viernes, 30 de diciembre de 2011

AJEDREZ EN PELOTAS

El pasado 20 de noviembre, en la ceremonia de clausura del torneo celebrado en Amsterdam en memoria del quinto campeón del mundo de ajedrez, el holandés Max Euwe (el mismo del que Bobby Fischer dijo: "hay algo raro en ese hombre. Es demasiado normal"), Jennifer Shahade dio un nuevo impulso a su creación "Naked Chess".

Como es sabido "Naked Chess" es una idea que la ajedrecista norteamericana tomó de la fotografía que Julian Wasser tomara en el Museo de Arte de Pasadena de Marcel Duchamp jugando al ajedrez con una mujer desnuda y que es uno de los temas más imitados por performers y artistas de todo el mundo y uno de los tópicos más queridos de ARTEDREZ. Vea si no el lector alguno de estos enlaces.


La performance se gestó a partir de un video promocional rodado como apoyo a la publicación del libro de Francis M. Naumann y Bradley Bailey "Marcel Duchamp: The Art of Chess" en el que Shahade participó con comentarios técnicos de las partidas de Duchamp. Posteriormente se eliminaron de la obra los elementos publicitarios y se mejoró el aspecto visual general de la filmación.  


En la ocasión que nos ocupa la performance consistió en el enfrentamiento en simultáneas de Jennifer con 3 modelos desnudos. Según cuenta la propia artista, pretendía reflexionar tanto sobre el turismo que llega a Amsterdam atraído por las drogas y el sexo como sobre las simultáneas en las que los maestros se enfrentan a muchos aficionados y que suelen ser motivo de interés para el público y los medios de comunicación. En la lectura de Shahade, la aparente sexualidad de la escena esconde en realidad un acto tan cerebral e intelectualizado como una partida de ajedrez, y la simultánea, una reivindicación del poder femenino. 


La actuación tuvo lugar en "De Kring" una sociedad de carácter privado que de tanto en tanto abre sus puertas a diversas manifestaciones artísticas. Como suele ser habitual, el espectáculo dio lugar a otras creaciones de interés como la interpretación del evento que el artista holandés Edgar Jansen hizo en este dibujo para el diario "Het Parool"...



...y las excelentes fotografías de Nadjia Voorham (blanco y negro) y Bas Bekkhuizen.


lunes, 26 de diciembre de 2011

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

El piso estaba cubierto de baldosas ajedrezadas, blancas y negras, desde la puerta de entrada hasta la cocina, y esto se había atribuido más de una vez a la pasión dominante del doctor Urbino, sin recordar que era una debilidad común de los maestros de obra catalanes que construyeron a principios de este siglo aquel barrio de ricos recientes.

Escacat. (Suelo de la galería del Paraninfo de la Universidad de Barcelona) por PCB75


FICHA TÉCNICA
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA
EDITORIAL SUDAMERICANA. BOGOTÁ, 1985

sábado, 24 de diciembre de 2011

LA VIDA AL AIRE LIBRE



"La vida al aire libre" de 1949 es el segundo cuadro de Magritte presentado en ARTEDREZ. En él el gusto por la paradoja y por lo sorprendente, tan consustancial al pintor belga, se muestra una vez más en todo su esplendor. 





lunes, 19 de diciembre de 2011

INWW


Internet Name Worldwide, empresa dedicada a la gestión, consultoría, y defensa de marcas en Internet, se anunciaba de esta forma en el diario ABC de Madrid el pasado sábado 17 de diciembre.

Observe el lector como el cliente contempla embelesado la cerrada defensa que de sus intereses hace la hueste negra y como lleva a la derrota al fraudulento rey de las blancas,  que acaba mordiendo el polvo tal y como se merece, por felón.

domingo, 18 de diciembre de 2011

DE VARIA INVENCIÓN LXIX

Hubo una gran fiesta en el castillo con las damas y los caballeros, y abundante y sabrosa fue la comida que el padre hizo preparar. No quiero detenerme en contaros en qué consistieron los platos; pero sí os diré que mucho comieron y bebieron. Cuando estuvieron saciados, y fueron retiradas las mesas, lo histriones, pues muchos acudieron allí, hicieron todos una demostración de lo que sabían hacer. Unos templaron su viola, otros tocaron la flauta, otros el caramillo; otros cantaba y se acompañaba ya con el arpa, ya con la rota. Otro les leía novelas y otro les contaba fábulas. Algunos caballeros jugaban a las tablas, y otros al ajedrez y a distintos juegos de dados. Luego cenaron opíparamente; les ofrecieron aves y frutas y gran cantidad de buen vino. Cuando acabó la fiesta y la cena, todos se fueron a acostar.

