miércoles, 15 de abril de 2009

NIEBLA (NIVOLA)

Una variante del tópico que ve en el ajedrez una imagen del macrocosmos y que considera que, al igual que nosotros movemos las piezas sobre el tablero, una fuerza superior nos mueve sobre el mundo, tema que ya ha salido en este blog, la encontramos en Niebla, una de las nivolas más celebradas de Miguel de Unamuno.

Augusto Pérez, su protagonista, es un joven rentista, huérfano y dado a filosofar entre cuyas diversiones cotidianas se encuentra jugar una partida de ajedrez en el casino con su amigo Víctor Goti.


Augusto se enamora al comienzo del libro y los sentimientos encontrados que ante tal hecho despiertan en su cabeza, unido a su desconcierto frente a las estrategias de un juego galante al que no está acostumbrado, le sumen en un estado de confusión que le hace exclamar:


Aquí si que hay lógica, en esto del ajedrez, y, sin embargo ¡qué nebuloso, qué fortuito después de todo! ¿No será la lógica también algo fortuito, algo azaroso?
Y esa aparcición de mi Eugenia ¿no será algo lógico? ¿No obedecerá a un ajedrez divino?

Momento en el que fue interrumpido por su amigo y contrincante que le reclamaba que prestase antención al juego. Pero no era el caracter de Augusto el adecuado para encontrar remedio en el juego. Así que, según crecían sus tribulaciones con Eugenia, ni en el ajedrez encontraba consuelo:

Fué melancólico el almuerzo de aquel día, melancólico el paseo, la partida de ajedrez melancólica y melancólico el sueño de aquella noche.

Yo le deso, por el contrario, felices sueños, lector, no sin antes amenazarle con futuras apariciones de Don Miguel en estas páginas.


FICHA TÉCNICA
NIEBLA
ESPASA CALPE, S.A. MADRID, 1979

1ª EDICIÓN.
BIBLIOTECA RENACIMIENTO, 1914


1 comentario:

Néstor Pedro dijo...

Estimado amigo Mariano García Diez
Hemos creado un juego gratuito de finales de peones y torre en la dirección http://www.opengames.com.ar/es/room/Ajedrez-Jubilado y ahora estamos jugando partidas entre amigos acá en Buenos Aires. Al respecto y luego de recorrer hoy tu magnífico blog, "Los peones son el alma del ajedrez" en la que ví varios artículos específicos sobre estos finales, es que me tomo el atrevimiento de invitarte a jugar algunas partidas con nosotros, que si bien son más cortas y distendidas, te digo que a mi por lo menos, me resultan bastante divertidas e interesantes.Actualmente estamos jugando partidas informales para ir practicando. pero con el tiempo pensamos hacer algún torneo.
Te mando un fuerte y fraternal abrazo desde Argentina.
Néstor Quadri