miércoles, 30 de diciembre de 2015

LAS REGLAS DEL JUEGO


Uno de los carteles promocionales de «La règle du jeu», la gran película de Jean Renoir, tiene un motivo ajedrecístico. Aunque las reglas del juego que acatan los protagonistas de la película no sean las del ajedrez sino las de la educada y cortés hipocresía con la que camuflan sus pasiones.

lunes, 28 de diciembre de 2015

F MINUS

¿Aplazar por la lluvia? ¡Esto no es béisbol!
Esta lluviosa ilustración pertenece a la tira cómica F Minus, obra del dibujante Tony Carrillo.

viernes, 25 de diciembre de 2015

EL ÁRBOL DE NAVIDAD DE PÁL BENKŐ

Pál Benkő 
Chess Life, 1975
#2                                              (9+6)

SOLUCIÓN:
1. Dc5 

1. ... Tc5 2. Cd4 #

1. ... dc5 2. Te5 #
1. ... Te4 2. Dd5 #
1. ... A 2. Cf4 #
1. ... Rf5  2. Dd5#

miércoles, 23 de diciembre de 2015

EL VERDUGO

Genial disección de la España franquista; triste, profundo y cómico análisis de la condición humana y poderoso alegato contra la pena de muerte, El verdugo es una de las grandes películas españolas de la historia. 

Amadeo (Pepe Isbert) es un verdugo que aspira a un piso oficial por su condición de funcionario. Cuando su inminente jubilación le imposibilita acceder a este privilegio, intenta lograrlo engatusando al novio de su hija, José Luis, un empleado de pompas fúnebres. José Luis (Nino Manfredi) heredaría el puesto de trabajo y el derecho a la vivienda. El pusilánime José Luis no quiere el puesto ni en pintura pero lo tranquilizan, es difícil que algún día tenga que ejecutar el trabajo en los términos estipulados en el contrato, las sentencias capitales no son frecuentes. Lo que pasa a continuación lo saben ustedes muy bien. Y si no han visto la película, ya están tardando en hacerlo. ¡Corran!

La presencia del ajedrez en El verdugo se da cuando Amadeo y José Luis van al ministerio para pedir la plaza de verdugo que ha quedado vacante. Entre las peticiones de pólizas diversas y certificados varios, los funcionarios que les atienden mantienen el siguiente diálogo:


Burócrata I 
Con este movimiento ganó el campeonato Alekhine.

Burócrata II 
¡Bah!

Burócrata I 
Mira la jugada.

Burócrata II 
Bueno.

Funcionario I 
Piénsalo, piénsalo.

Burócrata II 
¡Bah!

Burócrata I 
¿Te das cuenta? Mate.


Sobre el escritorio del funcionario hay un libro de ajedrez abierto y un pequeño tablero de viaje.

El verdugo. Luis García Berlanga. Naga Films y Zebra Films. 1964. 




lunes, 21 de diciembre de 2015

NUEVOS CRÍMENES EJEMPLARES (MAX AUB)

Era mate a la tercera. Solo aquella jugada absurda, que nadie podía pensar, pudo salvarle. La hizo. Lo maté a la primera.





FICHA TÉCNICA 

MAX AUB
MUCHA MUERTE
EDICIÓN Y PRÓLOGO DE PEDRO TEJADA TELLO
CUADERNOS DEL VIGÍA. GRANADA, 2011

Ilustración de John Petersen.

sábado, 19 de diciembre de 2015

JORNADA DE REFLEXIÓN

Stencil fotografiado en Brighton en 2013

ÉL HA HECHO SU JUGADA

¿CUÁNDO HAREMOS NOSOTROS LA NUESTRA?

Mañana, por ejemplo

viernes, 18 de diciembre de 2015

AJEDREZ EN EL SET VIII. DR. STRANGELOVE OR GEORGE C. SCOTT VERSUS STANLEY KUBRICK

Stanley Kubrick fue un gran aficionado al ajedrez y en varias de sus películas se muestra el juego o aparecen personajes que que lo practican. En Artedrez ya vimos la célebre secuencia en la que el ordenador Hal derrota a un astronauta en la película de 1968 2001: A Space Odissey. También, la que aparece en Lolita.

Curiosamente, en Dr. Strangelove or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb, estrenada en España como «¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú», no hay ninguna referencia al juego aunque durante su rodaje se jugaron muchas partidas, de las que ha quedado abundante testimonio gráfico.

Kubrik y uno de los actores protagonistas de la película, George C. Scott, mantuvieron grandes discrepancias sobre cómo debía afrontar el segundo el papel que tenía asignado: el del general «Buck» Turdgidson. Kubrik restauró la jerarquía por el insólito procedimiento de derrotar al actor repetidamente al ajedrez. Scott era muy aficionado a jugar en las pausas de los rodajes, pero Kubrik era un jugador mucho más fuerte. Es bien conocido que en su juventud frecuentaba Washington Square en busca de incautos a los que sacar unos dólares y que jugó torneos informales, tanto en el Marshall Chess Club como en el Manhattan Chess Club, durante la época en que residió en Nueva York.

A continuación, una selección de fotos de los encuentros entre Kubrick y Scott en el set de rodaje de Dr. Strangelove or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb.











miércoles, 16 de diciembre de 2015

LA CUMBRE DE VIENA


Victor Weisz, Vicky era su nombre de guerra, fue un caricaturista alemán de origen húngaro que como tantos artistas de origen judío tuvo que emigrar de Alemania para salvar la vida. En el caso de Vicky al Reino Unido, donde desarrolló una extensa carrera como caricaturista político para los principales medios británicos.

