jueves, 27 de octubre de 2011

GÉRÔME

Jean-Léon Gérôme fue uno de los principales representantes del academicismo pictórico de la segunda mitad del siglo XIX. Disfrutó de un enorme éxito en vida y su enorme popularidad se vio acrecentada por un inteligente uso de los nuevos medios de reproducción fotomecánica que contribuyeron de forma decisiva a difundir su obra por Europa y los Estados Unidos. Esa popularidad se vio refrendada por multitud de premios y encargos oficiales. Sus temas preferidos no se alejaban mucho de la moda imperante: grandes composiciones históricas, escenas de género de temática oriental, temas literarios, escenas de la mitología clásica... pero Gérôme los dotó de un exquisito acabado técnico y de una gran espectacularidad en las composiciones que le hicieron sobresalir entre la media, hecho al que tampoco fue ajeno lo escabroso, para la mentalidad puritana de la época, de muchos de sus motivos.

Sin embargo, la crítica del siglo XX no le tuvo en gran estima, achacándole una excesiva tendencia a la comercialización y, probablemente, no perdonándole sus exabruptos contra las nacientes corrientes artísticas de finales del XIX, en especial contra el impresionismo. No obstante, el sutil erotismo de muchas de sus composiciones y la gran teatralidad de sus cuadros históricos, que tanta influencia tuvieron en la escenografía de las primeras películas históricas de Hollywood, le granjeó una interés perdurable por parte de los coleccionistas.

Como era habitual entre los artistas de la época, Gérôme viajó en varias ocasiones por Oriente Próximo y el norte de África. Sin duda fue en alguno de estos viajes donde encontró la inspiración para los dos cuadros de tema ajedrecístico que mostramos a continuación:

El primero es el titulado "Arnauts jugando al ajedrez" de 1859. Arnauts es el término con el que los turcos denominaban a los habitantes de Albania. Por extensión designaba a las tropas mercenarias de origen albano que formaban parte de los ejércitos del Imperio Otomano. Este tema era muy grato a los artistas de la época y ya hemos hablado de una obra de Alexandre Bida muy similar y que se publicó el mismo año. Al igual que los Bashi-Bazouk de Bida, estos arnauts se entretenían en las pausas que les dejaba el pillaje o la guerra en jugar al ajedrez.


Y el segundo, de 1870, es "Almehs jugando al ajedrez en un café". Aunque el término Almeh designaba en sus orígenes a un tipo de cortesanas del Egipto árabe que, reclutadas desde muy jóvenes entre familias de buena posición, eran educadas en el canto, el baile y la poesía clásica para animar banquetes, festivales y bodas, en la época de Gérôme eran bailarinas eróticas que hacían lo propio con las clases bajas. Para la imaginación europea del XIX, impregnada de orientalismo, era sinónimo de bailarina especializada en la danza del vientre. 


Gérôme se documentaba exhaustivamente para realizar sus cuadros y estaba pendiente de las investigaciones históricas y los hallazgos arqueológicos para ambientar de la forma más realista posible sus composiciones. Coleccionó un gran número de objetos de procedencia diversa para emplearlos en sus cuadros. En los dos que mostramos existen una serie de elementos comunes: las jaulas que sirven también de asiento, que por cierto el propio pintor usaba como tal cuando trabajaba, las pipas de larguísima caña, el puñal de mango curvo, el mismo juego de ajedrez... Estos elementos pueden encontrarse en muchos otros cuadros de su extensa producción.


FICHA TÉCNICA

JEAN-LÉON GÉRÔME


ARNAUTS JUGANDO AL AJEDREZ, 1859
ÓLEO SOBRE TELA. 51x36 cm.
COLECCIÓN WALLACE. LONDRES


ALMESH JUGANDO AL AJEDREZ EN UN CAFÉ, 1870
ÓLEO SOBRE TELA. 54,89x65,71 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

No hay comentarios: