miércoles, 31 de octubre de 2018

EL CUPÓN DE LA ONCE


El cupón de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) de ayer lunes, 29 de de octubre de 2018 presentaba un motivo ajedrecístico obra de los humoristas gráficos Gallego&Rey.

Solo me tocó el reintegro.


martes, 30 de octubre de 2018

CHESS PARTY


Las duras negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea —el Brexit— vistas como una partida de ajedrez entre David Davis, el ministro británico encargado de negociar la salida, y el francés Michle Barnier, jefe de negociaciones de la Comisión Europea con el Reino Unido.

La caricatura es del croata Petar Pismestrovic y fue publicada en el periódico austriaco Kleine Zeitung el 20 de junio de 2017 bajo el título de Chess Party.

viernes, 26 de octubre de 2018

CAMINO DE PERFECCIÓN

Fotografía de Álvaro Viera

Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada (1515-1582) escribió el primer manuscrito de Camino de Perfección en 1565, manuscrito que se conserva en la Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial. En esta obra, Santa Teresa se refiere al ajedrez en un par de ocasiones. La fotografía muestra una ampliación del manuscrito en el que se puede ver la palabra «ajedrez» en la caligrafía de la santa.


El libro original puede verse en la exposición AjedreZ, arte de silencio: ocho siglos de cultura: 32 libros para una exposición, que tendrá sus puertas abiertas hasta el 27 de enero de 2019 en la Biblioteca Nacional de España.

jueves, 25 de octubre de 2018

EL FRENTE DE JUVENTUDES


Actividad ajedrecística en un campamento juvenil celebrado en la localidad madrileña de Cercedilla en el verano de 1944, según una fotografía de Otto Wunderlich (1886-1975). El campamento estaba organizado por el Frente de Juventudes y según noticia aparecida en el diario ABC el 5 de julio de 1944 reunió a más de mil quinientos «camaradas». Como se aprecia en la foto, algunos de los «camaradas» lucían el uniforme de las juventudes hitlerianas.

miércoles, 24 de octubre de 2018

PISTACHO vs BLANCA SUÁREZ

La actriz y modelo española Blanca Suárez (1988) publicó durante tres años un blog para Vogue España en el que incluía una sección llamada «Lo que hace feliz a Blanca Suárez».

Una de las cosas que hacía feliz a Blanca (suponemos que todavía lo hace) era jugar con su perro Pistacho. Entre los juegos se incluye, como no, el ajedrez.

Pistacho se distrae...
...y comete un error.
¡Jaque mate, Pistacho!


Sí, es jaque mate

martes, 23 de octubre de 2018

ROMAN DE RENART

Se conoce como Roman de Renart a un conjunto de poemas y pequeños cuentos en prosa medievales protagonizados por animales antropomorfos. La obra representa una sátira de la sociedad medieval en su conjunto, expresada en forma de parodia de los cantares de gesta y de la novela cortés, dos de las maneras tradicionales de la literatura medieval.

La acción transcurre en la corte del rey Noble —el león— donde Renart —el zorro— está en perpetua pugna con Ysengrín —el lobo— en una lucha sin fin entre la astucia y la fuerza bruta. En el contexto medieval el zorro representaría a la burguesía, que recurre al talento para medrar en la sociedad, y el lobo a la aristocracia, que usa y abusa de la fuerza bruta para afirmar su poder. Otros animales como Tibert —el gato— representarían al clero (el roman es marcadamente anticlerical) o Chantecler —el gallo— al pueblo llano. Renart suele salir bien librado (en ocasiones no tanto, como veremos) de sus miles de trapacerías gracias a la astucia y a la elocuencia con las que se desenvuelve.

