jueves, 15 de mayo de 2014

MI DULCE DUEÑO, ¡HACÉIS TRAMPAS!

 Mi dulce dueño, ¡hacéis trampas!
De nuevo Ferdinand y Miranda juegan su partida eterna del acto V de "La tempestad" de William Shakespeare. Esta vez de la mano de Edmund Dulac que en 1908 ilustró la edición publicada por Hodder & Stought.