La viñeta que publicamos hoy se refiere a la llamada «Cumbre de Viena», celebrada en la capital austriaca los días 3 y 4 de junio de 1961, que reunió al presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy, con el presidente del consejo de ministros de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Nikita S. Jruschov. Detrás de Kennedy se alinean el primer ministro británico, Harold Macmillan; el presidente de Francia, Charles de Gaulle; y el canciller de la República Federal Alemana, Konrad Adenauer. Secunda a Jruschov el presidente de la República Popular China, Mao Zedong.

En lo más frío de la Guerra Fría, pocos meses después del frustrado desembarco de Bahía Cochinos y pocos meses antes de la construcción del muro de Berlín, las dos superpotencias se reunieron para hablar de las múltiples discrepancias y los múltiples frentes, algunos bastante calientes, que tenían abiertos. Después del encuentro resultó todavía más claro que el mundo se hallaba dividido en dos sistemas políticos irreconciliables.

____________________________________

En la caricatura, Kennedy se dirige a sus acompañante con estas palabras: «Entonces moví un peón y aplazamos...»

La cartela dice lo siguiente:

CUMBRE DE VIENA
EL 
MUCHACHO MARAVILLA
CONTRA
EL 
GRAN MAESTRO

Los libros sobre los que se sienta Kennedy se titulan «Ajedrez en 100 días» y «Ahogado»

lunes, 14 de diciembre de 2015

DAX, EL GUERRERO


Soy un guerrero. Apenas un peón en un tablero de ajedrez sobrenatural en una atemporal partida de ajedrez.
Así se presentaba a sí mismo «Dax, el Guerrero» (En inglés Dax, the DamnedDax, el Condenado—), el personaje creado por Esteban Maroto en la aventura titulada Chess (Ajedrez) publicada en el número 41 de la revista Eerie en agosto de 1972.

«Dax, el Guerrero» es un cómic de fantasía heroica escrito y dibujado por el madrileño Esteban Maroto. Aunque su debut fue como tira diaria en el diario «Pueblo» en 1971, bajo el nombre de Manly, el Guerrero, pronto sería fichado por la editorial norteamericana Warren Publishing donde se desarrolló el total de la serie durante el año 1972.

En «Chess» se desarrolla un tópico muy caro a los guionistas de cómics: el de la partida que se desarrolla con la vida de personas reales en juego. Dax es un guerrero pero inesperadamente es secuestrado por una deidad maligna como rival en una horrible partida de ajedrez. En este caso, son deudos ya fallecidos de Dax los que asocian su suerte a los distintos trebejos. Pieza capturada, muerte segura; segunda muerte, en este caso.
Soy Atropos. Represento al destino que ni los hombres ni los dioses pueden cambiar. Verás, he inventado un juego excitante y necesito a alguien que me ayude a jugarlo.
Atropos devuelve la vida a amigos y familiares de Dax para que actúen como los trebejos del guerrero. El dios maligno elige demonios y brujas como piezas. Como era de esperar, la habilidad de Dax con la espada, su facilidad para cercenar brazos y cabezas o destripar enemigos, se transforma en torpeza delante del tablero y pierde sus piezas una tras otra. Sus deudos vuelven a la muerte de forma inexorable y Dax a su triste sino de guerrero errante.


viernes, 11 de diciembre de 2015

EN LAS CALLES DE... UNA CIUDAD UCRANIANA NO IDENTIFICADA


Fotografía del ruso-alemán Erwin Volkov

El caso Volkov es notable por un curioso guiño del destino. El fotógrafo es hijo de un soldado alemán que fue capturado por el ejército ruso en el transcurso de la I Guerra Mundial y de una mujer rusa; años después, el propio Volkov, soldado alemán durante la II Guerra Mundial, fue capturado, siguiendo el sino de su padre, por el Ejército Rojo en 1942. Al final, va a ser verdad que la historia se repite. 

Finalizada la contienda, Volkov decidió instalarse en la hoy desaparecida República Democrática Alemana. En 1957, el diario alemán Wochenpost le encargó un reportaje fotográfico sobre la U.R.S.S. que le llevó a recorrer diversas zonas de ese país. El viaje se prolongó durante diez años y le permitió componer un impresionante fresco fotográfico de la vida en la Unión Soviética durante los años 50 y 60. 

La foto que presentamos fue realizada durante uno de esos viajes. Está realizada en 1957, en una ciudad ucraniana no identificada. 

miércoles, 9 de diciembre de 2015

SHADOW BOXES


En el blog «La Belle Brocante» (algo así como «La bella chamalirería»), que está dedicado a las antigüedades y a la compraventa de objetos vintage, hemos encontrado unas cajitas para exponer diversos objetos, denominadas genéricamente shadow boxes. La que mostramos hoy contiene una carta comercial de época, una antigua etiqueta de una farmacia y unas viejas piezas de ajedrez ucranianas.

lunes, 7 de diciembre de 2015

EL BAR DE JOHNNY


Dibujo de Andrea Kalfas para ilustrar un artículo de Colin Stokes sobre el Johnny's Bar, sito en el número 90 de Greenwich Avenue, en pleno West Village, New York. Publicado en The New Yorker el 27 de julio de 2015.