El conjunto de poemas y cuentos se divide en branches (ramas). En la rama XVII, el ajedrez hace una aparición inesperada. Ysengrín y Renart están jugando al ajedrez, apostándoselo todo, como era frecuente en la Edad Media. Cuando ha perdido todo su dinero, el zorro se juega sus atributos sexuales. Veamos:

Tanto jugaron, antes que fuera hora de tercia
Ganó cien libras Ysengrín,
Y Renard se tuvo por ebrio,
Pero no tuvo más que poner en juego.
Entonces dijo al lobo:
«Ysengrin, escucha,
Por la fe que te debo.
No tengo ya para envidar
Si no pongo los testículos y el pene.
Y los jugaría con gusto
Si en contra pones dineros».
«Si haré», dice, «por mi testa».
Vuelven a empezar inmediatamente
A jugar y rápidamente
Perdió Renard su guarnición.
Ysengrin que hubo ganancia
Se contentó mucho y se alegró grandemente
(Luis Cortés Vázquez. Le Roman de Renard. Ediciones de la Universidad de Salamanca. Salamanca, 1979)

Para cobrar su deuda, Ysengrín clavó por los testículos a Renart en el propio tablero de ajedrez. La perdida de sangre es tal que todos dan a Renart por muerto pero, como de costumbre, es un nuevo truco del zorro: solo está fingiendo estarr muerto. Cuando lo van a enterrar, aprovecha un descuido para escapar.

Como ha pasado tantas veces con este tipo de obras literarias, las versiones modernas, destinadas a un público infantil, han eliminado el elemento crítico y el tono abiertamente libertino que tenían muchas de las composiciones. Sin embargo, hay artistas modernos dispuestos a recuperarlo, como esta versión femenina de Renart titulada Reinecke (el nombre alemán de Renard) que encontré en la galería de Miss Souls en DevianArt.



lunes, 22 de octubre de 2018

DOISNEAU EN COLOR


Hace cerca de diez años publicábamos una fotografía de Robert Doisneau en la que el cartelista Raymond Savignac aparecía jugando al ajedrez contra una de sus propias creaciones. De la misma sesión, realizada en 1950, se conserva otra fotografía muy parecida aunque esta en color.

viernes, 19 de octubre de 2018

LA DAMA BLANCA


La dama blanca por la artista portuguesa Duma Arantes (1973)


FICHA TÉCNICA
DUMA ARANTES
THE WHITE QUEEN (2014)
ÓLEO SOBRE LIENZO. 120 x 100 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

jueves, 18 de octubre de 2018

AjedreZ. Arte de silencio



El pasado 10 de octubre se inauguró en la Biblioteca Nacional de España de Madrid la exposición AjedreZ, arte de silencio: ocho siglos de cultura: 32 libros para una exposición. 

El contenido queda perfectamente definido en el título, ochocientos años de libros de, o sobre, el ajedrez. Treinta y dos libros (uno ausente), tantos cono trebejos tiene el juego; los más importantes que se han editado en España.

Dividida en cuatro partes, la exposición recoge los siguientes libros:

HITOS DE LA HISTORIA
Petrus Alfonsis: Disciplina clericalis
Abraham ibn Ezra: Poema del ajedrez
Alfonso X El Sabio: Libro de los juegos: acedrex, dados y tablas
Castellví, Viñoles y Fenollar: Scachs d'amore
Juan Huarte de San Juan: Examen de ingenios para las ciencias
Leonardo Torres Quevedo: El ajedrecista

NUESTROS CÉLEBRES TRATADOS
Francesch Vicent: Llibre dels jochs partitis dels schachs
Lucena: Repetición de amores y arte del axedrez
Ruy López de Segura: Libro de la invención liberal y arte del juego del ajedrez
Ruy López de Segura: Grammaticae institutiones
Joaquín de la Torre y Álvarez: Diccionario del juego del ajedrez
Gerónimo Borao: El ajedrez
José Brunet i Bellet: El ajedrez. Investigaciones sobre su origen
José Paluzíe y Lucena: Flores del ajedrez español
Félix María Pareja: Libro del ajedrez, de sus problemas y sutilezas

ESPIRITUALIDAD
JACOBO DE CESSOLIS: Tractatus de ludo scacorum
MARTÍN DE REINA: Dechado de la vida humana. Moralmente sacado del Juego del Axedrez
SANTA TERESA DE JESÚS: Camino de perfección
ALONSO DE LEDESMA: Segunda parte de los conceptos espirituales y morales
ALONSO DE BONILLA: Pergrinos pensamientos de misterios divinos
SEBASTIAN DE COVARRUBIAS OROZCO: Emblemas morales

