miércoles, 30 de agosto de 2017

PICTURES FROM HOME


Pictures from Home es un complejo proyecto artístico del fotógrafo norteamericano Larry Sultan desarrollado a lo largo de la década de los ochenta del siglo XX (concretamente entre 1982 y 1992). 

La serie consiste, básicamente, en un reportaje sobre los padres del fotógrafo compuesto fundamentalmente por fotografías realizadas ex profeso para ella pero también por fotos del álbum familiar y por fotogramas extraídos de antiguas grabaciones domésticas en super-8. Todo el conjunto se publicó en forma de libro en 1992 (Larry Sultan. Pictures from Home. Harry N. Abrams, Inc. New York, 1992), teniendo un inmediato éxito de crítica. Y también de público, aunque Sultan nunca llegó a ser un fotógrafo realmente popular.

Lo que se inició como un ensayo sociológico en una época en la que la victoria de Ronald Reagan en las elecciones norteamericanas supuso un reforzamiento de los valores tradicionales, fundamentalmente la familia, se convirtió en un proceso personal que en palabras del autor «tiene más que ver con el amor que con la sociología, con ser el protagonista del drama más que su testigo».


lunes, 28 de agosto de 2017

POEMA DEL FIN

9

(...)

Perdóname. No quería.
Es grito de entraña devastada.
Así esperan los condenados
su ejecución al alba,

jugando al ajedrez. Risa
burlona el ojo del vigilante.
Somos los peones de un tablero
y alguien va jugando con nosotros en él.

¿Dioses buenos? ¿Malignos? ¿Quién?
Todo el horizonte es el ojo del vigilante.
Ruido metálico. Pasillo sangriento.
Ya se ha acabado el juego.

Un cigarrillo por última vez.
Y escupir —ah vida, vida.
Escupir. Al borde del tablero,
Abierto está el camino —desangrarse.

a la huesa. Te miro de reojo.
Es la luna un ojo secreto que vigila.

—Qué lejos estás ya.



FICHA TÉCNICA
MARINA TSVIETÁIEVA
TRES POEMAS MAYORES: POEMA DE LA MONTAÑA; POEMA DEL FIN; CARTA DE AÑO NUEVO
HIPERÓN. MADRID, 2004
TRADUCCIÓN DE ELIZABETH BURGOS, SEVERO SARDUY Y LOLA DIAZ

LEV MESHBERG
EL JUGADOR DE AJEDREZ
ÓLEO SOBRE LIENZO. 76,4 x 92 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

viernes, 25 de agosto de 2017

CHARLES CAMOIN


Alumno de Gustave Moreau en la Escuela de Bellas Artes de París, Charles Camoin formó parte del núcleo fundacional del fauvismo, si bien su paleta fue siempre menos salvaje que la de Rouault, Derain, Matisse o Marquet. Este último, Albert Marquet, fue un gran amigo de Camoin y juntos pintaban por la calles de París o en el estudio.

En una de esas jornadas de trabajo, Camoin retrató a su amigo jugando una partida de ajedrez contra el pintor, grabador y tipógrafo francés de origen catalán Louis Jou (de verdadero nombre Luis Felipe Vicente Jou i Senabre).

FICHA TÉCNICA
CHARLES CAMOIN
ALBERT MARQUET Y LOUIS JOU JUGANDO AL AJEDREZ (1933)
CARBONCILLO Y PASTEL SOBRE PAPEL. 13 x 19,5 cm.
CENTRO NACIONAL DE ARTE Y CULTURA GEORGE POMPIDOU DE PARÍS

miércoles, 23 de agosto de 2017

LOS CAFÉS DE PARÍS

¿Por qué les gusta tanto jugar ajedrez en el café a los intelectuales? Porque descansan de hablar y dejan a un lado a los importunos.
FICHA TÉCNICA
ELENA PONIATOWSKA
«LOS CAFÉS DE PARÍS: DEUX MAGOTS, FLORE, LIP, CLOSERIE DES  LILAS» EN
JARDÍN DE FRANCIA
FONDO DE CULTURA ECONÓMICA. MÉXICO, 2008


Ilustración de la cuarta edición del Traité Théorique et Pratique du jeu des Echecs, par une Société des Amateurs; París, 1837. Los amateurs del título eran una serie de jugadores de ajedrez que se reunían en el Café de la Regence en época de Philidor.

lunes, 21 de agosto de 2017

en los tiempos ya passados, axedrez, tablas & dados, me fezieron mucho mal

Alfonso Álvarez de Villasandino fue un poeta castellano de época medieval que vivió a caballo entre los siglos XIV y XV. Fue un poeta profesional, es decir que se ganaba el sustento con la pluma, por lo que mucha de su producción entra de lleno en lo que se llama «poesía de circunstancias», poesía escrita para festejar acontecimientos, celebrar las virtudes de una dama (o la ausencia de ellas) y, sobre todo, halagar a nobles y reyes, cuya munificencia se esperaba. Poesía considerada menor, aunque ello no implique necesariamente menos calidad. Poesía culta y cortesana para solaz de los señores.