El tablero de ajedrez que pende del techo, y que puede constituir todo un reto después de unas cuantas copas, es un elemento decorativo real del local.


viernes, 4 de diciembre de 2015

SPECTRE


En la última de 007 (Spectre; dirigida por Sam Mendes. Eon Productions, 2015) hay una presencia incidental del ajedrez cuando James Bond (Daniel Craig) visita a Mr. White, también conocido por «The Pale King» (Jesper Christensen), un maloso en horas bajas.

La escena sugiere el abandono en el que se haya sumido Mr. White, el tablero está cubierto por una gruesa capa de polvo, pero que en tiempos se distraía jugando al ajedrez y que ganó la última partida que había disputado, según se deduce de dónde se sientan los personajes ante el tablero.

André Schulz propone en un artículo publicado en ChessBase una partida disputada entre Louis Paulsen y Henry Bird en Viena en 1873 como fuente de la posición que se ve en el tablero, aunque sus argumentos podríamos definirlos como meramente circunstanciales.

La hipótesis de Schulz se basa en la similitud entre la posición final de dicha partida:

Paulsen vs Bird
Viena 1873
Y la posición que aparece en la película, aunque en la película el rey blanco está realmente fuera del tablero.

Mr. White vs NN
Austria, 2015
Salvo que ambas partidas se disputaron en Austria, la verdad es que no hay ninguna prueba fehaciente de que esa partida fuera la que inspirara la posición que aparece en la película.


El ajedrez salió mejor parado, que duda cabe en «Desde Rusia con amor».

miércoles, 2 de diciembre de 2015

LA DAMA BLANCA Y LA DAMA NEGRA

La dama blanca
La dama negra
Dos obras de la artista bielorrusa afincada en Francia Léna Tereshonok. Forman parte de una amplia serie de obras dedicadas al ajedrez



FICHA TÉCNICA

REINE BLANCHE (2007)
ACRÍLICO SOBRE LIENZO. 60 x 60 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

REINE NOIRE (2008)
ACRÍLICO SOBRE LIENZO. 90 x 70 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

lunes, 30 de noviembre de 2015

EL ANIMAL MÁS BELLO DEL MUNDO


Fotografía de Ava Gardner realizada por Virgil Apger en 1951 para promocionar la inclasificable película de Albert Lewin «Pandora y el holandés errante» (MGM & Romulus Films, 1951).


Rara y fascinante película en la que Ava/Pandora juega con los hombres a su capricho, excitando su deseo con su actitud indiferente, enardeciendo sus celos y encaminándolos a la perdición, como corresponde a aquella que es semejante en belleza a las diosas inmortales y está destinada por Zeus, portador de la égida, a ser castigo de la especie humana. 

El fotógrafo eligió retratar a la actriz ante un tablero de ajedrez, jugueteando con las efigies de los actores que interpretan a los distintos personajes de la cinta, cuales son, de izquierda a derecha, Mario Cabré, quien en el papel del torero Juan Montalvo alcanzó una cumbre todavía insuperada del surrealismo carpetovetónico; James Mason, que interpretó el rol de Hendryck van der Zee, el holandés errante y Nigel Patrick, el de Stephen Cameron, un as del volante. Con ellos cocinará Lewin su película de culto.

Además, en una escena de la película, el profesor Geoffrey Fielding, interpretado por Harold Warrender, a través del cual se nos va a contar la historia, juega al ajedrez sin rival:



El juego de ajedrez que está utilizando es el diseñado por Man Ray en 1946, fabricado en aluminio anodizado blanco y rojo. 

Man Ray, que era amigo del director, también realizó un retrato fotográfico en color de Ava Gardner que apareció en una escena como si fuera una miniatura flamenca de época. Además, pintó un retrato al óleo de la actriz, el que el holandés errante está realizando cuando hace su aparición en escena, que finalmente no fue utilizado en la película. Lamentablemente, no podemos publicarlos aquí pues es una regla no escrita, pero escrupulosamente respetada, que en este blog no ha de haber ninguna imagen que no haga referencia expresa al ajedrez. Los lectores interesados, empero, pueden contemplarlos en todo su esplendor siguiendo este enlace.


viernes, 27 de noviembre de 2015

ANDRÉ RAFFRAY


Al hilo de la entrada anterior, traemos a ARTEDREZ una ilustración de André Raffray que recoge el momento de la filmación de la partida de ajedrez entre Marcel Duchamp y Man Ray en la película Entre'Acte. La ilustración forma parte una serie de doce gouaches titulada La vie illustrée de Marcel Duchamp realizada para formar parte de la publicación homónima de Jennifer Gough-Cooper y Jacques Caumont.

La leyenda que acompaña a esta ilustración reza:
Marcel Duchamp, el ajedrecista, actuando en la película Entre'Acte, dirigida por René Clair y Francis Picabia, mientras Erik Satie mira divertido. París, 1923.
André Raffray fue un peculiar artista francés. Aparte de realizar ilustraciones como la que nos ocupa y de trabajar durante cerca de 30 años para la compañía cinematográfica Gaumont, la obra de Raffray se caracteriza por tener un único tema: la propia pintura. Esto le valió el sobrenombre de «el pintor de la pintura». En sus obras encontramos reinterpretaciones, variaciones y comentarios sobre gran número de artistas de distintas épocas. El trabajo de Raffray es tan minucioso que a simple vista resulta difícil distinguir su estilo del de los artistas que reinterpreta.  

