jueves, 3 de octubre de 2013

HERLUF BIDSTRUP


El danés Herluf Bidstrup, poco conocido por estos pagos, fue un humorista muy vinculado al partido comunista danés en cuyo órgano de propaganda, el diario Land og Folk (Tierra y Pueblo), desarrolló gran parte de su obra. Bidstrup dibujó caricaturas políticas, claro está, pero la mayor parte de su obra, y por la que es más reconocido actualmente, está constituida por pequeñas tiras cómicas en las que satiriza la vida cotidiana con un estilo fácilmente reconocible: una sucesión de dibujos en una misma hoja que cuentan una historia. A la manera del cómic pero sin viñetas. 

Una muestra de esta manera de hacer es la ilustración que encabeza estas líneas y que se publicó en la revista Shajmati URSS (Ajedrez en la Unión Soviética) en 1966. En España, por lo que sé, se reprodujo por primera vez en el extraordinario libro de Máximo Borrell "Ajedrez brillante" (Bruguera. Barcelona, 1975) 

Su compromiso político le granjeó un extraordinario éxito en los países del antiguo Pacto de Varsovia, y también en China, por donde viajó a principios de los años sesenta. Fruto de esos viajes es el libro "Lo que Herluf Bidstrup vio en la Unión Soviética. Una historia en imágenes" publicado en Moscú en 1968. Entre otras muchas cosas, Bidstrup vio a un montón de gente jugando al ajedrez.