miércoles, 11 de septiembre de 2013

¡GIRA, PEONZA!

Ajedrez en el Club de Trabajadores de Odessa.

El gif precedente muestra unos fotogramas de "El hombre de la cámara", la más famosa de las películas de Dziga Vertov. Vertov había revolucionado el cine con su teoría del Cine-Ojo, formulada en 1919, en la que rechazaba de plano el cine de ficción, y los documentales que imitaban su estructura narrativa, al considerar que se hallaban contaminados por la literatura o el teatro lo que impedía el desarrollo de un auténtico lenguaje cinematográfico. Sin la ayuda de rótulos (todavía no existía el sonoro), sin decorados, sin actores profesionales, el Cine-Ojo abogaba por la captación de las imágenes sin preparación previa, utilizando todos los medios de rodaje posibles y, sobre todo, utilizando todos los medios de montaje a su disposición. Un cine objetivo, directo, que se convirtiera en la explicación del mundo visible.


Diez años después, parpusa del revés y cámara montada en un gigantesco trípode al hombro, Vertov se lanzó a las calles de las ciudades soviéticas para filmar desde cualquier punto de vista todo tipo de acontecimientos y a todo tipo de personajes. El resultado sería "El hombre de la cámara". Vertov utilizó todas las técnicas que había a su disposición para su rodaje: doble exposición, cámara lenta, cámara rápida, animación fotograma a fotograma, fotogramas congelados, fotogramas partidos, tomando los planos desde todo tipo de ángulos. El montaje final, realizado conjuntamente por Vertov y su esposa Elizabeta Svilova, muestra un día cualquiera en la vida de una ciudad cualquiera de la Unión Soviética, desde el amanecer hasta el anochecer. El mundo del trabajo, las fábricas, el ocio, el deporte, todo desfila a un ritmo trepidante delante del espectador conformando, según querían sus autores, un fresco pintado en un lenguaje universal comprensible por todo el mundo sobre la construcción de la nueva sociedad socialista, sobre la construcción de la U.R.S.S. 

Stalin, sin embargo, no pensó lo mismo. Vertov fue acusado de formalismo y de tratar de forma "reaccionaria" la realidad soviética. A partir de 1937, su obra tuvo que reprimir cualquier atisbo de experimentación y seguir fielmente las pautas del realismo socialista.

Club Lenin de Yalta


El extraño título de esta nota es un juego a partir del significado de la expresión ucraniana Дзи́га Ве́ртов (Dziga Vertov) que quiere decir algo así como peonza giratoria y que fue el seudónimo elegido por nuestro autor para firmar sus obras.


FICHA TÉCNICA

DZIGA VERTOV (DAVID ABELEVICH KAUFMAN)
Человек с киноаппаратом (Chelovek s kinoapparatom)
VUFKU, 1929