FICHA TÉCNICA

JENNIFER GOUGH-COOPER &JACQUES CAUMONT
LA VIE ILLUSTRÉE DE MARCEL DUCHAMP AVEC 12 DESSINS D'ANDRÉ RAFFRAY
CENTRE NATIONAL D'ART ET DE CULTURE GEORGES POMPIDOU. PARÍS, 1977

miércoles, 25 de noviembre de 2015

ENTR'ACTE


«Entr'Acte» es una película vanguardista dirigida por René Clair en 1924. Debe su nombre a que se realizó para ser exhibida en el entreacto de «Relâche» (Cancelado), un ballet en dos actos creado por Francis Picabia con música de Erik Satie e interpretado por los ballets suecos. 

A partir de unas breves notas garrapateadas por Picabia mientras cenaba en Maxim's, Clair desarrolló un mediometraje en el que dio cabida a todos los efectos especiales conocidos en la época y los puso al servicio de una narración dislocada, visualmente impactante y de un humorismo plenamente dadaísta.

En la película aparecieron haciendo breves cameos algunos de los principales artistas de vanguardia de la época: Erik Satie, que también compuso la música; Francis Picabia; los músicos George Auric y Darius Milhaud y el coreógrafo Jean Börlin. En una célebre secuencia aparecen los artistas Marcel Duchamp y Man Ray disputando una animada partida de ajedrez un un tejado parisino hasta que un potente chorro de agua barre piezas y jugadores de la escena.

A continuación, «Entre'Acte».

lunes, 23 de noviembre de 2015

LA SALTAPARED

LA SALTAPARED

Volando del vértice
del mal y del bien,
es independiente
la saltapared.

Y su principado,
la ermita que fue
granero después.

Sobre los tableros
de la ruina fiel,
la saltapared
juega su ajedrez,
sin tumbar la reina,
sin tumbar al rey...

Ave matemática,
nivelada es
como una ruleta
que baja y que sube
feliz, a cordel.

Su voz vergonzante
llora la doblez
con que el mercader
se llevó al canario
y al gorrión también
a la plaza pública,
a sacar la suerte
del señor burgués.

Del tejado bebe
agua olvidadiza
de los aguaceros,
porque transparente
su cuerpo albañil
gratuito nivel.

Y al ángel que quiere
reconstruir la ermita
del eterno Rey,
sirve de plomada
la saltapared.


El poema es de Ramón López Velarde  y pertenece a su libro póstumo El son del corazón (Bloque de Obreros Intelectuales de México. México, 1932)

La ilustración, titulada «El paso del tiempo», es obra del ucraniano Dmitry Shlykov.
(2012. Óleo sobre lienzo. 80 x 60 cm. Colección particular)

miércoles, 18 de noviembre de 2015

JEANNE MAMMEN



Jeanne Mammen militó en el ala verista de la Nueva Objetividad, el movimiento artístico que reaccionó contra el subjetivismo del expresionismo de los años 20. Los artistas de la Nueva Objetividad aprovecharon los hallazgos estilísticos de las vanguardias pero no fueron indiferentes a la crítica social y su objetivo fue el mostrar de una forma descarnada y muchas veces caricaturesca la sociedad burguesa de la época. 

Los veristas en general (Grosz, Dix) y Jeanne Mammen en particular retrataron de forma despiadada la sociedad de posguerra y en sus cuadros menudeaban los ambientes sórdidos repletos de prostitutas, borrachos y mendigos que contrastaban con la degradación moral de una alta burguesía hipócrita y militarista que ya preludiaba el nazismo.

A los nazis, precisamente, no les hacía ninguna gracia el movimiento y cuando se auparon al poder incluyeron sus obras en la exposición «Arte degenerado», celebrada en Münich en 1937. Ser tachado de «artista degenerado» significaba no poder exponer, no poder ejercer la docencia y, en los casos más extremos, no poder ni siquiera pintar. Arte degenerado era para los nazis todo el arte moderno. Recordemos que lo que se proponía como alternativa era el llamado «Arte heroico», algo que la mayor parte de las veces no superaba el estatus de mera propaganda.

Por supuesto, la obra de Mammen tampoco gustó a los jerarcas nazis que denunciaron sus motivos como «judíos» y prohibieron la exhibición de las litografías que había hecho para ilustrar Les Chansons de Bilitis de Pierre Louÿs. Mammen, poco predispuesta hacia el «arte heroico», se retiró a una suerte de exilio interior, dejó de publicar ilustraciones en prensa y dejó de exponer sus cuadros y litografías. Solo después de la guerra pudo volver a mostrar su trabajo que se había orientado con los años hacia un estilo abstracto.

El reconocimiento de su aportación a la Historia del Arte, sobre todo por los trabajos realizados en su primera época, ha sido tardío y, lamentablemente, póstumo. Y aún así no ha sido, para la alta calidad de su trabajo, demasiado generalizado.

«El jugador de ajedrez» es una muestra perfecta de su estilo y ejemplo de un tema muy querido para la artista: los cafés de Berlín. Los amables lectores ya se habrán percatado que el tablero está mal aparejado, con un escaque negro a la derecha del jugador. Un ejemplo más del desbarajuste y la decadencia que se vivía en los últimos años de la república de Weimar. 



FICHA TÉCNICA
JEANNE MAMMEN
SCHACHSPIELER (EL JUGADOR DE AJEDREZ) 1929-1930
ÓLEO SOBRE LIENZO
BERLINISCHE GALERIE

viernes, 13 de noviembre de 2015

miércoles, 11 de noviembre de 2015

VALERIU BUEV



«Partida de ajedrez» es una obra del moldavo Valeriu Buev. Formado en la Universidad de Krasnodar (Rusia) donde se graduó en pintura y diseño gráfico. Dio sus primeros pasos profesionales en el campo de la ilustración editorial para posteriormente centrarse en la pintura.

Una buena parte de su obra transita dentro de un estilo surrealista y en su temática son frecuentes las jaulas, los animales mecanizados y los jaquelados. En la obra de hoy, que podríamos situar en el Outback australiano, dos contendientes en una justa ajedrecística, que han agotado todas las posibilidades pero no han podido evitar llegar a una posición de tablas muertas, descansan después de la ardua batalla.

FICHA TÉCNICA

VALERIU BUEV

CHESS GAME
ÓLEO SOBRE LIENZO. 91,44 x 60,96 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

lunes, 9 de noviembre de 2015

DE VARIA INVENCIÓN XCII

«Mi ideal es una conversación eterna con un amigo», decía a veces a sus íntimos. «Una conversación universal. Por eso juego al ajedrez: es el más universal de los idiomas»


FICHA TÉCNICA
ANÓNIMO
EL INSPECTOR XAN. EL HOMBRE DEL CABALLO DE PLATA
ÁMBITO LITERARIO. BARCELONA, 1981 

CLAUDE HARDENNE
JOUEURS D'ÉCHECS (2014)
ÓLEO SOBRE TABLA. 41 x 45 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

viernes, 6 de noviembre de 2015

EL HOMBRE DEL CABALLO DE PLATA


La obra que presentamos hoy, «El inspector Xan. El hombre del caballo de plata», parece ser el único libro de lo que pretendía ser una serie policíaca proyectada por el editor Víctor Pozanco a comienzos de la década de los ochenta del siglo pasado para su colección «Ámbito literario». En la contraportada del libro se anunciaba:
Cada mes una aventura con el inspector Xan. Doce casos de asesinato resueltos en cinco años con un tablero de ajedrez y una mascota, Cheval, su pequeño caballo de plata.
Sin embargo, parece que esta primera novela no tuvo continuación. Al menos yo no he logrado encontrar ningún título más.

En las primeras páginas se nos presenta a Juan «Xan» Parada de Betanzos del que pronto averiguamos que es un solterón solitario y rico heredero (de los Parada de Betanzos, nada menos) que vive con una sirvienta abnegada y protestona; que juega al ajedrez de forma profesional, amén de escribir libros y publicar artículos sobre el tema; y que colabora con la policía en la resolución de complicados casos de asesinato, pero siempre preservando su anonimato.

Tal y como se anuncia en la contraportada, el método de investigación de Xan es bastante peculiar; tiene algo que ver un tablero de ajedrez (no importa que sea electrónico) y un caballito de plata llamado Cheval. Xan parece averiguar el nombre del asesino por algún método mágico de adivinación que resulta poco comprensible para quienes le rodean. Después de la explicación ofrecida por el propio Parada de Betanzos en la novela, no lo es mucho más para los lectores:
En síntesis os diré que lo que hago es básicamente equiparar el problema a un problema de ajedrez. Sustituyo personas y situaciones por piezas y situaciones.
Al parecer, el método resultaba infalible.

Xan es, como hemos dicho, profesional del ajedrez. Y del más alto nivel. La trama de la novela lo sitúa nada menos que disputando la final del Torneo de Candidatos contra el inglés Tony Miles. El contexto en que se desarrolla este enfrentamiento no es sino una licencia poética. En algún momento el disidente ruso Viktor Korchnoi habría derrotado a Anatoly Karpov con el título mundial en juego. El siguiente ciclo del campeonato del mundo habría llegado a una final de candidatos entre Lev Polugaievsky, que habría derrotado a Tony Miles, y Anatoly Karpov, que habría hecho lo propio con Parada de Betanzos. La negativa de los dos soviéticos a enfrentarse con el apátrida Korchnoi, llevó a los dos perdedores a jugarse el puesto de candidato al título mundial. Como curiosidad, diremos que los segundos de Parada de Betanzos en su encuentro contra el inglés Miles llevan nombres que apenas logran disimular el de grandes ajedrecistas españoles: Echoa y Lomar.

Desgraciadamente, Juan «Xan» Parada de Betanzos perdió ante Miles y España se quedó sin un posible Campeón del Mundo.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

NO, AMOR MÍO...


Los lectores veteranos de este blog saben que es auténtica devoción lo que sentimos en ARTEDREZ por las obras que ilustran cierta escena del acto V de «La tempestad» de William Shakespeare. Ya saben, aquella que dice:

MIRANDA
Mi dulce dueño, ¡hacéis trampas!

FERDINAND
No, amor mío, por nada del mundo lo hiciera.

MIRANDA
¡Sí! ¡Ya lo creo! Por veinte reinos lo harías, y aún así, juego honesto me pareciera…

Por lo tanto, hoy es un día dichoso porque hemos encontrado una nueva ilustración que añadir a la colección. Se trata de la que Robert Anning Bell realizó, en un estilo deliciosamente modernista, para la edición de «La tempestad» publicada en Londres en MCMI por Freemantle & Co.

