio para saber quién tiene la razón. A ver si se aclaran y el año que viene se lo pueden llevar a la playa.