GRANDES AUTORES DE NUESTRA LENGUA
MIGUEL DE CERVANTES: Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha
MIGUEL DE CERVANTES: Ocho comedias y ocho entremeses nuevos. Pedro de Urdemalas
LOPE DE VEGA: La dama boba
BALTASAR GRACIÁN: El héroe
JAIME BALMES: El criterio
JACINTO BENAVENTE: Benavente, desde que lo conocí, Santiago Córdoba, Madrid, 1954
SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL: Recuerdos de mi vida
MIGUEL DE UNAMUNO: La novela de don Sandalio, jugador de ajedrez
GERARDO DIEGO: Limbo
FERNANDO ARRABAL: Crónica de ajedrez

Comisariada por Eduardo Scala, el catálogo de la muestra incluye textos del propio poeta y de los ajedrezólogos Javier Asturiano y Fernando Gómez Redondo.
Eduardo Scala con el catálogo de la muestra en una foto de Álvaro Viera

miércoles, 17 de octubre de 2018

OTRA VEZ ANDRÉS


La justicia y el poder en una caricatura del editorialista gráfico del diario El Comercio de Lima Andrés Edery. Se publicó el 21 de noviembre de 2017.

El contexto son los problemas con la justicia de la política peruana Keiko Fujimori.

La sección de Andrés Edery se titula Otra vez Andrés

martes, 16 de octubre de 2018

LA VIDA ES UNA JUGADA DE AJEDREZ POR CBABI BAYOC


Esta imagen pertenece a la serie 365 Days with Dad del pintor norteamericano Cbabi Bayoc. El objetivo de la serie era publicar una imagen al día durante el año 2012 que mostrara una imagen positiva de los padres afroamericanos relacionándose con sus hijos.

La imagen que presentamos se publicó el 23 de abril de 2012 con el título de Life's a Chess Move (La vida es una jugada de ajedrez) y fue la 114 de las 366 previstas (2012 fue bisiesto).

Bayoc incluyó el siguiente texto como comentario a la imagen:
Intento enseñarle a mis hijos que siempre hay una consecuencia para cualquier cosa que haces. Tengo que sacar el tablero más a menudo y jugar más con ellos y convertirlo en un ritual. Puede ser una forma no profesoral de enseñar lecciones de vida.

lunes, 15 de octubre de 2018

EN EL FONDO DEL MAR


Dos marineros indonesios juegan al ajedrez dentro de un sumergible en una fotografía anónima de 1960.

viernes, 12 de octubre de 2018

SERGE GAINSBOURG

J'étais fini, foutu, échec
Et mat au yeux de Marilou
Qui me traitait comme un blanc-bec
Et me rendait moitié coucou.

(Yo estaba acabado, jodido, jaque / mate a los ojos de Marilou / 
que me trataba como a un pardillo / y me volvía medio majara)
Traducción JF Blanco

Estos versos del tema L'Homme à tête de chou, del album homónimo editado en 1976 por Phillips, contienen una referencia al ajedrez más que casual dentro de la vida de Serge Gainsbourg (1928-1991). Efectivamente, Gainsbourg fue aficionado al ajedrez y lo jugó frecuentemente a lo largo de su vida.



Las primeras representaciones fotográficas de esta afición se remontan a 1963. El fotógrafo Roger Kasparian estaba realizando una serie de reportajes sobre los músicos emergentes de la época. Uno de ellos fue Serge Gainsbourg, quien ya se estaba convirtiendo en un icono de la Rive Gauche. La imagen que quería proyectar Gainsbourg era la de un joven intelectual. El ajedrez formaba parte de esta imagen, pero como hemos dicho ya no era una pose.


En 1965 seguía jugando con el mismo tablero, como podemos ver en esta fotografía anónima en la que aparece con France Gall, para la que compuso varios éxitos a mediados de los años sesenta.


Con su hija Charlotte en una fotografía de Andrew Birkin, cuñado de Gainsbourg, tomada en 1979. Andrew también fue el contrincante de Serge en innumerables partidas de ajedrez, Birkin reconoce que el cantante era mejor jugador pero que equilibraba la situación cuando Gainsbourg se pasaba de tragos. El hecho tiene su importancia si tenemos en cuenta que apostaban pequeñas cantidades de dinero. Birkin recopiló todas las fotografías hechas a la familia en su libro Jane & Serge. A Family Album. (Taschen, 2013)






jueves, 11 de octubre de 2018

EN EL CAMINO


El saxofonista Eugene Earl Bostic (1913-1965) instantes antes de hacer un movimiento en el tablero ante un trompetista sin identificar en un descanso durante una actuación en el club Black Hawk de San Francisco.