Su obra se conoce fundamentalmente por el Cancionero de Baena, el primer cancionero en lengua castellana, que compiló Juan Alfonso de Baena a mediados del siglo XV. Como me encantan los extensos títulos de los libros medievales no me resisto a copiarlo entero aquí. Dice: Cancionero de poetas antiguos que fizo é ordenó e compuso é acopiló el judino Johan Alfon de Baena. El original se halla en la Biblioteca Nacional de Francia bajo la signatura Esp. 37. Los motivos por los que el manuscrito del primer cancionero en lengua castellana está en Francia, después de pertenecer a la Biblioteca del Monasterio de El Escorial, constituyen una triste historia. Y no, no se lo llevaron los soldados de Napoleón.

En este cancionero, el de Villasandino incluyó unas notas biográficas en un poema en el que se dirige al rey para quejarse de su situación económica, algo muy frecuente en la temática de Alfonso Álvarez, pedir la merced regia y, de paso, defender el arte de los trobadores como profesión liberal. 
Sy con enbidia mortal
ay algunos escolares
que qujebre por los yjares
non me pueden dezir mal
saluo que por mjs pecados
enlos tiempos ya passados
axedrez tablas & dados
me fezieron mucho mal
con porfia acidental.

En su defensa ante el rey, Alfonso Álvarez señala que sus enemigos solo le pueden achacar una quizá excesiva afición al juego que se remonta a su juventud y que está ya superada. Para tranquilidad general, hacemos notar que el mal que le «fizo» el ajedrez al poeta no provino del estudio de la ciencia ajedrecística sino, con toda probabilidad, de las apuestas que se cruzaban en el juego. Durante la Edad Media era extraño que se jugara a algo sin que mediara una apuesta por medio y el ajedrez no escapaba a la regla. El hecho queda acreditado en multitud de obras literarias donde se apuestan sumas de dinero, grandes y pequeñas; bienes que podían llegar a ser tan cuantiosos como para incluir ciudades enteras; e incluso, en ocasiones, la vida. En la Edad Moderna no habían cambiado mucho las cosas —aunque algo si se había moderado la cuantía de las apuestas— y los primeros tratadistas del juego (Lucena, por ejemplo) advierten sobre ello.

___________________________________________

El texto proviene de una copia manuscrita del siglo XIX conservada en la Biblioteca Nacional de España. Signatura MSS 5636

Sobre las apuestas en ARTEDREZ


viernes, 18 de agosto de 2017

EN EL QUINCUAGÉSIMO ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE


Yuri Korshikov, estudiante de la Escuela de Física y Matemáticas de la Universidad de Novosibirsk, juega partidas rápidas de ajedrez en una de las pocas pausas que le dejan los estudios en uno de los centros educativos más exigentes de la antigua Unión Soviética. El ajedrez, afirma Yuri, le ayuda a pensar más rápido.

La fotografía forma parte de un extenso reportaje del fotógrafo Bill Eppridge, publicado el 10 de noviembre de 1967 en la revista Life, realizado para un especial dedicado a conmemorar el quincuagésimo aniversario de la revolución rusa.



miércoles, 16 de agosto de 2017

LENINGRADO CONTRA BUDAPEST


Cartel soviético de uno de los matches que periódicamente enfrentaban a las ciudades de Leningrado y Budapest a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta del siglo XX. Este en concreto anuncia el encuentro de 1962.