___________________________________________________________

Entradas anteriores con este mismo tema:







lunes, 2 de noviembre de 2015

ALEGRES MELODÍAS


En la capital del óblast de Novosibirsk, que también se llama Novisibirsk, en plena ruta del ferrocarril Transiberiano, Alexey Lyapunov y Lena Ehrlich  (People Too es su nombre de guerra) dibujan delicadas historias sobre viejas partichelas que han bautizado con el título genérico de «Alegres melodías».

Lena y Alexey también realizan primorosas esculturas en papel, como vimos hace unos años en esta entrada.

viernes, 30 de octubre de 2015

UNDERWOOD & UNDERWOOD


La fotografía estereoscópica gozó de un éxito extraordinario desde la segunda mitad del siglo XIX hasta el final de la I Guerra Mundial (quizá algo más). Las vistas tridimensionales que ofrecía colmaban el deseo del público de poseer imágenes de los personajes famosos de la época, de coleccionar paisajes singulares o conocer lugares exóticos y misteriosos (más o menos como hoy en día). Las fotografías se vendían por millones y por ello son consideradas como el primer fenómeno visual de masas.

Underwood & Underwood fue una compañía pionera en la producción, edición y distribución de material fotográfico, con dedicación especial a las fotografías estereoscópicas. A comienzos del siglo XX, se estima que publicaban cerca de 25.000 fotografías al día y eran capaces de producir diez millones de vistas al año. Multitud de fotógrafos de todo el mundo trabajaron para ellos y organizaron un imperio de producción y venta de fotografías a escala mundial que duró hasta 1940.

En lo años previos a la I Guerra Mundial, Underwood & Underwood se introdujo también en el campo del fotoperiodismo y durante la guerra realizaron gran cantidad de fotografías del conflicto. Dos de ellas reflejan a soldados jugando al ajedrez. La de arriba se titula «Una partida de ajedrez en un refugio subterráneo cerca del frente en Francia" y la de abajo «Una partida de ajedrez mientras el cielo tiembla sobre sus cabezas».


miércoles, 28 de octubre de 2015

JEAN METZINGER


Este «Soldado jugando al ajedrez» es posiblemente un autorretrato de Jean Metzinger realizado durante la I Guerra Mundial. Metzinger fue uno de los principales teóricos del cubismo y esta obra es característica del denominado cubismo de cristal, desarrollado durante la guerra, y que se caracteriza por un uso más intenso del color, generalmente plano, en composiciones cuyos planos geométricos se solapan en grandes estructuras diagonales. El trabajo de Metzinger refleja el profundo interés del artista por las matemáticas y los estudios sobre la cuarta dimensión. El mismo pintor lo explicó así: «Pintura, escultura, música, arquitectura, todo el arte duradero no es más que la expresión matemática de las relaciones que existen entre lo interno y lo externo, entre el yo y el mundo». La cuarta dimensión sería pues la dimensión de la mente.


FICHA TÉCNICA
JEAN METZINGER
LE SOLDAT À LA PARTIE D'ÉCHECS (1915-1916)
ÓLEO SOBRE LIENZO. 81,3 x 61 cm
SMART MUSEUM OF ART, CHICAGO

lunes, 26 de octubre de 2015

EN LAS CALLES DE... BOLONIA


«El Rey» es una fotografía de Roberto Olivadoti realizada en las calles de Bolonia. El hombre de la fotografía es Antonio, una persona sin hogar, quien se ofrece para jugar una partida con cualquiera a cambio de unas monedas.

Rafael Antonio Quevedo, de padre español, es licenciado en Economía y Comercio y una víctima más de la crisis sin fin que vivimos. Reacio a pedir limosna, pensó en ofrecer partidas de ajedrez a cambio de un pequeño donativo. Es el método que ha encontrado para intentar sobrevivir. Aprendió a jugar de niño, con su padre, y durante su juventud frecuentó los clubes de ajedrez de Bolonia.

En Quotidiano net, un periódico digital italiano, Annalisa Uccelini ha contado su historia.

viernes, 23 de octubre de 2015

ECHEC AU ROI

Bohuslav Martinů - Échec Au Roi / The Revolt, Ballet in 1 Act

Portada del disco Échec au Roi, ballet en un acto (H 186) obra del compositor checo Bohuslav Martinů,  interpretado por la Orquesta Sinfónica de Praga, dirigida por Jiří Bělohlávek.

Las partes del ballet son las siguientes:

I     Paso a tres (Allegro vivo)
IIa  Paso de los caballos (Poco allegro)
IIb  Danza de los alfiles (Moderato)
IIc  Danza de las torres (Allegro marcia)
III   Solo de las damas (Vals/Boston)
IVa El desafío (Allegro)
IVb Apertura española (Allegro)
V    La partida de ajedrez (Allegro moderato)
VI   Blues (Tempo de blues)
VII  Jaque mate (Allegro)
VIII Final (Allegro vivo)




miércoles, 21 de octubre de 2015

lunes, 19 de octubre de 2015

DUCHAMP vs. CRÉPEAUX.NIZA, 1925

El 8 de septiembre de 1925, los ajedrecistas franceses Marcel Duchamp y Robert Crépeaux se enfrentaron en la séptima ronda del III Campeonato de Francia de Ajedrez, que se estaba celebrando en Niza, en una partida que terminaría siendo decisiva de cara a la clasificación final del torneo.