FICHA TÉCNICA
EL CABALLERO DE LA ESPADA
EDICIÓN A CARGO DE ISABEL DE RIQUER
SIRUELA. MADRID, 1984 



viernes, 16 de diciembre de 2011

EL CAPITÁN AMÉRICA

El Capítán América es un superhéroe creado al alimón por Joe Simon y Jack Kirby en 1940 para la editorial de cómics Marvel. Este personaje surgió en plena guerra mundial, antes de la entrada de los norteamericanos en la contienda, como un héroe nacionalista, su uniforme lleva los colores de la bandera americana, que se oponía tanto a los nazis como a los japoneses y que representaba los valores democráticos y la libertad. Fue pues la principal imagen propagandística de las posturas probélicas en el mundo del cómic. Después de la guerra evolucionó hacia posturas anticomunistas, según requería la nueva estrategia de la guerra fría, y posteriormente fue simplemente un luchador contra el crimen. 

El personaje vio la luz en marzo de 1940 en un número que contenía seis historias completas. La tercera de ellas se llamaba "El ajedrez de la muerte". Cuenta la historia de Rathcone un espía nazi que va eliminando a militares norteamericanos para entorpecer la defensa de los Estados Unidos ante una inminente invasión alemana. El fin último de Rathcone es convertirse en dictador.

Rathcone tiene un ajedrez cuyas piezas son las efigies de los personajes que van a ser asesinados. El Capitán América y Bucky, su ayudante, están también en la lista.


Bucky descubre el escondite secreto de Rathcone y encuentra el tablero de ajedrez donde se señala que el Capitán América y él mismo son el objetivo de los nazis. Antes de que pueda huir y dar aviso, Bucky es sorprendido y apresado.


Pero el Capitán América descubre también el escondite de Rathcone y consigue derrotar a los espías. En el fragor de la batalla, los trebejos vuelan por los aires...


martes, 13 de diciembre de 2011

ANTONIO ABELLÁN

Antonio Abellán es un artista español poseedor de un peculiar estilo figurativo, sus temas preferidos son escenas populares en las que los personajes suelen aparecer en ambientes festivos o disfrutando del ocio e interiores domésticos en los que sorprendemos la intimidad de los retratados. En general, los cuadros están llenos de sensualidad y con frecuencia presentan un sutil sentido del humor.



FICHA TÉCNICA
ANTONIO ABELLÁN
LA PARTIDA DE AJEDREZ
ACRÍLICO SOBRE LIENZO. 81x110 cm.

lunes, 12 de diciembre de 2011

TOD PAPAGEORGE. EN LAS CALLES DE... NUEVA YORK

Tod Papageorge es un fotógrafo norteamericano cuya obra fundamental, Passing through Eden (Steidl, 2007), reúne una selección de las fotos que había realizado durante cerca de 25 años en el Central Park de Nueva York.

Papageorge es uno de los más firmes partidarios de una fotografía directa sin ninguna preparación previa por parte del fotógrafo. El mundo, según el artista, es mucho más sorprendente de lo que la más desaforada imaginación de cualquier fotógrafo pueda llegar a idear.

Central Park.  New York, 1978

domingo, 11 de diciembre de 2011

CHESS RUMBLE

Mi papá
solía jugar al ajedrez
para calmar sus nervios
después de trabajar todo el día
en una habitación 
sin ventanas. 
Yo quería jugar con él
pero siempre me decía
que no estaba preparado.
"Es un juego de hombres" -decía.
"¿Eres un hombre?"


Me hacía jugar a las damas
con mi hermana.
Le mirábamos
a través de la habitación
sentado,
moviendo las piezas
atrás
y adelante
jugando 
solo,
mirando
el tablero.
Pretendía 
ser ambos bandos
hablando hasta tarde en la noche
como si estuviera en guerra
con un fantasma que no estaba allí.


Así comienza Rumble Chess, una novela corta para niños escrita por Greg Neri e ilustrada por Jesse Joshua Watson. Esta obra cuenta la historia de Marcus, un niño de 11 años que vive una difícil situación familiar y que además sufre acoso escolar. Marcus está a punto de responder con violencia a sus problemas cuando conoce a un jugador callejero de ajedrez que le instruye en el juego y le encamina hacia otro tipo de desafíos.


Explora pues la novela los beneficios que la introducción del ajedrez en los primeros ciclos escolares conlleva para los alumnos. No habrá que insistir aquí en ello: memoria, concentración, razonamiento lógico, imaginación y fantasía suelen salir beneficiadas con la práctica del juego.



FICHA TÉCNICA
CHESS RUMBLE
GREG NERI (GUIÓN); JESSE JOSHUA WATSON (ILUSTRACIONES)
LEE & LOW BOOKS. NEW YORK, 2007

sábado, 10 de diciembre de 2011

TRUMAN vs STALIN

Stalin jugando con el presidente norteamericano Harry S. Truman en una caricatura del galés Leslie Illingworth que se conserva en la Biblioteca Nacional de Gales.

