domingo, 1 de diciembre de 2013

"LOS MIRONES SON DE PIEDRA...


... y dan tabaco" decía una máxima de la época en la que aún se podía fumar en los clubes de ajedrez. Se utilizaba para acallar a los mirones indiscretos. Con ella debieron defenderse los pobres jugadores de esta viñeta para no ser desalojados por los incontinentes mirones. Caricatura de Herluf Bidstrup perteneciente al libro "Lo que Herluf Bidstrup vio en la Unión Soviética. Una historia en imágenes". Moscú, 1968.