Después de la sexta ronda, la clasificación iba comandada por el joven ingeniero de caminos, representante del Club de Ajedrez de Grasse, Robert Crépeaux (1900-1994), que ya se había coronado campeón de Francia el año anterior en Estrasburgo en el II Campeonato de Francia. Crépeaux había conseguido hasta ese momento cuatro victorias y unas solas tablas, con André Chéron. Iba, pues, destacado en primera posición con 4,5 puntos. Hay que tener en cuenta que al ser un número impar de participantes, todos los días uno tenía que descansar. A Crépeaux le había tocado hacerlo en la primera ronda lo que acrecentaba su ventaja aún más.

Robert Crépeaux. L'Echiquier, 1925
Crépeaux, que a la postre sería también campeón este año, tuvo que simultanear su trabajo en los ferrocarriles franceses con la práctica del ajedrez por lo que su presencia en los torneos nacionales e internacionales fue discontinua. Pese a ello, se proclamó tres veces campeón de Francia: en 1924, 1925 y 1941 y representó a su país en tres Olimpiadas de Ajedrez: La Haya, 1928; Munich, 1936; y Dubrovnik, 1950.

Pero la sorpresa en ese momento de la competición eran los resultados obtenidos por el artista Marcel Duchamp. Después de una victoria y dos tablas, había descansado en la cuarta ronda y vuelto a ganar en la quinta, aunque perdió en la sexta contra Lazard. Así pues, había llegado a su enfrentamiento con Crépeaux con 3 puntos, a uno y medio del líder. Una victoria de Duchamp habría acortado mucho las distancias en la cabeza de la tabla y habría dejado abiertas todas las posibilidades a falta de solo dos rondas por jugar. 

Retrato de Marcel Duchamp por Man Ray fechado en 1925.
Duchamp, que había tomado la sorprendente decisión, al menos para los mentideros artísticos, de abandonar el mundo del arte por la práctica del ajedrez, llevaba varios años compitiendo habitualmente para mejorar su juego. Primero en Nueva York, en 1920 y 1921; posteriormente en Bélgica, en 1923, y finalmente en Francia, a partir de 1924. Aún así, su participación ese año en el II Campeonato de Francia fue decepcionante, obteniendo solo cuatro de los doce puntos posibles. Sin embargo, en las primeras rondas del campeonato de 1925 había logrado imponerse a jugadores que en la edición precedente había quedado muy por encima de él.

Los participantes de la tercera edición del Campeonato de Francia de Ajedrez. De izquierda a derecha: André Chéron, Henri Bertrand, Frédéric Lazard, Robert Crépeaux, Raoul Gaudin, Marcel Duchamp, Robert Casier, Alexander Alekhine (árbitro), Adolphe Silbert y Georges Renaud.
La partida que iban a disputar Crépeaux y Duchamp era pues importante. Durante el torneo se alabó que Crépeux hubiera añadido a su habilidad táctica una mejor comprensión del juego posicional. Sin embargo, desde el principio de la partida dejó bien claro que su intención era atacar.

DUCHAMP, Marcel vs. CRÉPEAUX, Robert  
III CAMPEONATO DE FRANCIA. NIZA, 1925
A52 GAMBITO BUDAPEST

1. d4 Cf6 2. c4 e5 3. de5 Cg4 4. e4 (4. Cf3) 4... h5 (4... Ce5) 5. Ae2 Cc6 6. e6  (Una novedad de Duchamp. No había precedentes, tampoco tuvo seguidores) 6... Df6? Un error de Crépeaux que solo parece explicarse por la decisión de jugar de gambito a toda costa (6... fe6) (6... de6 7. Dd8 Rd8 8. Cf3) 7. ef7 Df7 8. Cf3 {Y las blancas tienen un peón de ventaja y una posición sin debilidades  lo que le da una clara ventaja.} 8... Ac5 9. O-O d6 10. Ag5?! ({ Quizá hubiera sido mejor} 10. Cc3 con idea de 11. Cd5) 10... Ae6 11. Cbd2 11... Ce7?({Mejor seguir con} 11... O-O $142 { ahora el ataque blanco en el flanco de dama irá casi solo.}) 12. a3 O-O-O 13. b4 Ab6 14. a4 c6 ({Otra posibilidad era} 14... a5 15. ba5 Aa5 16. Tb1 {aunque las blancas mantienen una gran ventaja}) 15. a5 Ac7 16. b5 d5 17. cd5 cd5 18. b6 ab6 19. ab6 Ab6 20. Ta8? {No es lo mejor. La posición sigue siendo ganadora para las blancas pero con} (20. Db3!  Ac7 21. Tfc1 de4 22. Ta8 Rd7 23. Db7 {
la victoria blanca está muy próxima.}) 20... Rc7 21. Dc2 Cc6 22. Ad8 Td8 23. Td8 Rd8 24. ed5 ({También se podía jugar} 24. Cg5 De7 25. Ce6 De6 26. Ag4 hg4 27. Tb1 Ac7 28. Db3 {y las blancas deben ganar.}) 24... Ad5 25. Ac4 Cd4 26. Ad5 Ce2 ({No cambiaba nada} 26... Dd5 27. Cd4 Ad4 28. Cf3 Af2 29. Tf2 Cf2 30. Rf2 {y ganan.}) 27. Rh1 Dd5 28. Ce4 Cd4 29. Cd4 Ad4 30. Tc1??  {Un error decisivo después de haber mantenido la ventaja a lo largo de toda la partida.} ({Con} 30. Td1!! { la ventaja blanca hubiera sido decisiva. Por ejemplo}De4 (30... b5 31. Dc3 Ac3 (31... Cf2 32. Cf2 Ac3 33. Td5) 32. Td5) 31. De4 Cf2 32. Rg1 Ce4 33. Td4 {y las blancas se quedan con una torre de más.}) 30... De4 31. Dc7?? ({Otro error ya en posición desesperada. Con} 31. f3 Dc2 32. Tc2 Ce5 {podría haber intentado prolongar la defensa.}) 31... Re8 32. Dc8 Rf7 33. Dc7 Rg6 34. f3 Cf2 35. Rg1 De3 ({El negro deja escapar un mate en tres. Pero la partida está ya perdida por Duchamp.} 35... Cd1 36. Rf1 (36. Rh1 De1#) 36... Dd3 37. Re1 Af2#) 36. Dc2 Cd3 0-1