La caricatura satiriza uno de los momentos más calientes de la guerra fría: el bloqueo por parte de los soviéticos del Berlín Occidental en junio de 1948. El bloqueo fue la respuesta soviética al cambio de moneda impulsado por la que con el tiempo sería la República Federal de Alemania y que impedía los contactos comerciales con la que sería, a su vez, República Democrática Alemana. El bloqueo fue absoluto por tierra e impedía la llegada a la ciudad de alimentos, electricidad o combustible. La respuesta occidental fue organizar un puente aéreo que llevara todo lo necesario por vía aérea. 

En el tablero internacional, Truman y Stalin han movido sus piezas: bloqueo de Berlín, puente aéreo. Truman contraataca con la creación de la OTAN...


viernes, 9 de diciembre de 2011

EL LIBRO DE LA RISA Y EL OLVIDO

"El libro de la risa y el olvido", que costó a su autor la ciudadanía checoslovaca, es un libro filosófico, poético, político, sensual publicado en 1978 por Milan Kundera. Escrito cuando su autor ya había abandonado su país natal rumbo al exilio tiene mucho de reflexión autobiográfica y sus páginas se mueven entre la parodia y el ensayo. Libro de "variaciones" sobre un mismo tema: el tema de la libertad y el poder, de la soledad y el exilio, de las mujeres y del sexo, de la risa y el olvido.

Una de sus partes cuenta la historia de un ménage à trois formado por un matrimonio y una amiga. Una tarde en uno de sus encuentros el hombre, que había mantenido relaciones sexuales con sus dos compañeras...
...se veía a sí mismo como a un gran ajedrecista que acabara de derrotar a sus contrincantes en dos tableros. Esa comparación le encantó y no fue capaz de callarse:
-Soy Bobby Fischer, soy Bobby Fischer -gritó riéndose.


FICHA TÉCNICA
MILAN KUNDERA
EL LIBRO DE LA RISA Y EL OLVIDO
SEIX BARRAL. BARCELONA, 1982
TRADUCCIÓN DE FERNANDO DE VALENZUELA

miércoles, 7 de diciembre de 2011

EL RELOJ DE MORPHY

Dial del reloj de Morphy tal y como se conserva en la Academia de Ciencias de San Francisco


El 28 de mayo de 1859 el Club de Ajedrez de Nueva York ofreció un banquete de bienvenida a Paul Morphy, quien acababa de regresar de la triunfal gira europea que le había coronado como el mejor jugador del mundo. En el transcurso del banquete, los organizadores obsequiaron a Morphy con un reloj manufacturado por la American Watch Company y un tablero de ajedrez con sus correspondientes trebejos. 


Grabado representando los trebejos del ajedrez de Morphy

El lector interesado puede leer aquí los discursos que Morphy y sus anfitriones intercambiaron con motivo de tan fausto acontecimiento. Tanto el reloj como el juego de ajedrez eran de notable factura y estaban manufacturados en ricos materiales.


Los trebejos, fabricados por Tiffany al igual que el tablero, eran de plata y oro montados sobre bases de cornalina. Las piezas blancas, las de plata, representaban a los pueblos bárbaros del norte de Europa y las negras, las de oro, al Imperio Romano de época de Teodosio I el Grande. El tablero era de ébano y nácar y tenía una placa con la siguiente leyenda: "A Paul Morphy, en reconocimiento de su genio y como testimonio de admiración de sus amigos y seguidores de Nueva York y Brooklyn. 1859". Una descripción pormenorizada del tablero y sus trebejos puede leerse en Sarah's Chess Journal. Después de la muerte de Morphy, el tablero y sus trebejos fueron subastados. Los adquirió un tal Walter Denegre, un intermediario que trabajaba para un cliente desconocido, y a partir de aquí se pierde su pista hasta el día de hoy.


El reloj estaba grabado en su exterior con las armas de los Estados Unidos y un monograma con las iniciales P.M. La esfera presentaba unas miniaturas de piezas de ajedrez que sustituían a los números habituales realizadas por dos pintores ingleses especializados en estos menesteres, los hermanos John y George Webb, según cuenta D. E. Keeler en En Passant.

Poco tiempo después de su regreso a Estados Unidos, Morphy, que ya estaba dando muestras de insania, se vio envuelto en costosos procesos legales y tuvo que empeñar sus objetos personales, entre ellos el reloj, para conseguir fondos. 


En 1885, el reloj estaba en poder del jugador francés Jules Arnous de Rivière, con quien Morphy había jugado varias partidas en el café de la Regence durante sus visitas a París en 1858 y 1863. 



