domingo, 9 de febrero de 2014

EN EL BALNEARIO


Recientemente ha circulado una encuesta, humorística no científica, por las redes sociales en las que se señala al ajedrez como una de las actividades con menos atractivo para el sexo opuesto. Después de tantos años jugando, algo sospechaba yo en ese sentido.

Los artistas, sin embargo, siempre han sido conscientes de este lugar común y lo han usado con profusión en sus obras con un propósito netamente humorístico. 

Valga como ejemplo esta obra del ruso Valery Barykin que, como es habitual en su práctica, mezcla dos estilos que pese a su total disparidad ideológica coincidieron en el tiempo en la mitad del siglo pasado: la ilustración de pin ups, típica de los U.S.A., y el cartel de propaganda de la antigua U.R.S.S.

No, no es el pobre ajedrecista el que suscita el interés de las chicas en este anuncio de la cerveza rusa Lada que recrea el ambiente de uno de los típicos balnearios del Mar Negro. Quizá uno de Sochi, tan de moda estos días.