La fotografía de Burt Glinn (1935-2008) es de 1960 y ha sido publicada en el libro The Beat Scene (Reel Art Press, 2018)

miércoles, 10 de octubre de 2018

VALERY BRÚMEL


Valeri Nikoláievich Brúmel (1942-2003), campeón olímpico de salto de altura en Tokyo 1964 —ya había sido subcampeón en Roma 1960— y seis veces plusmarquista del mundo entre 1961 y 1963, más dos veces plusmarquista en pista cubierta de propina, jugando una partida de ajedrez en Moscú en 1963. Brúmel fue el último gran representante de la técnica conocida como rodillo ventral, sustituida poco después por el estilo Fosbury Flop, que es el que practican hoy todos los atletas de la disciplina.

En 1965, sufrió un pavoroso accidente de motocicleta que estuvo a punto de costarle una pierna. Pese a que los cirujanos lograron salvarsela, no pudo reeditar sus éxitos como atleta. Sin embargo, Brúmel demostró que hay vida después del deporte iniciando una exitosa carrera como actor y escritor de novelas y obras de teatro.  


martes, 9 de octubre de 2018

LA PARTIDA DE LA VIDA

Winsor McCay fue un dibujante de cómic e ilustrador de prensa norteamericano conocido fundamentalmente por sus tiras cómicas —Little Sammy Sneeze (New York Herald, 1904-1906); Dream of the Rarebit Fiend (Evening Telegram, 1904-1925) y sobre todo Little Nemo in Slumberland (New York Herald, 1905-1911; New York American, 1911-1914 y de nuevo New York Herald, 1924-1926)— y por sus dibujos animados, campo en el que fue uno de los pioneros —Little Nemo (Vitagraph, 1911), How a Mosquito Operates (Cómo opera un mosquito; Vitagraph, 1912), Gertie the Dinosaur (Gertie, el dinosaurio; Vitagraph, 1914)—. También fue un aclamado interprete de chalk-talks, unos monólogos en los que el interprete dibujaba en directo caricaturas del público o imágenes alusivas a lo que estaba diciendo. Estos chalk-talks eran muy habituales en los espectáculos de vodevil de la época y son el precedente de la publicidad que Andy Azula ideó para UPS, que a su vez está en el origen de todas las presentaciones dibujadas que inundan internet de un tiempo a esta parte. Por ejemplo. Nada nuevo bajo el sol, simplemente cabalgamos a hombros de gigantes.

McCay empezó a trabajar para William Randolph Hearst a partir de 1911, con alguna que otra interrupción. Hearst y su editor, Arthur Brisbane, querían que Winsor abandonara las tiras cómicas, los experimentos cinematográficos, y no digamos nada de las actuaciones en vodeviles, para dibujar los editoriales gráficos de los periódicos del magnate e ilustrar los muy conservadores artículos editoriales de Brisbane. Este, para convencerle, le decía que tenía que comportarse como el «artista serio» que era y dejarse de tiras cómicas y otras zarandajas. Hearst fue más expeditivo. Empezó por retirar de sus diarios la publicidad de los teatros donde actuaba McCay y terminó, luego de hacer saber a los empresarios teatrales que «prefería» que no se le contratase, haciéndole firmar un contrato que le impedía trabajar fuera del imperio Hearst. Al parecer, el contrato era lo suficientemente sustancioso como para cubrir lo emolumentos de los trabajos que McCay dejaba de hacer. Así que se sin más se entregó a la labor de contentar a Hearst.

A partir de 1921, para el New York Herald y los demás periódicos del grupo Hearst, Winsor McCay produjo una serie de imágenes alegóricas de clara intención moralizante en las que animaba a respetar las buenas costumbres y pretendía estimular el sentido del deber, con loas al trabajo duro y a la morigeración de las costumbres. Lógicamente también denostaba lo contrario, la pereza, el consumo de alcohol o drogas, etc.

