lunes, 24 de octubre de 2016

UN JUEGO REAL


A Royal Game (Un juego real) es una escultura del artista inglés, aunque nacido en los Estados Unidos de América, William Reynolds-Stephens. Aunque también practicó la orfebrería y la pintura, fue la escultura el principal desempeño artístico de Reynolds-Stephens. Se especializó en retratos y cultivó las escenas de género y la decoración de interiores. Su trabajo refleja la influencia del medievalismo de los pre-rafaelitas y el gusto por el historicismo.  

Felipe II, Toisón de oro al cuello, sostiene sendos galeones en sus manos


Esta obra alude a la guerra mantenida por España e Inglaterra a finales del siglo XVI y que tiene como hecho más conocido la derrota de la llamada Armada Invencible en 1588. Los actores son la reina de Inglaterra, Isabel I Tudor y el rey de España, Felipe II de Habsburgo, llamado «el Prudente». El enfrentamiento viene escenificado como una partida de ajedrez en la que el tablero representa el mundo y los trebejos, que adoptan la forma de barcos, el principal medio de enfrentamiento que tuvieron ambas monarquías en su lucha por el  dominio del océano en el conflicto que las enfrentó durante siglos.


La obra no es contemporánea de los hechos sino muy posterior, se realizó entre 1906 y 1911, y la razón de la elección de este tema, tantos siglos después, fue reforzar simbólicamente la carrera armamentística que llevaban a cabo en esas fechas Inglaterra y Alemania por el dominio de los mares. Carrera que acabaría dilucidándose a la brava en la I Guerra Mundial solo unos pocos años después.


Hay una copia de yeso de este monumento en la Museo de Arte de Plymouth.


FICHA TÉCNICA
WILLIAM REYNOLDS-STEPHENS
A ROYAL GAME, 1906/1911
BRONCE, MADERA, PIEDRA; 240 X 230 X 97,8 cm.
TATE GALLERY