lunes, 8 de junio de 2015

BENJAMIN FRANKLIN

Político, científico, inventor, filósofo y padre fundador de los Estados Unidos, Benjamin Franklin fue un ávido jugador de ajedrez y y un apasionado defensor de los valores inherentes al juego. Llevado por este interés escribió en 1732 —aunque no se publicaría hasta 1786 (The Columbian Magazine. Diciembre de 1986)— uno de los primeros textos norteamericanos sobre ajedrez: The Morals of Chess.

De su autobiografía, editada después de su muerte con comentarios de Horatio Hastings Weld, podemos sacar datos de su afición al juego. Es sabido que Franklin apenas pudo ir a la escuela. Solo estuvo escolarizado hasta los diez años y tuvo que completar su educación de forma autodidacta. En 1733, Franklin estaba centrado de lleno en el estudio de idiomas. En poco tiempo dominó, lo suficiente como para leer libros, el francés, el italiano y el español. Mientras se afanaba con el italiano, un conocido que también lo estaba estudiando solía invitarle a jugar al ajedrez. Franklin pensó que jugar al ajedrez le quitaría gran parte del tiempo que había reservado para el estudio de idiomas. Sin embargo, ideó un truco para jugar y profundizar al mismo tiempo en el conocimiento del italiano. Propuso a su amigo —al que no identifica en ningún momento— una apuesta: en cada partida el vencedor podría poner una tarea relacionada con el idioma al perdedor que éste debería exponer de memoria antes de la siguiente partida. Como ambos contendientes eran de fuerza similar, las victorias y derrotas se alternaron y ambos progresaron adecuadamente en el dominio del italiano.

Franklin y su amigo jugando al ajedrez y estudiando italiano.

La segunda noticia sobre ajedrez aparece cuarenta y un años después. En 1774, Franklin estaba en Londres, negociando con la todavía metrópoli los intereses de los futuros Estados Unidos, cuando recibió una invitación para jugar al ajedrez con Lady Caroline Howe. Franklin aceptó y visitó la casa de Lady Howe varios días para jugar contra ella. Las partidas eran realmente un pretexto para que Franklin pudiera entrevistarse discretamente con el almirante Lord Richard Howe, hermano de lady Caroline, para hablar sobre las relaciones entre Inglaterra y las colonias; relaciones que desembocaron en guerra solo un año después. En Artedrez dedicamos una entrada hace tiempo al cuadro de Edward Harrison May que se inspiró en las partidas entre Franklin y Lady Howe.

Franklin vs. Lady Caroline Howe
Entre 1775 y 1785, Franklin fue embajador de los recién independizados Estados Unidos de América en Francia. Allí frecuentó el Café de la Régence donde conoció a Philidor. Aunque Franklin no lo menciona en su autobiografía, es prácticamente seguro que se enfrentó en París con el célebre autómata ajedrecista de Wolfgang von Kempelen; el Turco. Kempelen estaba notoriamente interesado en que su invención se enfrentara con alguien con el prestigio científico de Benjamin Franklin y escribió a éste para invitarle a ver su autómata. Al parecer la partida se celebró en 1783 en el propio Café de la Régence. La ausencia de noticias en los escritos de Franklin puede deberse a  que el norteamericano tenía un notable mal perder. No obstante, un nieto de éste afirmó en la biografía que escribió sobre su abuelo que Franklin había disfrutado mucho de su partida contra el Turco.

__________________________________________________________

Las ilustraciones que adornan esta nota pertenecen a la edición mencionada de la autobiografía de Franklin y son obra de John Gadsby Chapman, un pintor realista especializado en pintura de historia y autor del célebre cuadro "El bautismo de Pocahontas" que cuelga en el capitolio de los Estados Unidos.



FICHA TÉCNICA

BENJAMIN FRANKLIN:
HIS
AUTOBIOGRAPHY;
WITH A NARRATIVE OF
HIS PUBLIC LIFE AND SERVICES
BY REV. H. HASTINGS WELD.
WITH NUMEROUS DESIGNS BY J. G. CHAPMAN
NEW YORK:
HARPER & BROTHERS, PUBLISHERS
MDCCCXLIX

Edición digital en archive.orgq