Morphy jugando contra de Rivière en 1858

Rivière afirmaba que Morphy se lo había dejado en depósito a cambio de una gran cantidad de dinero y que nunca lo había rescatado. En 1921, todavía estaba en posesión de los herederos de Rivière pero a partir de aquí se pierde la pista. Años después, apareció la esfera, sin que se sepa muy bien cómo, que hoy en día se exhibe en la Academia de Ciencias de San Francisco.


Pero afortunadamente tenemos el arte para cubrir los vacíos de la historia.


Fritz Leiber fue un escritor estadounidense, acaso poco valorado en España, que centró su labor en la ciencia ficción, el terror y la fantasía. Leiber fue hombre de variados intereses: además de escritor, fue actor, experto tirador de esgrima, predicador, guionista de cómics, inventor de juegos de mesa y, también, ajedrecista. En todas las reseñas biográficas se habla de su afición y de su talento como ajedrecista. Con frecuencia se cita su victoria en el Open de Santa Monica de 1958 como su mayor logro deportivo pero he sido incapaz de averiguar la fuerza real de este torneo. Ni Leiber ni sus dos rivales conocidos del torneo parecen haber tenido ELO ni rating de la Federación Estadounidense de Ajedrez. Tampoco Chess Base recoge partidas de él.


Mayor huella ajedrecística ha quedado en sus libros, dentro de su narrativa son varias las obras que toman el ajedrez como parte de su trama. The Dreams of Albert Moreland, The 64-Square Madhouse, Knight to Move (El movimiento del caballo. Orbis, 1985) y The Moriarty Gambit son una buena muestra de ello. Si no me equivoco ninguna de ellas, salvo la indicada, ha sido traducida al castellano.


En agosto de 1974 publicó en la revista If, Worlds of Science Fiction el relato "Midnight by Morphy's Watch" que tampoco se ha publicado en castellano. Aprovechando este hecho, y en contra de lo que suele ser habitual en este blog, me voy a permitir destripar el relato. Así que, ¡deténgase, lector, y deje de leer esta nota si no quiere que le chafe el placer de leer el cuento de Leiber con ojos virginales (en las librerías de lance virtuales se puede encontrar con facilidad)!


Si no lo hace así, y allá usted, le diré que "Midnight by Morphy's Watch" (Medianoche en el reloj de Morphy) cuenta un sorprendente acontecimiento en la vida de un hombre que ya ha dejado de ser joven, Stirf Ritter-Rebel. Entre sus intereses, uno muy destacado es jugar al ajedrez. También es un apasionado de la historia del ajedrez, tanto desde una perspectiva académica como de sus aspectos más anecdóticos. Es difícil no ver en el protagonista un trasunto del propio Lieber. Incluso sus nombres se parecen: Fritz Reuter Lieber el escritor; Stirf Ritter-Rebel el personaje. Ambos son apasionados ajedrecistas, ambos viven en un apartamento de una sola pieza con baño, ambos son amantes de lo sorprendente y lo misterioso.


Un día que Ritter paseaba por el centro de San Francisco sin más afán que contemplar el ir y venir de la gente repara en una tienda de antigüedades que le había pasado desapercibida hasta ese momento. Atraído por ella, se acerca al escaparate donde ve, entre un surtido de juegos de ajedrez baratos, un peón plateado que representa a un guerrero bárbaro. 


Algunos trebejos del tablero de Morphy

Sus conocimientos de historia del ajedrez le hacen ver inmediatamente de qué juego provenía dicho trebejo así que entra a la tienda para examinarlo más de cerca y comprarlo. Apenas traspasado el umbral se ve deslumbrado por un reloj de oro que yace en medio de otros objetos. Avezado cazador de antigüedades, Ritter efectúa un lento acercamiento oblicuo hacia reloj, como un alfil. El mandamiento fundamental del buscador de rarezas es no mostrar demasiado interés por el objeto que se desea así que comienza a preguntar al anticuario, un hombre de aspecto báltico y rostro levemente familiar, por el precio de varios objetos para ir acercándose poco a poco a su objetivo.  

Después de un breve regateo consigue hacerse con ambos objetos por un precio razonable y con la alegría del cazador satisfecho se retira a su casa para disfrutar de sus trofeos. Allí examina detenidamente los objetos. De su archivo personal saca una fotografía inédita de Alekhine muerto en la habitación de su hotel de Estoril en 1946, en la fotografía descubre un peón del mismo juego del que acaba de comprar; después busca una fotografía de la muerte de Steinitz y efectivamente entre los objetos que aparecen en la fotografía se encuentra otro peón del mismo juego. Así pues, dos campeones del mundo y los dos con síntomas sicóticos en algún momento de sus vidas habían poseído el juego de ajedrez de Morphy y, probablemente, el reloj. Que tres campeones del mundo, oficiosos u oficiales, hubieran poseído los mismo objetos era un asunto extraordinario. No se canse el lector buscando las fotos de la muerte de Alkhine, evidentemente es una licencia poética de Lieber.