Budapest presentó un equipo formado por Lajos Portich, Gedeon Barcza, Istvan Bilek, Tibor Florian, Peter Dely, Ervin Haag, Gyozo Forintos y Eva Ladanyke-Karakas. Los leningradeses, por su parte, alinearon a Igor Bondarevsky, Alexander Tolush, Semion Furman, Boris Vladimirov, Viacheslav Osnos, Alexander Cherepkov, Alexander Geller y Larisa Volpert.

lunes, 14 de agosto de 2017

SINOBLE (IN VINO VERITAS)

Vino blanco, joven de la D. O. Ribera del Guadiana; procedente de la comarca de Tierra de Barros, Extremadura, España. Elaborado 100% con uva Macabeo; a la vista, presenta un color amarillo con matices verdosos; al olfato, franco e intenso con aromas que recuerdan a frutas, notas blancas (pera, manzana) y aromas florales (jazmín, azahar); al gusto; franco, redondo e intenso con un toque vegetal.

Etiqueta jaquelada con campo de gules y oro y con una cabeza de caballo en sinoble contornada a izquierda.

Este vino de las Bodegas Pozanco es una muestra más del interés que despierta el ajedrez a la hora de publicitar o dar a conocer los más distintos productos.

viernes, 11 de agosto de 2017

NICOLAS ROSSOLIMO

Nicolas Rossolimo es un personaje de novela. Nacido en Kiev, Ucrania, cuando esta pertenecía al Imperio Ruso, con posterioridad se nacionalizaría griego, francés y, por último, estadounidense, nacionalidad que mantendría hasta su muerte.

Aunque hoy en día es recordado por la variante de la defensa Siciliana que lleva su nombre (1. e4 c5 2. Cf3 Cc6 o d6 3. Ab5), Rossolimo fue campeón de París 7 veces, una vez también de Francia (1948) y campeón del U.S. Open en 1955. Participó también en 5 Olimpiadas de Ajedrez, dos defendiendo a Francia y tres a los Estados Unidos de América. Fue un táctico temible y obtuvo numerosos premios a la mejor partida en los torneos que disputaba. En su necrológica, aparecida en The Village Voice el 25 de agosto de 1975, Jerry Kantor hace seguidor a Rossolimo de una suerte de «ética de la belleza», poco en consonancia con los tiempos que corrían (que corren), que le llevaba a buscar la victoria, sí, pero no de cualquier manera sino de la forma más hermosa posible. Con todas las salvedades que nos suscitan las citas que no están debidamente acreditadas (y esta no hemos logrado hacerlo) se dice que Rossolimo afirmó: «¿Qué se supone que tengo que hacer? ¿Abandonar mi estilo romántico y convertirme en un cazador de puntos a cualquier precio? No, nunca haré eso. Lucharé por el ajedrez entendido como arte. No me convertiré en un monstruo». Esta actitud no jugó precisamente a favor de su economía.

Sus comienzos en los Estados Unidos fueron muy difíciles, ya en Europa tuvo que trabajar de estibador, y tuvo que emplearse de pinche de cocina, en una lavandería, de taxista, y de concertista de acordeón para completar sus ingresos principales, que venían de su academia de ajedrez, situada en el 191 de la calle Sullivan y trasladada el mismo año de su muerte al 271 de la calle Thompson. Por estos difíciles comienzos, Rossolimo explicaba que cuando un rival le apretaba, se mentalizaba diciéndose: «¡Este tipo quiere que vuelvas a los muelles». El Rossolimo's Chess Studio era un local multifunción donde se servía comida y bebida pero también se podían comprar libros y juegos de ajedrez y jugar partidas por una cuota mensual. El propio Rossolimo solía dar clases y ofrecía exhibiciones de simultáneas a los socios provisto de una silla especial a la que había añadido unas ruedas. 


El Club de Ajedrez de Rossolimo pronto tuvo un montón de fieles parroquianos entre los que cabe destacar a un joven Bobby Fischer. Allí Fischer aprendió ruso, con Rossolimo y la esposa de este, y aprendió también ajedrez. El Maestro Internacional mexicano Raúl Ocampo mantiene en una entrada de su blog, Chess Coach, que Rossolimo fue lo más parecido que Fischer tuvo a un maestro. El propio Fischer, poco dado a reconocer mérito alguno a nadie, lo admitía a regañadientes. También cabe destacar entre los socios a Marcel Duchamp, quien repartía su tiempo ente el Studio de Rossolimo y el Mannhattan Chess Club.

Rossolimo nunca pudo jugar al ajedrez de forma profesional. Era imposible en los Estados Unidos poder mantenerse jugando al ajedrez exclusivamente (solo Fischer y Reshevsky lo lograron en su época) pese a estar entre los quince mejores jugadores del mundo. Así que siempre tuvo que trabajar en otras cosas, lo que sin duda hizo que su fuerza ajedrecística se resintiera. Esta triste situación le hizo exclamar con amargura: «Los Estados Unidos son el mejor país del mundo para cualquiera, excepto para los jugadores de ajedrez».