No se sabe bien si las ideas de McCay concordaban con la línea editorial de Hearst y Brisbane o si sus magníficos dibujos se limitaban a ilustrar las opiniones de otros. Pero como dice Jim Vadeboncoeur Jr. en la entrada dedicada al artista de su página JVJ Illustrator, estas ilustraciones no son sino la «triste muestra de un gran talento puesto al servicio de una idea muy pequeña».

En 1930, McCay publicó la siguiente viñeta (aunque no importa demasiado, hacemos notar que el tablero está mal colocado).



El texto superior dice lo siguiente:

LA PARTIDA DE AJEDREZ VITAL QUE TODOS JUGAMOS

Y el de abajo:

HASTA EL ÚLTIMO DÍA, EL JUEGO SIGUE. CADA MOVIMIENTO CUENTA. IDEA DE HUXLEY

En la ilustración vemos a un pequeño individuo delante de un gigantesco ángel que porta una banda en la que se lee «Justicia eterna». Ambos están sentados ante un tablero que representa la vida humana.

La fuente para esta ilustración es revelada por el propio autor en su texto: Huxley. Este Huxley es Thomas Henry Huxley —abuelo de Aldous, el de «Un mundo feliz»— conocido en su época como «el bulldog de Darwin» por su vigorosa defensa de la teoría de la evolución, famoso biólogo, notable polemista, pensador agnóstico y reformador educativo. 

La idea mencionada está extraída del texto de una conferencia dictada por Huxley en 1868 titulada «A Liberal Education». En él Huxley plantea que si lo que vamos a ser en la vida dependiera de ganar o perder una partida de ajedrez, un objetivo fundamental sería aprender el nombre y movimiento de las piezas, aprender lo que significa un gambito y saber cómo se puede dar mate o cómo se puede evitar recibirlo. Que cualquier padre sería un irresponsable si no enseñara a sus hijos las reglas del juego. Para comentar a continuación que la vida es un juego del que también hay que aprender las reglas; un juego en el que...

...el tablero es el mundo; las piezas, los fenómenos del Universo. Las reglas del juego son lo que llamamos las leyes de la naturaleza. El jugador rival permanece oculto para nosotros. Sabemos que su juego es siempre justo y paciente, pero también sabemos, a nuestro pesar, que nunca pasa por alto un error o hace la más mínima concesión a nuestra ignorancia.
Huxley añade que esta metáfora puede recordar a algún lector un cuadro de Friedrich August Moritz Retzsch (1779-1857) en el que Satán juega contra un hombre con el alma (el alma del hombre se entiende) en juego.


Sin embargo, Huxley añade:
Sustituyan al diablo burlón de esta imagen por un ángel tranquilo y fuerte, que está jugando por amor y que preferiría perder antes que ganar y yo podría aceptarlo como una imagen de la vida humana.

Y eso es exactamente lo que ha hecho McCay, sustituir al demonio por un ángel. Sin embargo y dado que Huxley enfatiza en su texto la necesidad de la educación —conocer las reglas del juego es un requisito indispensable para afrontar una partida con perspectivas de éxito— para poder tener una razonable esperanza de abrirse paso en la vida, echamos en falta en el dibujo la presencia de esa herramienta necesaria que debe prestar su ayuda al individuo en su partida con la vida. 

Huxley tuvo una importancia decisiva en la transformación de la enseñanza universitaria británica y por ende de la del mundo. A él se debe la especialización progresiva de la enseñanza de los saberes. Cuando él estudió, un amante de las ciencias naturales apenas podía estudiar sino medicina o ser autodidacta. A su muerte, había cátedras de biología y los estudios de anatomía, fisiología o paleontología habían empezado a desarrollarse como disciplinas del pleno derecho.


viernes, 5 de octubre de 2018

SABOR A CANELA


Al volver al hotel vieron en mitad de la calle peatonal a decenas de hombres jugando al ajedrez. Cecile pensó que hasta ese día había sido una racista.


FICHA TÉCNICA
TEXTO
JOSÉ CARLOS CARMONA
SABOR A CANELA
PLANETA. BARCELONA, 2011 

FOTOGRAFÍA
ANA CLARA «TITI» NICOLA
AJEDREZ EN PEATONAL BOGOTÁ - COLOMBIA (2017)

jueves, 4 de octubre de 2018

TINTÍN EN EL TÍBET. DIBUJO PREPARATORIO


Como complemento a la entrada publicada la semana pasada, un boceto preparatorio a lápiz de una de las viñetas de Tintín en el Tíbet.

miércoles, 3 de octubre de 2018

MILLONARIO Y COMUNISTA, EL EDITOR GUERRILLERO


Giangiacomo Feltrinelli (1926-1972), heredero de la mayor fortuna de Italia, creador de la editorial que lleva su nombre, activista político y revolucionario, retratado por John Philips en la segunda mitad de la década de los cincuenta del siglo XX. 

