viernes, 5 de febrero de 2016

009-1

009-1 rematando la partida en gran estilo

Las fotografías que ilustran esta nota corresponden a la película 009-1 The End of the Beginning, realizada en 2013 como homenaje al cincuentenario de la publicación del manga del mismo nombre creado en 1963 por Shōtarō Ishinomori.

Ignoro si habrá un término japonés para definir el género de este film, mientras lo averiguo podemos definirlo provisionalmente como una distopía futurista de artes marciales gore con toques de erotismo sáfico y gran apoteosis zombi final. Como ven, la investigación artedrecística no siempre transcurre en un lecho de rosas.

El caso es que estamos en un mundo dividido en dos bandos irreconciliables donde una secretísima organización recluta a la agente 009-1 para realizar una no menos secreta misión. No me pregunten cómo ni por qué pero en un determinado momento la agente tiene que conseguir un mapa que guarda un acaudalado señor con pinta de hampón. En películas menos civilizadas esto se hubiera resuelto recurriendo a la violencia. Aquí no, aquí se jugaron la posesión del mapa al ajedrez. El mafioso se apostó el mapa y 009-1 su cuerpo serrano. Al final, si hubo violencia fue porque el malote tenía muy mal perder y no quiso entregar el mapa por las buenas.


Hirotarô Honda como Alan Lau encomendándose al morapio mientras pondera qué jugar

No se fien del aspecto angelical de 009-1, no es rubia natural. Además, es un peligroso cíborg capaz de repartir hostias como panes y lo mismo le plantifica una patada en el cielo del paladar al más encallecido de los yakuza que juega al ajedrez o incluso dispara proyectiles del calibre 38 a través de las tetas. De verdad.


Mayuko Iwasa en el rol de 009-1

Mención especial merecen los trebejos de inspiración faraónica que junto con el detalle decorativo de la loba capitolina demuestran que pertenecer a la mafia japonesa no está reñido, ni mucho menos, con la clase y el buen gusto artístico.




La película fue dirigida por Kôichi Sakamoto para Ishinomori Productions y Toei Channel en 2013.