sábado, 29 de junio de 2013

JOHN HUSTON

Yo tenía veintiocho años, y estaba desorientado. Los últimos años vividos me parecían un absoluto desorden. En conjunto, Hollywood había sido un fracaso e Inglaterra había sido una sórdida experiencia. No había sacado nada en claro, y recuerdo que pensé que quizá debería haber seguido con la pintura... y haberme muerto de hambre. No podía haber sido peor que las fatigas que había estado pasando. Pensé que podía intentar volver a escribir de nuevo, quizá cuentos. Así que alquilé una casita en las afueras de Westport durante el verano de 1935. Mis buenas intenciones fueron torpedeadas casi inmediatamente por mi vecino de al lado, quien tenía una cancha para jugar al badminton y un tablero de ajedrez y se comprometió a enseñarme los dos juegos. En seguida me hice muy buen jugador de badminton. Antes de que finalizara el verano, el campeón del estado de Nueva York vino a Westport y yo jugué con él y le gané. El badminton es un poco como el boxeo: la sincronización es lo más importante. Es una cuestión de reflejos. Fui mucho mejor en este juego que en cualquier otro que haya jugado nunca. 

El ajedrez fue otra historia. Me tenía completamente fascinado. Trabajé mucho en él, y leí libros sobre el tema pero al final del verano ni siquiera era capaz de seguir el juego de los maestros. Para alguien tan expuesto al fracaso como lo había sido yo en los últimos años, el ajedrez —a menos que uno tenga talento para ello— no era el juego apropiado para recuperar la confianza en uno mismo. Yo no tenía talento para ello, así que hice el solemne juramento de no volver a jugar nunca más. Es una de las pocas promesas que he cumplido religiosamente. 

FICHA TÉCNICA
JOHN HUSTON
A LIBRO ABIERTO
ESPASA CALPE. MADRID, 1986
TRADUCCIÓN DE MARIBEL DE JUAN

viernes, 28 de junio de 2013

DE VARIA INVENCIÓN LXXX

Antes de hacer el amor jugábamos al ajedrez, una especie de ritual, como si nos dijéramos, el sexo tiene tanto de cuerpo como de espíritu.

La fotografía, realizada en 2001, es obra del danés Henrik Agelby.

FICHA TÉCNICA
MANDRAKE. LA BIBLIA Y  EL BASTÓN
NORMA. BOGOTÁ, 2007
TRADUCCIÓN DE ELKIN OBREGÓN

jueves, 27 de junio de 2013

MI NOMBRE ES MANDRAKE

Llamé a mi socio, Wexler.
Hoy no voy al despacho.
Ya lo sé, dijo Wexler. Te vas a pasar el día jugando al ajedrez con una mujer y atizándole al vino.

El diálogo precedente pertenece a un cuento del brasileño Rubem Fonseca titulado Mandrake (incluido en su libro de 1979 El cobrador). El doctor Paulo Mendes, Mandrake, un abogado criminalista con alma de detective privado, cínico, amoral y extraordinariamente mujeriego, es un personaje recurrente en la obra de Fonseca en la que protagoniza dos novelas y un buen número de cuentos.

En los libros de Fonseca transitan, con un lenguaje crudo y un estilo rápido y directo, los aspectos menos rutilantes de la sociedad contemporánea. La violencia, la corrupción, la miseria, los comportamientos asociales, la locura, salpicados de un erotismo sin tapujos, forman un aterrador friso de la alienación y deshumanización de las sociedades urbanas actuales.

Mandrake es uno de los muchos detectives de ficción amantes del ajedrez. Aunque sabemos que aprendió a jugar con su padre cuando éste, recién separado de su madre, iba a visitarlo de niño, su afición al juego se cimentó por amor. Enamorado de Berta Bronstein, Berta o, simplemente, Bebé y sabedor de que ella era una gran jugadora de ajedrez, estudió todo lo cayó en sus manos sobre el juego. Su pasión lectora le llevó hasta estudiar una edición facsímil del Libro de la invención liberal y arte del juego del ajedrez, el tratado de Ruy López que revolucionó el concepto del ajedrez en el siglo XVI.

