lunes, 18 de agosto de 2014

GIACOMO FAVRETTO

Giacomo Favretto fue un pintor veneciano del siglo XIX. De orígenes muy humildes, pudo estudiar arte gracias al mecenazgo de un anticuario que descubrió casualmente su habilidad para el dibujo. Ya desde su época de estudiante en la Academia de las Bellas Artes de Venecia cosechó numerosos premios y distinciones y pronto su pintura se hizo popular lo que le granjeó una clientela fija, primero en Venecia y luego, paulatinamente, en el resto de Italia y Europa.

Apenas salió de Venecia (hay un solo viaje documentado, a París, con motivo de su asistencia al Salón de 1878) y Venecia es el tema único de su obra. Pintor de la vida cotidiana, lo mismo representaba a las clases populares en el mercado de Campo San Polo, como a la burguesía entregada sus aficiones. Cultivó una pintura de género de estilo realista (verista en Italia), con alguna incursión en el historicismo. Una pintura amable, con su punto de ironía, en la que no asoma el menor atisbo crítico con los sujetos retratados. 

Falleció joven y en pleno éxito. Su estilo fue muy imitado para satisfacer la gran demanda que de su obra existía en Europa.

Una de las aficiones de Favretto era salir de caza por los cafés de la ciudad para tomar apuntes del natural en los que retratar a escondidas a uno de los sujetos fundamentales de su arte: la burguesía veneciana. Uno de sus trofeos es el dibujo de hoy titulado Nei caffè di Venezia: Caffè all'Angelo