No cabe duda de que Duchamp desperdició una gran ocasión de lograr una victoria frente a un fuerte rival y acercarse de paso a la cabeza de la clasificación. Sin embargo, el resultado de la partida despejó definitivamente el camino de Crépeaux hacia el título. En la siguiente ronda se enfrentó con Renaud que compartía la última posición del torneo con Casier con solo medio punto y a quien derrotó con facilidad obteniendo el título a falta de una ronda para el final. 



Duchamp se enfrentó precisamente con Casier, un jugador al que había derrotado frecuentemente en el pasado, pero, probablemente afectado por su derrota frente a Crépeaux, perdió de nuevo sin ofrecer demasiada resistencia. Sin embargo, Duchamp logró recuperarse en la última ronda derrotando a Bertrand. Consiguió así el 50% de los puntos en litigio por lo que fue proclamado Maestro de la Federación Francesa de Ajedrez lo que le permitiría participar en el siguiente campeonato nacional y representar a Francia en los distintos torneos internacionales que se disputaran. 


Ochenta y cuatro años después de la disputa de esta partida, un artista británico la eligió como tema para una de sus pinturas.


FICHA TÉCNICA
TOM HACKNEY
PINTURA AJEDRECÍSTICA Nº 2 (DUCHAMP VS. CREPEAUX. NIZA, 1925). 2009
YESO Y ACRÍLICO SOBRE LINO. 32 x 32  cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

Después de una primera época en la que su producción se había centrado en una de las facetas del hiperrealismo, el llamado fotorrealismoTom Hackney evolucionó hacia la abstracción geométrica. Dentro de este estilo, una serie importante de su producción son las llamadas chess paintings. En esta serie los cuadros se inspiran en los movimientos de determinadas partidas de ajedrez, algunas de ellas de importancia histórica, pero sobre todo de partidas de Marcel Duchamp. El cuadro reproducido arriba lo hace en la partida que nos ocupa.

El método de trabajo de Hackney en esta serie es el siguiente: el lienzo se divide en 64 casillas que se van cubriendo de acrílico negro o blanco según las piezas que pasen u ocupen cada una de ellas. Si sobre alguna casilla no ha pasado o no se ha posado pieza alguna se deja el lienzo crudo. De esa forma se obtiene una especie de retrato realista de la partida. 

Pero aquí no termina todo. Duchamp también se había encargado del diseño del cartel anunciador del campeonato. Además de las copias usuales que se hicieron para dar publicidad al torneo, se editó una tirada limitada numerada y firmada por el artista al precio de 100 francos la unidad. Duchamp donó los beneficios de la venta de estos carteles a la organización del torneo. 

El cartel muestra un conjunto de cubos (hemos de suponer que son una proyección tridimensional de los escaques) en perspectiva inscritos en el perfil de un rey de ajedrez. Duchamp comentó que el dibujo se realizó a partir de una foto de unos cubos cayendo. Sin embargo, una mirada atenta nos plantea un enigma. Ninguna de las aristas de los distintos cubos son paralelas entre sí, lo que parece desmentir la historia de la simple conversión de una imagen fotografiada en otra dibujada.

En la época en que se realizó el cartel, Duchamp estaba enfrascado en las investigaciones ópticas que desembocarían unos meses más tarde en el cortometraje Anémic Cinéma. Así pues esta obra entronca de lleno con las preocupaciones estéticas sobre las que Duchamp estaba trabajando en ese momento. A grandes rasgos, además de cumplir perfectamente con su función informativa y aun recaudadora, esta obra parece ser un argumento más en contra de ese arte «retiniano» que tanto repudiaba Duchamp, mostrando como la retina falla una vez más en aprehender la realidad si no es con la ayuda de la mente.


FICHA TÉCNICA
MARCEL DUCHAMP
ECHECS. CHAMPIONNAT DE FRANCE 1925 (1925)
LITOGRAFÍA. 77,5x58,1 cm.
MUSEO DE ARTE MODERNO DE NUEVA YORK (MoMA)

-----------------------------------------------------


Algunas notas biográficas, varias fotos y el cuadro de clasificación los he tomado de la página Heritage des Échecs Francais que da noticia de la historia del ajedrez francés.

Conocí la obra de Tom Hackney a través del extraordinario blog "The Streatham & Brixton Chess Blog".