Conviviendo ya con ella, el juego del ajedrez se convierte en el preámbulo habitual del juego amoroso. Su vida cotidiana transcurre jugando al ajedrez, bebiendo vino, fundamentalmente Faísca, y haciendo el amor. En sus conversaciones salen a relucir aperturas como el Giuoco Piano, la Siciliana, la Nimzoindia y el Contragambito Blumenfeld, del que se dan las primeras jugadas. Incluso se recuerdan partidas clásicas como la derrota de Capablanca a manos de Tarrasch en el Torneo de San Petersburgo de 1914. Los curiosos pueden ver la partida aquí

Berta suele derrotar a Mandrake habitualmente. Su superioridad es tal que en un momento dado el abogado exclama:
No sé por qué no existen mujeres campeonas del mundo de ajedrez, acaso porque la mayoría de ellas no ha descubierto aún el juego.
Cuando se separaron, Mandrake no pudo volver a jugar al ajedrez aunque el tablero con piezas de marfil que había comprado para impresionarla siguió estando en su sitio.


La ilustración, obra de Francisco José de Souto Leite alias Derbyblue, participó en el concurso A cara do Mandrake organizado por las editoriales brasileñas Agir y Desiderata para poner cara al personaje de Rubem Fonseca y realizar una novela gráfica basada en sus aventuras.

La obra de Derbyblue comparte con la de Fonseca el gusto por la descripción de ambientes marginales: un mundo lleno de violencia y plagado de un erotismo turbador y provocativo.

Aunque no ganó el concurso, la ilustración ilustra bien el relato "Mandrake" y la relación de amor que el protagonista y Berta Bronstein mantienen: largas veladas jugando al ajedrez y bebiendo vino Faísca, compartiendo confidencias y sexo. En un momento de la historia, Mandrake dice:
Bebé, tú abres con la Ruy López y yo te gano en quince movimientos.
Mentira. Las dificultades de las negras en esta apertura son enormes cuando los dos jugadores son parejos, como ocurría en nuestro caso. Pero yo quería tener cerca de mí a alguien que me amaba.
Sin embargo, y pese haber representado una apertura Ruy López sobre el tablero, Derbyblue ha cometido el error de confundir a la dama con el rey y colocar a cada uno en la casilla que no le corresponde. La dama, ocioso parece recordarlo, debe ir, en la disposición de salida de las  piezas, sobre un escaque de su mismo color


FICHA TÉCNICA
RUBEM FONSECA
LOS MEJORES RELATOS
ALFAGUARA. MÉXICO, 1998
TRADUCCIÓN DE ROMEO TELLO GARRIDO

miércoles, 26 de junio de 2013

MI DULCE DUEÑO, HACÉIS TRAMPAS...


Otra versión de la escena del acto V de "La Tempestad" de William Shakespeare. Esta vez obra del pintor e ilustrador John Henry Frederick Bacon.

FICHA TÉCNICA

CHILDREN'S STORIES FROM SHAKESPEARE
EDICIÓN DE EDITH NESBIT
ILUSTRACIONES POR JOHN HENRY FREDERICK BACON
RAPAHEL TUCK & SONS, LTD. LONDON, circa 1900 


sábado, 22 de junio de 2013

AJEDREZ EN EL SET V


Rock Hudson y Sandra Dee disputan una partida de ajedrez en Roma durante un descanso en el rodaje de la película de Robert Mulligan Come September (Cuando llegue Septiembre). Columbia, 1961.

El texto que acompañaba a la fotografía, que pertenece a la colección Bettmann, rezaba: Rock Hudson y Sandra Dee están de acuerdo en que no hay nada como una tranquila partida de ajedrez en las pausas del rodaje de la película Come September.

martes, 18 de junio de 2013

FERNANDO PESSOA


Oí contar que otrora cuando en Persia
hubo no sé qué guerra,
en tanto la invasión ardía en la Ciudad
y la mujeres gritaban,
dos jugadores de ajedrez jugaban
su incesante partida.

A la sombra de amplio árbol fijos los ojos
en el tablero antiguo,
y, al lado de cada uno, esperando sus
momentos más holgados,
cuando había movido la pieza, y ahora
aguardaba al contrario,
una jarra con vino refrescaba
sobriamente su sed.

