martes, 15 de enero de 2008

BENJAMIN FRANKLIN


El cuadro que presentamos hoy, “Benjamin Franklin jugando al ajedrez con Lady Howe”, es obra del pintor norteamericano Edward Harrison May e ilustra un hecho real de la historia de los Estados Unidos de América.

Estando Franklin en Londres, y siendo conocida su pasión por el ajedrez, que culminaría en 1786 con la publicación de su ensayo The Morals of Chess, en el que defiende que el ajedrez no es sólo un entretenimiento, sino que su práctica es beneficiosa para adquirir buenos hábitos de cara a la vida cotidiana, recibió una invitación de Lady Howe para disputar una partida de ajedrez.

El ajedrez era una excusa para atraer a Franklin a la mansión de los Howe, donde el hermano de la anfitriona, miembro del parlamento, quería entrevistarse con él en privado para comentar la delicada situación política que atravesaba Gran Bretaña en sus relaciones con su colonia y que desembocaría un año más tarde en la guerra de la independencia.

Al parecer, Lady Howe ofrecía diplomáticamente tablas, cuando su hermano aparecía, para permitir que las conversaciones pudieran desarrollarse con tranquilidad.

A propósito de Franklin, no me resisto a citar una anécdota recogida en el libro de David Shenk The Inmortal Game, como de costumbre sin traducir al castellano, aunque tiene todos los visos de ser apócrifa. Pero, ya saben: Se non è vero, è ben trovato.

Traduzco con atrevimiento y liberalidad: “Franklin estaba jugando con un francés en la época de la guerra de independencia. En determinado momento, el rival de Franklin le dio jaque pero éste lo ignoró y realizó un movimiento ilegal. Cuando su oponente le advirtió de que su rey estaba en jaque, Franklin replicó: ¡Ya lo veo… pero no pienso defenderlo! Si fuera un buen rey todavía merecería la protección de sus súbditos, pero es un tirano que nos ha costado más de lo que vale. ¡Cómetelo, si quieres! Me las puedo arreglar sin él y pienso pelear el resto de la partida al estilo republicano”.

FICHA TÉCNICA
DAVID SHENK
THE INMORTAL GAME: A HISTORY OF CHESS, OR HOW 32 CARVED PIECES ON A BOARD ILLUMINATED OUR UNDERSTANDING OF WAR, ART, SCIENCE AND THE HUMAN BRAIN
DOUBLEDAY, 2006.

EDWARD HARRISON MAY
FRANKLIN PLAYING CHESS WITH LADY HOWE (1867)

2 comentarios:

Alviseni dijo...

Y en el libro de historia de ajedrez de murray edice que franklin jugó contra "el turco", ese famoso "autómata" de ajedrez, en el café de la règence, en parís.
franklin perdió.

Don Sandalio dijo...

LLevo un montón de tiempo intentando conseguir un ejemplar del Murray sin suerte.

Quiero hacer algo más sobre "el Turco", ya publiqué una entrada sobre una novela escrita recientemente, pero hay mucho más, como tú señalas.

Un saludo.