jueves, 9 de abril de 2015

DANI FUTURO

"Dani Futuro" es una serie de ciencia-ficción destinada al público juvenil que fue dibujada por Carlos Giménez sobre guiones de Víctor Mora entre los años 1969 y 1975. Sus primeras historias aparecieron en la revista Gaceta Junior y, después del cierre de esta, en la revista belga Tintin. En francés, claro está, con lo que sus seguidores nos quedamos con las ganas de seguir leyéndolas. Solo años después se publicarían de nuevo en España de la mano de Bruguera. Y solo hace bien poco he podido conocer, gracias a un jovencísimo amigo, la historia que presentamos hoy.


Daniel Blancor, el protagonista de Dani Futuro, sufre un terrible accidente en 1970 y solo un afortunado encuentro con un especialista en anabiosis (el arte de revivir o volver a la vida después de una muerte aparente) consigue despertarlo, 135 años después, convertido en Dani Futuro.

A partir de ahí, en compañía de su salvador, el profesor Dosian y, sobre todo, de su gentil sobrina Iris y acompañado por otros personajes como el Comandante Bongo, el capitán Repollo o el robot Jorge, Dani iniciará sus aventuras en un universo en el que aún quedan por resolver graves problemas ecológicos e innumerables injusticias (sin pasarse, que todavía estamos en 1975).

Lo que sigue es prácticamente un spoiler continuo. Así que si sigue leyendo, Lector, será bajo su responsabilidad.

En la aventura titulada "El final de un mundo" (publicada originalmente en Tintin en 1975) Dani y sus amigos llegan al planeta Mydia, una colonia de la tierra en la que dos facciones llevan años ferozmente enfrentadas en una disputa por la hegemonía planetaria. En su intento por romper el equilibrio de terror alcanzado, ambos bandos construyeron sendos cerebros electrónicos para que les ayudaran a desequilibrar la guerra. Pero una cosa piensa el borracho y otra distinta el bodeguero y los ordenadores no tardaron en deshacerse por las malas de la mayoría de los humanos...


Pero no todo fue paz y armonía en el nuevo orden instaurado en Mydia. Los dos potentes ordenadores se entregaron a una serie jubilosa y continuada de partidas de ajedrez. Pero un cáncer tan antiguo como moderno alteró la buena sintonía existente entre ellos: las trampas. Aunque los medios para combatirlas fueron bastante más expeditivos que los actualmente empleados por la FIDE.


Pero el computador vencedor, Zygor, aún no está satisfecho con su venganza y quiere destruir totalmente el planeta, Dani Futuro y sus amigos incluidos. 


A Dani no le queda más remedio que retar al ordenador a una partida de ajedrez.


Más que un noble juego, esto parece más bien un juego de tahúres. Dani recurre a un sucio truco para salvar la situación. Pero, basta de spoilers. Si hay alguien interesado en descubrir cómo salió nuestro héroe de la apurada situación, ¡qué busque el tebeo y se lo lea!

Íñigo Pérez Pendones tuvo la amabilidad de prestarme la integral de Dani Futuro (editada en 2013 por Panini en el municipio ampurdanés de Torroella de Montgrí) para realizar la presente entrada. Gracias, amigote.