Rossolimo murió en 1975 al caerse por unas escaleras en el edificio donde vivía. Solo dos semanas antes, había terminado tercero en el Open de Nueva York ¡a los 65 años! 

El motivo por el que Nicolás Rossolimo entra en ARTEDREZ es que entre sus múltiples oficios desempeñó el de cantante folk, llegando a editar un disco de canciones rusas (Kismet. Hi-Fi Recordings, s/f) en la década de los sesenta. El disco tiene el valor añadido de que el diseño de la funda del LP es obra de Marcel Duchamp quien, como dijimos, era socio del Studio de Rossolimo. Para la portada, Duchamp eligió una fotografía del intérprete en blanco y negro y tanto el nombre del artista como el título del álbum se sitúan sobre un escaqueado. En la contraportada, además de una glosa de la figura de Rossolimo, dispuso uno de sus rotorrelieves de 1935, concretamente el llamado Cerceaux (aros). La gracia consiste en que los rotorrelieves, que eran discos serigrafiados sobre cartón, estaban pensados para verse en un tocadiscos a 33 rpm. El dibujo en movimiento crea un efecto de profundidad sobre una superficie de dos dimensiones, que era parte de la intención de Duchamp. 

La traducción del texto es la siguiente:

NICOLAS ROSSOLIMO
ha sido proclamado
Gran Maestro Internacional
de Ajedrez en el Mundo
por la Federación Internacional
de Ajedrez.

Es un antiguo
Campeón de Francia
y vencedor en 1955
del Campeonato Abierto
de los Estados Unidos y
miembro del equipo
olímpico norteamericano
de los años 1958-1960

En la actualidad,
pueden encontrarlo
en su estudio de ajedrez
y música único
de Greenwich Village,
en el 191 de la calle Sullivan,
donde reina como autoridad
final en todos las partidas de ajedrez,
deleitando y sorprendiendo
a los socios con un extra
de auténticas canciones rusas.

JACQUES PRESS
Un reputado compositor
toca el piano

MARCEL DUCHAMP
Diseñó este
sorprendente disco.





COLOFÓN
La primera frase de esta nota afirma que «Rossolimo es un personaje de novela». Y esto es más que una figura retórica. En 2005, el periodista norteamericano Chris Hedges publicó Losing Moses on the Freeway: The 10 Commandments in America (Perdiendo a Moisés en la autopista: los diez mandamientos en América; Free Press, New York, 2005). En este libro, al hablar de la envidia se cuenta una historia de Nicolas Rossolimo. Rossolimo, al final de sus días tuvo un desencuentro con un antiguo empleado de su Studio, al que dejaba encargado del negocio cuando se iba a jugar torneos por el mundo. El empleado, de nombre Frohlinde, abrió como venganza otro club de ajedrez delante del Studio de Rossolimo. Sin embargo, la muerte del maestro acabó con la disputa. Lo remarcable del asunto es que la historia se repitió. Un empleado descontento de Frohlinde abrió a su vez un negocio de ajedrez, en el mismo local donde estuvo el estudio de Rossolimo. Y así andan todavía, en guerra, quitándose los clientes, manteniendo feroces guerras de precios, cruzando acusaciones y querellas y arruinándose mutuamente la vida.

miércoles, 9 de agosto de 2017

LYNN SKORDAL

Después de trabajar toda su vida como abogada, la jubilación en 2009 permitió recuperar a Lynn Skordal su primer amor: el arte. La práctica artística de Lynn Skordal se va a centrar fundamentalmente en la creación de libros de artista y collages.

Sobre la foto de Eliot Elisofon que comentamos en la entrada anterior, Skordal ha compuesto un collage a la manera tradicional, con papel cortado y pegado. Los nuevos trebejos aportan un tono irónico a la célebre foto de Marcel Duchamp.


lunes, 7 de agosto de 2017

MARCEL DUCHAMP POR ELIOT ELISOFON

La exposición Duchamp Frères & Soeur: Œuvres D'Art (Duchamp hermanos y hermana: obras de arte), celebrada en la galería de Nueva York Rose Fried entre los meses de febrero y marzo de 1952, reunía obras de todos los hermanos Duchamp artistas (Jacques Villon, Raymond Duchamp-Villon, Marcel y Suzanne Duchamp) y generó una oleada de interés sobre Marcel Duchamp quien vivía semirrecluido en su estudio del número 210 Oeste de la calle 14 en el que ni siquiera tenía teléfono para evitar ser molestado y por el que solo pagaba 40 $ de alquiler. 