A medianoche el reloj empezó súbitamente a funcionar. Desde ese momento, Ritter empezó a sentir una vaga presencia en torno a él. Paralelamente, experimentó un renacer de sus ansias competitivas. También mejoró notablemente su capacidad para visualizar mentalmente posiciones de ajedrez, hasta el punto de que consigue analizar sin recurrir al tablero a los grandes clásico de la literatura ajedrecística y encontrar nuevas ideas y variantes nunca vistas hasta la fecha.

La noche siguiente decidió ir a jugar a un restaurante que albergaba un club de ajedrez. Para su sorpresa, rivales que antes eran invencibles para él ahora eran superados con facilidad llegando a derrotar fácilmente a un campeón estatal. Sin embargo, mientras juega le parece ver una elusiva presencia entre el público que no consigue contemplar plenamente en ningún momento.

Grabado del reloj de Morphy en el que se puede ver la tapa y el anverso


La noche llega envuelta en pesadillas y desasosiego y por la mañana decide volver a la tienda de antigüedades para interpelar al propietario. En la mejor tradición de la literatura de terror, descubre que la tienda ya no existe. El dueño, sin embargo, le da noticias del antiguo propietario y sus excentricidades, por ejemplo descansar haciendo el pino. De repente recuerda a quién le recordaba el vendedor, a Nimzovich otro ajedrecista con problemas mentales.

Por la noche repite su brillante actuación en el club de ajedrez derrotando a todos los rivales que se le enfrentan, incluso a los más fuertes en una simultánea a la ciega. Pero la presencia que le acompaña y que nunca puede ver claramente le atormenta más allá de sus fuerzas y decide deshacerse del reloj enviándoselo al vigente campeón del mundo.

Así pues, Lieber propone que el reloj de Morphy, entregado en depósito a Arnous de Rivière por aquel en una fecha indeterminada pero posterior a 1859, llegó a las manos de Steinitz probablemente en torno a 1867, cuando después de un bache en su juego emergió como el mejor jugador de su generación. Steinitz se desharía de el reloj antes de 1894, fecha en la que fue derrotado por Lasker, y llegaría a manos de Alekhine a mediados de los años 20 del siglo XX, cuando derrotó, contra la opinión generalizada, a José Raúl Capablanca. Alekhine lo conservaría hasta su muerte en 1946 y aquí surge un problema: ¿cómo llegó a poder de Aron Nimzovich quien había muerto en 1935? Pero, como dice el propio Lieber, ¿qué significan la vida y la muerte frente a las fuerzas con las que nos estamos enfrentando? Nimzovich, o su fantasma, lo conservarían hasta 1974, fecha en la que lo compró Ritter quien solo lo tuvo en su poder tres días. Evidentemente, el campeón del mundo a quien Ritter envía el reloj es Bobby Fischer, lo que explicaría los desordenes síquicos que padeció el duodécimo campeón del mundo de ajedrez y que le llevaron a abandonar la práctica del ajedrez.

Aunque los hechos históricos no casan perfectamente con los ficticios, Lieber debía desconocer que en 1921 el reloj todavía estaba en posesión de lo herederos de Arnous de Rivière, la atmósfera del relato, la progresión de la trama, los guiños al lector versado en la historia del ajedrez hacen de la lectura de esta pieza una delicia.

Pero, ¿qué ha pasado con el reloj de Morphy? ¿Estaría todavía entre las pertenencias de Fischer a su muerte o fue subastado en 1998 con el resto de sus bienes? ¿Lo veremos reaparecer en algún momento? Según el relato, la posesión del reloj dota de excelencia ajedrecista pero pone en riesgo la salud mental. ¿Hay algún jugador emergente de cuya cordura podamos dudar? Habrá que permanecer vigilantes.


martes, 6 de diciembre de 2011

HOMERO ARIDJIS


AJEDREZ


Una reina negra
absorbe la luz del mundo.
Un caballero blanco salta
sobre los escaques de la tierra.


Un obispo esquelético anuncia
la apertura de los sellos.


Sobre una torre blanca
el Ángel Vengador levanta la espada.


Las siete lámparas celestes se han prendido.
Los difuntos salen de sus tumbas.


Qué estampida de peones pasmados.
Qué sacrificio de alfiles y caballos.


Es la última noche del mundo.
Al pie de los muros de Córdoba


un monje cristiano y un guerrero moro
juegan una partida de ajedrez.


Los jugadores apuestan la vida.
Pasa la noche. Sale sol negro.


Nadie gana nada.


FICHA TÉCNICA
HOMERO ARIDJIS
DIARIO DE SUEÑOS
FONDO DE CULTURA ECONÓMICA. MÉXICO, 2011

lunes, 5 de diciembre de 2011

AJEDREZ BDSM


Hojeando los suplementos dominicales me entero de que la tendencia más erótica en moda femenina para la próxima temporada va a ser "mucho negro, tacones infinitos (...) tomando elementos prestados del armario de una dominatrix". No saben lo que me alegro. 