Comunista desde su primera juventud, Feltrinelli primero quiso hacer la revolución a través de los libros, publicando a los clásicos del marxismo, ensayo político o literatura social... Pero al editar contra viento y marea, en 1957, Doctor Zhivago de Boris Pasternak cayó en desgracia. Fue expulsado del Partido Comunista Italiano y comenzó su radicalización política. 

En 1970, el hombre más rico de Italia decide hacer la revolución mediante las armas, pasa a la clandestinidad y con el nombre de guerra de Osvaldo funda los Gruppi d'Azione Partigiana. En una acción de uno de estos grupos, el intento de voladura de una torre de alta tensión cerca de Milán, el artefacto explosivo que portaba Feltrinelli explotó antes de tiempo, causando la muerte del editor. ¿Accidente o sabotaje? Nunca se ha aclarado del todo.

Todas estas andanzas están contadas pormenorizadamente en Senior Service. Biografía de un editor (Anagrama. Barcelona, 2016) escrita por el hijo del editor y hoy en día presidente del Grupo Editorial Feltrinelli.


Giangiacomo Feltrinelli con su hijo Carlo en una fotografía de finales de los años sesenta del pasado siglo.

martes, 2 de octubre de 2018

EN LAS CALLES DE... KIEV (UCRANIA)




Jugadores de ajedrez en un parque de Kiev (2006) tres fotos de Robert Broade.

Probablemente se trata del parque Shevchenko.

lunes, 1 de octubre de 2018

UNA PARTIDA DE AJEDREZ POR GEORGE TOOKER


George Tooker (1920-2011) fue un pintor figurativo norteamericano clasificado sumariamente dentro del realismo mágico o en el realismo social, por más que el pintor negara explicitamente tales adscripciones.

En lo material, Tooker recurrió a una técnica tradicional, el temple al huevo sobre yeso, que proporciona un acabado fino y mate y unos colores apastelados. Esta técnica exige un trabajo metódico y lento, que le obligaba a trabajar seis horas al día, durante seis días a la semana, durante un total de cuatro meses para completar un cuadro de tamaño medio. Esta forma de trabajo casaba bien con una obra muy meditada y puntillosamente ejecutada. 

La iconografía de Tooker es compleja —el pintor se negó vehementemente a explicar sus cuadros— y en general se considera que su obra expresa nítidamente la angustia existencial y la alienación que generan las modernas sociedades tecnológicas y urbanas, en las que la soledad y el aislamiento de los individuos son una constante existencial. En este sentido es paradigmática su obra de 1950 The Subway (El metro).

A game of Chess no parece una excepción dentro de su obra. No sabemos extactamente qué pasa en la escena. Una pareja está jugando una partida de ajedrez en presencia de una adusta carabina. La partida parece estar perdiéndola (o haberla ya perdido) el hombre —que quizá sea un autorretrato del artista— mientras las mujeres lo miran con una expresión que parece cuanto menos poco amistosa. No solo las mujeres, las gatas también se revuelven contra él. Detrás de una puerta acristalada, dos mujeres más contemplan la escena.


El suelo de la estancia donde se desarrolla la escena repite el diseño del tablero de ajedrez, tanto geométrica como cromáticamente, lo que parece sugerir que la pérdida del hombre se está produciendo tanto en el plano simbólico del ajedrez como en el plano real de la vida cotidiana.

El hecho de que Tooker coincidiera en el tiempo con el expresionismo abstracto hizo que su obra no fuera excesivamente valorada. Desde los años ochenta del pasado siglo, su revalorización e el aumento de su influencia en nuevas generaciones de artistas han sido constantes.


FICHA TÉCNICA
GEORGE CLAIR TOOKER
A GAME OF CHESS (1946-1947)
TEMPLE AL HUEVO SOBRE GESSO