En abril de 1952, Winthrop Sargeant y el fotógrafo Eliot Elisofon, cuyas fotografías se harían con toda justicia muy populares, visitaron a Duchamp para preparar un articulo para la revista Life. El artículo, con el título de Dada's Daddy (El papá de dadá), sería publicado el 28 de abril de ese mismo mes.


Después de dar un somero repaso a las más escandalosas hazañas del dadaísmo europeo, el artículo enumera las no menos escandalosas apariciones de Marcel Duchamp en la escena artística norteamericana del primer tercio del siglo XX para centrarse a continuación en el mito Duchamp: el artista que después de revolucionar (según algunos destruir) el arte moderno, habría abandonado toda práctica artística para dedicarse a jugar al ajedrez.

Desde luego, algo de verdad había. Duchamp se había dedicado a la práctica, podemos calificar de semiprofesional, del ajedrez entre 1923 y 1933, participando en numerosos torneos, entre ellos varios campeonatos de Francia y cuatro Olimpiadas de Ajedrez, y continuó toda su vida interesado en el juego, practicándolo por correspondencia y con cuanto aficionado se encontrara en su camino. Y el mismo Duchamp, pese a que llevaba trabajando en secreto desde 1946 en lo que sería su última gran obra, (Étant donnés que solo se haría pública después de la muerte del artista en 1968) cultivaba su pretendido alejamiento del arte delante de la prensa y hasta de sus conocidos.

Sin embargo, el artículo es importante para comprender una constante en el pensamiento de Duchamp: su feroz independencia y su total renuncia a cualquier tipo de compromiso, que no serían sino trampas que hay que evitar. La vida doméstica sería una de esas trampas que conllevan la necesidad de ganar dinero para mantener a una familia. «Mi capital es tiempo, no dinero», remarcará a Sargeant durante la entrevista. Pero también considera trampas indeseables la ambición, que inocula un impulso competitivo a cualquier actividad o el arte considerado como una actividad profesional. 

En un estudio presidido por un tablero de ajedrez, el artista llega a afirmar al periodista que también el ajedrez «se había convertido en una droga» y que de alguna forma debía burlar su adicción a él. Por eso, cuando sentía crecer la ambición competitiva, dejaba de jugar. Supongo que diez años de adicción le harían muy sensible a tal peligro.

viernes, 4 de agosto de 2017

PEGGY HOPKINS JOYCE


La modelo, bailarina y actriz Peggy Hopkins Joyce jugando al ajedrez en una fotografía promocional de 1925. Tanto como por su talento artístico, Peggy fue famosa por su agitado estilo de vida. Seis veces casada (todas con tipos adinerados), cinco veces divorciada (con bastante escándalo la mayoría de las veces) y protagonista de innumerables romances (según fuentes de la propia Peggy, más de cincuenta). Su colección de diamantes y pieles podía ser la envidia de cualquier maharaní y varios de sus amantes despechados se suicidaron al ser abandonados.

En 1933 protagonizó la película International House (Edward Sutherland; Paramount, 1933) en la que se interpretó a sí misma. Cuenta la leyenda que el Código Hays (el reglamento que regulaba lo que se podía ver o decir y lo que no se podía ver ni decir en las producciones cinematográficas norteamericanas; la censura, vaya) se redactó pensando especialmente en su actuación en esta cinta.

Prototipo de mujer fatal, fue odiada por sus escándalos y su estilo de vida pródigo por la sociedad biempensante de la época, que la juzgó disoluta; y ya no digamos después de que en su quinto matrimonio se negara a pronunciar el voto de obediencia a su marido. Escribió el libro Men, Marriage and Me (Los hombres, el matrimonio y yo; Macauley Co. New York, 1930) en el que dio cuenta de su dilatada experiencia en el tema.

miércoles, 2 de agosto de 2017

LUCIA SARTO



«Jugadores de ajedrez de Nueva York», obra de la pintora italiana Lucia Sarto. Seguidora de un estilo muy influido por el impresionismo, su temática desarrolla fundamentalmente temas románticos entremezclados con iconos de la cultura popular norteamericana.

FICHA TÉCNICA
LUCIA SARTO
JUGADORES DE AJEDREZ DE NUEVA YORK
ÓLEO SOBRE LIENZO, 100x70 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR