domingo, 14 de febrero de 2016

EL REY DE CORAZONES QUIERE A LA DAMA BLANCA


El amor no tiene fronteras, como demuestra este dibujo de Jean-Jacques Sempé para la portada de The New Yorker del 14 de febrero de 1983.