viernes, 5 de agosto de 2016

JUAREZ MACHADO



La obra del brasileño Juarez Machado se mueve temáticamente en torno al juego de la seducción. En efecto, en gran parte de sus obras, por no decir en la inmensa mayoría, presenciamos estrategias de seducción. Hombres y mujeres, en ambientes elegantes y un punto decadentes, propios de los alegres años 20, se persiguen sin cesar en el eterno ritual del deseo. En algún sitio se ha definido su estilo como «Art decó» y es cierto que presenta un aire «retro» que nos recuerda a la imaginería y los temas de artistas como Tamara de Łempicka o Rafael de Penagos.

Las dos obras que presentamos hoy, idénticas en tamaño y composición y realizadas el mismo año, se titulan «Juegos de olores» y pertenecen a una amplia serie llamada El perfume en la que se exaltan las cualidades sensuales de los olores, en consonancia con la celebración global del hedonismo típica del autor. Las únicas diferencias, pues hasta los modelos parecen los mismos, están en la técnica, pastel en la de arriba y óleo en la de abajo; y que, en esta última, el tablero se ha poblado de unos extraños trebejos que suponemos son pomos para perfumes.


FICHA TÉCNICA
JUAREZ MACHADO
JEUX D'ODEURS (JUEGOS DE OLORES), 2008
PASTEL. 89 x 116 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR

JUAREZ MACHADO
JEUX D'ODEURS (JUEGOS DE OLORES), 2008
ÓLEO SOBRE LIENZO. 89 x 116 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR