viernes, 11 de septiembre de 2015

EL SANFORIZADO

El "sanforizado" es un procedimiento mecánico mediante el cual se realiza un encogimiento compresivo de un determinado tejido, especialmente el algodón, para lograr una óptima estabilidad dimensional y que las prendas confeccionadas con dicho tejido no encojan al ser lavadas. La técnica debe su nombre al inventor norteamericano Sanford Lockwood Cluett quien la patentó en 1930.


Las leyendas que acompañan a la ilustración precedente dicen esto:

Jaque y jaque doble
El tiempo de evitar el encogimiento 
es ANTES de comprar...

Así que en ese tiempo sobre todos
insista en ver "sanforizado"
en la etiqueta.

¡Pídale, incluso, a su dependienta favorita
que le muestre "sanforizado" en la etiqueta!

Sus prendas de algodón no encogerán
 si están etiquetadas "sanforizado".


Cluett, Peabody & Co., Inc. permite el uso de su marca "sanforizado", patentada en 1930, solo en tejidos que cumplen con los rígidos requisitos de esta compañía. Los tejidos que muestren la etiqueta "sanforizado" no encogerán más de un 1% según los controles estándar del Gobierno.

Interpretar qué quisieron decir los creativos con el dibujo seleccionado parece una tarea más ardua que traducir los textos. Aparte del absurdo ajedrecístico que supone que el rey, aunque esté defendido por el caballo, intente comerse a la dama, lo demás tampoco se entiende muy bien. 

Podemos suponer que la mujer no ha comprado un producto "sanforizado" y que por eso se le ha encogido el vestido hasta el punto de enseñar las canillas. Pero ¿qué pinta el rey en esto? ¿Por qué la dama no está representada por una mujer negra? ¿Qué significa la expresión del caballo? ¿Algo reprobable? En fin, si alguien puede arrojar alguna luz...

No he podido averiguar a ciencia cierta quién fue el autor de la ilustración. Pero si tuviera que apostar, me jugaría la pasta a que se debe a los lápices de Gilbert Bundy, un ilustrador norteamericano activo en los años 40 y 50 que participó en varios anuncios sobre productos "sanforizados".