Dentro de esta tendencia tenemos los siguientes zapatos que por el módico precio de 1.145 € harán las delicias los ajedrecistas fetichistas. "Jaque mate" -reza la publicidad- "Ghesquière, el gran estratega, gana la partida con su último objeto de deseo para Balenciaga".

________________________________________

Publicado en Smoda (El País) el sábado 3 de diciembre de 2011 con estilismo de Cristina Pérez-Hernando y fotografía de Jaime Ferrer





domingo, 4 de diciembre de 2011

AJEDREZ MODERNO



Ajedrez Moderno es otra propuesta de mejoramiento del juego del ajedrez debida al ilustrador y diseñador mexicano Eduardo Salles creador de la página Cinismo Ilustrado

jueves, 1 de diciembre de 2011

EL AJEDREZ CAPITALISTA

Después del triunfo de la revolución de octubre, fue habitual dentro de la Unión Soviética la creación de juegos de ajedrez en los que se enaltecían las virtudes del nuevo régimen socialista frente a los defectos del antiguo mundo capitalista. Tal es el caso del juego que presentamos hoy, obra de Valisi Gúriev, realizado en 1927 en marfil de mamut y titulado "El mundo capitalista y la Rusia soviética" que puede verse estos días en Madrid en la exposición "La Caballería Roja. Creación y poder en la Unión Soviética de 1917 a 1945" sita en La Casa Encendida. Lamentablemente, los responsables de la exposición han colocado mal el tablero poniendo un escaque negro a la derecha.


El juego fue un obsequio del sindicato de los trabajadores de la madera de Arjangelsk con motivo del XV Congreso de los Sindicatos del Partido Comunista celebrado en 1927.

Este juego tiene la peculiaridad de que los trebejos de ambos bandos son de color blanco. En el de la Rusia soviética están los trabajadores: el rey es un obrero que porta un martillo al hombro y la reina una campesina que hace lo propio con una hoz; los oficiales de los distintos cuerpos del ejército rojo son los alfiles y los caballos; las torres, una pila de libros con las obras completas de los padres del materialismo histórico y dialéctico; y por último, los peones son diversos tipos de trabajadores y soldados soviéticos.

Frente a ellos se alzan los capitalistas: gordos, ricos y armados hasta los dientes. El rey y la reina son aristócratas; los alfiles y caballos, terratenientes y burgueses; las torres, tanques y navíos de guerra; y los peones, oficiales del ejército blanco, contrarrevolucionarios, pequeñoburgueses, kulaks... 


Los mayoría de los tipos presentes en este ajedrez están inspirados en la obra "Caricaturas políticas" (1924) de Boris Yefimovich Yefimov probablemente el más longevo de los caricaturistas políticos que haya existido nunca ya que publicó su primer dibujo en 1919, con diecinueve años de edad, y el último en 2008, cuando ya había cumplido 108 años.

FICHA TÉCNICA
VASILI GÚRIEV
EL MUNDO CAPITALISTA Y LA RUSIA SOVIÉTICA, 1927
JUEGO DE AJEDREZ COMPUESTO POR ESTUCHE, 
TABLERO DE MADERA DE 53,5 x 53,5 cm. 
TREBEJOS DE MARFIL DE MAMUT BARNIZADOS DE ENTRE 8,5 cm. (REY) Y 6,5 cm.(PEONES)
MUSEO ESTATAL CENTRAL DE HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE RUSIA. MOSCÚ




martes, 29 de noviembre de 2011

DE VARIA INVENCIÓN LXVIII

Parte de la letra de la canción "Jaque mate" del grupo de hard rock argentino Pier.


Te advertí con la mirada
jaque mate te canté


FICHA TÉCNICA
PIER
JAQUE MATE
ROCK EN MONSTERLAND
TOCKA DISCOS, 2007

lunes, 28 de noviembre de 2011

SADAMI KONCHI


Sadami Konchi es un artista australiano dedicado fundamentalmente a la ilustración de libros infantiles. Durante el Open Internacional de Sidney de 2011 tomó un buen número de apuntes sobre los distintos jugadores. Aquí pueden ver una amplia selección.



miércoles, 23 de noviembre de 2011

domingo, 20 de noviembre de 2011

MONTESCOS Y CAPULETOS


Sabían que era un error pero, durante ese breve momento, nada más importó


Una viñeta de Jason Frazer, ilustrador australiano.

sábado, 19 de noviembre de 2011

viernes, 18 de noviembre de 2011

Фердинанд и Миранда

Fotografía de Johan Personn

Miranda (Yana Gurianova) y Ferdinand (Yan Ilves) en la celebérrima escena del quinto acto de "La Tempestad", de William Shakespeare. Representada por la compañía anglorusa Cheek By Jowl en el teatro Barbican de Londres el 8 de abril de 2011. 