Ardían casa, saqueadas eran
las arcas y paredes,
violadas, las mujeres eran puestas
contra muros caídos,
traspasadas por lanzas, las criaturas
eran sangre en las calles...
Mas donde estaban, cerca de la urbe,
y lejos de su ruido,
los jugadores de ajedrez jugaban
la partida de ajedrez.

Aunque en los mensajes del yermo viento
les llegasen los gritos,
y, al meditar, supiesen desde el alma
que en verdad las mujeres
y las tiernas hijas violadas eran
en esa victoria próxima,
aunque, en el momento en que lo pensaban,
una sombra ligera
les cruzase la frente ajena y vaga,
pronto sus ojos calmos
volvían su atenta confianza
al tablero viejo.

Cuando el rey de marfil está en peligro
¿qué importa la carne y el hueso
de las hermanas y de las madres y de los niños?
Cuando la torre no cubre
la retirada de la reina blanca,
poco importa la victoria.
Y cuando la mano confiada da jaque
al rey del adversario
poco pesa en el alma el que allá lejos
estén muriendo hijos.

Aunque, de pronto, sobre el muro
surja el sañudo rostro
de un guerrero invasor
caer en breve allí envuelto en sangre
el jugador solemne de ajedrez,
el momento anterior
sigue aún entregado al juego predilecto
de los grandes indiferentes.

Caigan ciudades, sufran pueblos, cesen
la libertad y la vida,
los protegidos y heredados bienes
ardan y sean desvalijados,
mas cuando la guerra las partidas interrumpa,
esté el rey sin jaque,
y el de marfil peón más avanzado
amenazando torre.

Mis hermanos en amar a Epicuro
y entenderlo más
de acuerdo con nosotros mismo que con él,
en la historia aprendamos
de esos calmos jugadores de ajedrez
cómo pasar la vida.

Todo lo serio poco nos importe,
lo grave poco pese,
el natural impulso de los instintos
ceda al inútil gozo
(bajo la sombra tranquila de la arboleda)
de hacer buena partida.

Lo que llevamos de esta vida inútil
tanto vale si es
gloria, fama. amor, ciencia, vida,
como si es tan sólo
el recuerdo de un certamen bien jugado
y una partida ganada
a un jugador mejor.

La gloria pesa cual copioso fardo,
la fama como fiebre,
el amor cansa porque va en serio y busca,
la ciencia nunca encuentra,
la vida pasa y duele, pues lo sabe...
La partida de ajedrez
prende el alma toda, aunque, perdida, poco
pesa, pues no es nada.

Ah, bajo las sombras que sin querer nos aman,
con un jarro de vino
al lado, y atentos sólo a la inútil tarea
de jugar al ajedrez,
aunque la partida sea sólo un sueño
y no haya compañero,
imitemos a los persas de esta historia,
y, mientras allá fiera,
cerca o lejos, la guerra y la patria y la vida
nos llaman, dejemos
que en vano nos llamen, cada uno de nosotros
bajo sombras amigas
soñando, él los compañeros, y el ajedrez
su indiferencia.

FICHA TÉCNICA
FERNANDO PESSOA
UN CORAZÓN DE NADIE. ANTOLOGÍA POÉTICA (1913-1935)
GALAXIA GUTEMBERG/CÍRCULO DE LECTORES. BARCELONA, 2001
TRADUCCIÓN DE ÁNGEL CAMPOS PÁMPANO 


LUDWIG DEUTSCH
LOS JUGADORES DE AJEDREZ (1896)
ÓLEO SOBRE TABLA. 55 X 41,6 cm:

lunes, 17 de junio de 2013

MARTÍN RICO JUGANDO AL AJEDREZ


El pintor español Martín Rico retratado por Mariano Fortuny y Marsal.

El paisajista Martín Rico debió de ser un buen aficionado al ajedrez ya que, aparte de este dibujo, se sabe que Fortuny realizó otro retrato de él, en este caso al óleo, en el que aparecía jugando al ajedrez con el también pintor Ricardo Madrazo. Esta obra, realizada tres o cuatro años antes de la que presentamos, pertenecía a la colección de los herederos de Rico y desapareció en París durante la II Guerra Mundial.

