lunes, 12 de octubre de 2015

RUTH GRUBER


Si Ruth Gruber no es la decana de los fotógrafos del mundo poco le faltará pues a día de hoy habrá cumplido 104 años. Y no es su único récord, en 1931 fue la persona más joven de la historia en obtener un doctorado (su tesis versaba sobre la obra de Virginia Woolf, por cierto). Al año siguiente comenzó su carrera como escritora y periodista, siendo particularmente activa en la denuncia de la amenaza nazi.


Durante la guerra, y comisionada por el alto mando norteamericano, fue la primera periodista (incluidos ellos) en visitar la zona ártica de la Siberia soviética, donde empezó a tomar fotografías. En 1944 coordinó una misión secreta consistente en evacuar de Italia un contingente de refugiados judíos y soldados norteamericanos heridos y conducirlos a los Estados Unidos en el navío USNS Henry Gibbins (T-AP-183). Pese a sufrir el acoso de la aviación y los submarinos alemanes, la empresa fue llevada a cabo con éxito.

Y fue durante este viaje, en la cubierta del Henry Gibbins, donde Ruth Gruber tomó la fotografía que presentamos hoy en la que dos de los niños refugiados juegan una partida de ajedrez al lado del modesto botiquín del navío.

Después de la guerra, Gruber continuó con su profesión periodística, prestando especial atención a la comunidad judía internacional y defendiendo con tesón los derechos humanos y luchando contra la censura.