¿Lo repito? Quizá no, que no hace tanto que lo vimos. Bueno, sí, que me encanta:

MIRANDA
Sweet lord, you play me false.
FERDINAND
No, my dearest love, I would not for the world.
MIRANDA
Yes, for a score of kingdoms you should wrangle,
And I would call it fair play.

¿Cómo sonará en ruso?

----------------------------

MIRANDA
Mi dulce dueño, ¡hacéis trampas!
FERDINAND
No, amor mío, por nada del mundo lo hiciera.
MIRANDA
¡Sí! ¡Ya lo creo! Por veinte reinos lo harías, y aún así, juego honesto me pareciera...

Traducción: Manuel Ángel Conejero y Jenaro Talens





jueves, 17 de noviembre de 2011

DE VARIA INVENCIÓN LXVII

LAFCADIO HEARN 
Akira también me dijo lo siguiente:
Se cuenta en el séptimo volumen del Karakumashi que hubo antiguamente en Kamakura un templo llamado Emmei-ji en el que se veneraba una estatua de Jizo llamada Hadaka-Jizo o Jizo desnudo. La estatua estaba realmente desnuda aunque había sido velada por una tela. Estaba de pie con los pies apoyados sobre un tablero de ajedrez. Cuando los peregrinos que acudían al templo satisfacían un pequeño donativo, el sacerdote encargado de custodiarlo retiraba la tela. Entonces, todos podían ver que aunque la cara era la cara de Jizo el cuerpo era un cuerpo de mujer.
El origen de la famosa estatua de Hadaka-Jizo de pie sobre un tablero de ajedrez fue este. En una ocasión el gran príncipe Taira-no-Tokyori estaba jugando al ajedrez con su esposa delante de un gran número de invitados. Le hizo aceptar, una vez hubieron jugado varias partidas, que quien perdiera la siguiente debería permanecer desnudo sobre el tablero. En la siguiente partida perdió la esposa. Ella rogó a Jizo que la salvara de la vergüenza de tener que mostrarse desnuda. Jizo prestó oídos a su ruego y se subió al tablero, se desnudó y, repentinamente, convirtió su cuerpo en el de una mujer.

FICHA TÉCNICA
LAFCADIO HEARN
GLIMPSES OF AN UNFAMILIAR JAPAN
THE ECHO LIBRARY. MIDDLESEX, 2006

miércoles, 16 de noviembre de 2011

AJEDREZ A LARGA DISTANCIA (EL JUGGERNAUT)

No nos referimos en el título de esta entrada, como podría pensar algún lector distraído, al que se juega por alguno de los métodos disponibles hoy en día para mandar las jugadas a cualquier lugar remoto del mundo, espacio exterior incluido, como veremos a su debido tiempo. No. "Ajedrez a larga distancia" es el título de la ilustración que mostramos debajo de estas líneas y que nos sirve de introducción a la obra del dibujante sueco Mattias Adolfsson.


Adolfsson es un prolífico artista que ha trabajado tanto en el campo de la ilustración infantil como en el de la animación por ordenador, el diseño gráfico o la creación de videojuegos. En sus dibujos, realizados con un abigarrado detallismo, abundan las maquinarias imposibles,  los animales humanizados y, ocasionalmente, las propuestas para mejorar algunos deportes tradicionales. El fútbol, sí. Pero también el ajedrez. 


En esta ilustración, Adolfsson nos propone un ajedrez mejorado en el que aparecen nuevas piezas e incluso un tercer color. No es la primera vez, desde luego, que se ha intentado adaptar el ajedrez a las nuevas realidades sociales. Entre las piezas propuestas hay emblemas de la modernidad: el big mac, la bloguera de moda, el zapper (¿cómo se moverá un zapper?) y una terrible e inquietante que presumimos la más poderosa del nuevo juego: el Juggernaut.

Juggernaut es como transcribieron los ingleses uno de los nombres de Krishna, avatar del dios Visnú, cuyo significado en sánscrito es: "fuerza irrefrenable que en su avance aplasta o destruye todo lo que se interpone en su camino". Según los comentaristas ingleses decimonónicos, esclavos de los prejuicios de su época, durante las celebraciones en su honor, los fieles se arrojaban bajo las ruedas del carro que transportaba la imagen del dios, buscando una muerte que les garantizaría, según sus supuestas creencias, la felicidad eterna.