FICHA TÉCNICA
MARIANO FORTUNY Y MARSAL
MARTÍN RICO JUGANDO AL AJEDREZ (1873 aprox.)
LÁPIZ SOBRE PAPEL. 10x15 cm.
COLECCIÓN CLAUDE RICO ROBERT. PARÍS

domingo, 16 de junio de 2013

EL EMPERADOR DE ATLANTIS O LA MUERTE ABANDONA

"El emperador de Atlantis o la Muerte abandona" es una ópera escrita en 1943 en el campo de concentración nazi de Terezín (Theresienstadt en alemán) por el compositor Viktor Ullmann y el libretista Peter Kien.

El argumento de la obra es el siguiente: 

El emperador Overall, que gobierna gran parte del mundo, ha decretado la guerra universal. Todos deben armarse y luchar hasta que no queden supervivientes. La Muerte se ofende al ver que el emperador intenta usurpar sus funciones y decreta la huelga: a partir de ese momento nadie más morirá sobre la Tierra. El resultado es que la confusión se adueña del mundo. Los soldados no mueren a pesar de sus terribles heridas. Los heridos y los enfermos no encuentran alivio a sus sufrimientos. Un soldado y una doncella, de bandos enemigos, se enamoran después de intentar infructuosamente matarse el uno al otro. El emperador siente que su poder se tambalea según desaparece el miedo a la muerte. Al final, decide pedir a la Muerte que acabe con el infinito sufrimiento que su ausencia ha causado. La Muerte acepta volver a desempeñar su trabajo con una condición: la primera vida que tomará será la del propio emperador.

La obra no llegó a estrenarse en Terezín. Unos oficiales nazis que asistieron a un ensayo consideraron que la figura del emperador Overall era una sátira de Hitler. Prohibieron la representación y enviaron a sus creadores al campo de exterminio de Auschwitz donde fueron asesinados en las cámaras de gas. Hubo que esperar hasta 1975 para poder ver representada la obra. Fue en Amsterdam por la compañía Nederlandse Opera dirigida por Kerry Woodward.

Terezín fue un intento de la propaganda nazi de tapar los rumores que comenzaban a extenderse sobre el exterminio masivo que se estaba realizando en los campos de concentración. Se presentó como un asentamiento judío donde los residentes, entre los que había gran número de intelectuales, podían disfrutar de un relativo confort y una rica vida cultural (orquesta, educación para los niños, etc.) y así se mostró a los enviados de la Cruz Roja Internacional quienes, sorprendentemente, picaron el anzuelo. En realidad era un campo de trabajos forzados y una estación de paso hacia los más siniestros campos de Auschwitz y Treblinka. 



El bajo Kevin Burdette, en el rol de La Muerte, juega una partida de ajedrez en la primera escena de una representación de "El emperador de Atlantis" por la Boston Lyric Opera en febrero de 2011. Fotografía de Jeffrey Dunn

sábado, 15 de junio de 2013

JAQUE MATE


"Jaque mate" es una obra creada en colaboración por los artistas polacos Natalia Rak y Mateusz Gapski (Bezt).

Aunque son más conocidos por sus intervenciones callejeras con murales de grandes dimensiones, esta obra está realizada sobre lienzo y se exhibió en la cuarta muestra "Provocaciones Públicas" en la galería Colab (Weil am Rhein, Alemania), dedicada a la promoción del arte urbano.


FICHA TÉCNICA

NATALIA RAK & MATEUSZ GAPSKI (BEZT)
JAQUE MATE, 212
ÓLEO SOBRE DOS LIENZOS. 120x80 + 120x80

viernes, 14 de junio de 2013

ANDREY SKLYARENKO


Un dibujo del ucraniano Andrey Sklyarenko

Mens sana in corpore sano, parece querer decir este dibujo en el que la coletuda lanzadora de martillo ha suspendido su entrenamiento para jugar una partida con su amigo.

FICHA TÉCNICA
ANDREY SKLYARENKO
JUGANDO AL AJEDREZ, 2008
LÁPIZ SOBRE PAPEL. (45 x 35 cm.)

miércoles, 12 de junio de 2013

AJEDREZ Y GIMNASIA, MATE EN TRES


Fotografía de O. Barkalova presentada al concurso "Ajedrez y mujer" convocado por la Federación Rusa de Ajedrez en 2012.