Un sociólogo contemporáneo, Anthony Giddens, en su libro "Consecuencias de la modernidad" (1990) ha intentado explicar de forma más racional esos hechos. Según este autor, la imagen del dios era transportada en un pedestal que se deslizaba sobre unos troncos. Esto hacía que el conjunto fuera de difícil gobierno y, por lo tanto, su trayectoria errática, lo que propiciaba los accidentes que en muchos casos resultaban mortales. Pero la escena le da pie para considerar el mito del Juggernaut como una metáfora de ciertos procesos que se dan en la sociedad moderna, en la que la creciente complejidad de los procesos económicos y sociales hace imposible calibrar las consecuencias de cualquier decisión. No son otra cosa ciertas decisiones de nuestros gobernantes que terminan por llevar a los países al lugar opuesto a donde pretendían para desesperación del común de la ciudadanía.


Ignoro qué movimientos tiene la pieza propuesta por Adolfsson, pero, si hace honor a su nombre, debería ser tan peligrosa para las piezas rivales como para los trebejos propios. Si admitimos que el ajedrez nació como reflejo de la sociedad que lo creó, una sociedad guerrera, y que las piezas simbolizaban los distintos cuerpos que formaban los ejércitos indios; si admitimos también que, llegado a Europa, pasó a representar la sociedad estamental de la época con sus reyes, sus guerreros, sus dignidades eclesiásticas y, claro está, el pueblo llano;  si por último, admitimos que el renacimiento lo dotó de una movilidad apropiada a un mundo que se ensanchaba extraordinariamente (y omitimos aquí todas las variantes que desde la Revolución Francesa se han propuesto para adecuar el ajedrez a los nuevos tiempos, que las ha habido y muchas); si admitimos pues lo anterior tenemos también que admitir que la introducción de una pieza como el Juggernaut, en unos tiempos en que los mercados parecen dispuestos a arrasar no solo a los que se les oponen sino también a las sociedades que los propiciaron, como la vieja divinidad hindú hacía con sus fieles, es tan premonitoria como acertada.





lunes, 14 de noviembre de 2011

DE VARIA INVENCIÓN LVIII

La única afinidad entre ambos era el vicio del ajedrez entendido como un diálogo de la razón y no como una ciencia.

FICHA TÉCNICA
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA
RANDOM HOUSE MONDADORI. BARCELONA, 1997

viernes, 11 de noviembre de 2011

JOSÉ GALLEGOS Y ARNOSA

José Gallegos y Arnosa fue un pintor español del último tercio del siglo XIX y principios del XX. Se formó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid bajo la dirección de Federico Madrazo y, una vez concluidos sus estudios, viajó por el norte de África e Italia donde se afincaría definitivamente. Como concesión a la crónica social, diremos que fue hermano del fundador y primer presidente del Sevilla Fútbol Club. 

Su producción sigue la estela de Mariano Fortuny, dedicándose fundamentalmente a la pintura de casacones que, como ya hemos comentado en otras ocasiones, era una pintura realizada en pequeño formato y con gran primor técnico que buscaba su fuente de inspiración en el siglo XVIII y que elegía como temas escenas de género o costumbristas.

Este tipo de cuadros era muy demandado por la burguesía adinerada del siglo XIX y su ejecución garantizaba a los mejores pintores la obtención de pingües beneficios. Así ocurrió con Gallegos que logró vender sus cuadros con facilidad y a buenos precios a coleccionistas holandeses, ingleses, rusos y norteamericanos, entre estos últimos se contaba el magnate de la prensa y coleccionista compulsivo de arte William Randolph Hearst. 

Y ya que estamos de concesiones, una pequeña anécdota. José Gallegos tenía su casa y estudio en un viejo edificio de la vía Ripetta, en Roma, justo en el piso superior a uno ocupado por miembros de la Compañía de Jesús. El edificio era muy viejo y estaba en estado semiruinoso. Un día que la cocinera de Gallegos estaba deambulando por la cocina, y era una mujer de tan buen cocinar como comer, el suelo cedió bajo sus pies y cayó a los aposentos de los jesuitas que, ni que decir tiene, eran un espacio vedado a las mujeres. Los santos padres, poco habituados a la presencia femenina, tomaron el asunto por milagroso y se hincaron de rodillas gritando que un ángel había caído del cielo. O así, al menos, se dice que lo contó L'Osservatore Romano

Dentro de la pintura de casacones son casi un subgénero los retratos de dignatarios eclesiásticos jugando al ajedrez. Gallegos dejó buenos ejemplos de ello.







FICHA TÉCNICA

LA PARTIDA DE AJEDREZ
ÓLEO SOBRE TABLA. 35,3x50,8 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR


LA PARTIDA DE AJEDREZ
ÓLEO SOBRE TABLA. 15,8x25,7 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR


Todavía hay una tercera obra de tema ajedrecístico en la producción de Gallegos, según podemos ver en el sitio web a él dedicado. Solo hay una fotografía en blanco y negro y carezco de cualquier dato sobre ubicación, fecha o técnica. Pero la publico a la espera de  datos más precisos.