jueves, 28 de junio de 2007

MI REINO POR UN CABALLO...

…que decía Ricardo III antes de su mutis final en el acto V de la obra homónima.


Es una frase que los ajedrecistas amantes del teatro isabelino citan en situaciones en las que la ausencia de dicho trebejo imposibilita la ejecución de un buen plan de juego.

Sobre la presencia del ajedrez en la obra de Shakespeare se ha escrito mucho, y no siempre con tino. Edgar Winter, en su Chess Note número 4051, da un repaso pormenorizado a la bibliografía sobre el tema.

Nosotros queremos resaltar aquí una de las referencias más claras: la escena entre Miranda y Ferdinand en el acto V de La Tempestad que es, además, el tema del siguiente cuadro:



El texto en el que está inspirado es el siguiente:

Próspero descubre a Ferdinand y Miranda jugando al ajedrez


MIRANDA
Mi dulce dueño, ¡hacéis trampas!


FERDINAND


No, amor mío, por nada del mundo lo hiciera.



MIRANDA
¡Sí! ¡Ya lo creo! Por veinte reinos lo harías, y aún así, juego honesto me pareciera…

Explicar las múltiples interpretaciones que se han hecho de esta escena excedería con mucho el alcance de este blog y la capacidad de su autor. Sólo añadir que el ajedrez podía utilizarse tanto como alegoría de la política como de la vida conyugal o de la organización del reino.



El tema tuvo éxito entre los artistas plásticos y hay muchas representaciones. Además del cuadro de la artista prerrafaelita Lucy Madox-Brown, sobre estas líneas ofrecemos un grabado de Caroline Watson sobre dibujo de Francis Wheatley para The Shakespeare Gallery, serie de ilustraciones sobre la vida y obra de Sahkespeare del editor gráfico John Boydell. Bajo ellas, una versión de Edward Reginald Frampton.


SÓLO UN PEÓN EN SU JUEGO



Al hilo de la más rabiosa actualidad (como ya se habrá percatado el curioso lector de estas páginas, estar al cabo de la calle es el propósito fundamental de este blog) tenemos que celebrar la concesión a Bob Dylan del Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2007. El jurado se lo ha concedido por su carácter de “mito viviente de la música popular y faro de una generación que tuvo el sueño de cambiar el mundo”.
Menos ambiciosos, nosotros queremos resaltar la afición de Bob Dylan por el ajedrez y ofrecerle un puesto destacado en nuestra galería de hombres ilustres por su álbum de 1964 The Times They Are A-Changing. Sobre todo por la canción Only a Pawn in Their Game en la que usa una metáfora ajedrecística en un contexto de crítica política y cuya letra, en versión original sin subtítulos, ofrecemos a continuación:

A bullet from the back of a bush took Medgar Evers' blood.
A finger fired the trigger to his name.
A handle hid out in the dark
A hand set the spark
Two eyes took the aim
Behind a man's brain
But he can't be blamed
He's only a pawn in their game.

A South politician preaches to the poor white man,
"You got more than the blacks, don't complain.
You're better than them, you been born with white skin," they explain.
And the Negro's name
Is used it is plain
For the politician's gain
As he rises to fame
And the poor white remains
On the caboose of the train
But it ain't him to blame
He's only a pawn in their game.

The deputy sheriffs, the soldiers, the governors get paid,
And the marshals and cops get the same,
But the poor white man's used in the hands of them all like a tool.
He's taught in his school
From the start by the rule
That the laws are with him
To protect his white skin
To keep up his hate
So he never thinks straight
'Bout the shape that he's in
But it ain't him to blame
He's only a pawn in their game.

From the poverty shacks, he looks from the cracks to the tracks,
And the hoof beats pound in his brain.
And he's taught how to walk in a pack
Shoot in the back
With his fist in a clinch
To hang and to lynch
To hide 'neath the hood
To kill with no pain
Like a dog on a chain
He ain't got no name
But it ain't him to blame
He's only a pawn in their game.

Today, Medgar Evers was buried from the bullet he caught.
They lowered him down as a king.
But when the shadowy sun sets on the one
That fired the gun
He'll see by his grave
On the stone that remains
Carved next to his name
His epitaph plain:
Only a pawn in their game.



FICHA TÉCNICA
DANIEL KRAMER
Bob Dylan jugando al ajedrez. Woodstock. Nueva York, 1964
Gelatina de plata
No tengo datos de la segunda fotografía, aunque sospecho que se tomó en la misma sesión: idéntico tablero, mantel, jersey... No obstante agradecería cualquier aportación al respecto.

lunes, 18 de junio de 2007

WILLIAM HENRY FOX TALBOT


La foto de arriba es con toda probabilidad la más antigua de la Historia de la Fotografía en la que aparece el ajedrez. En realidad, es una de las más antiguas fotografías sobre cualquier tema. La tomó en 1842 William Henry Fox Talbot, uno de los pioneros de la fotografía e inventor del sistema negativo-positivo que ha sido la base de la fotografía hasta la reciente aparición de lo digital.
Si no fuera porque fue un inglés del siglo XIX, uno estaría tentado de definirlo como un hombre del Renacimiento: sus intereses, además de la física y la química necesarias para sus investigaciones fotográficas, abarcaban las matemáticas, la etimología, la política (fue diputado en el parlamento) y la traducción de textos asirios en escritura cuneiforme.
La segunda versión del tema es de1844. Los retratados son Antoine Claudet y el reverendo Calvert Richard Jones, con sombrero de copa. Ambos eran fotógrafos y pertenecían al círculo de científicos e intelectuales que se reunía alrededor de Talbot. Esta segunda versión, de la que a su vez hay variantes en las que los personajes intercambian su posición, se ha atribuido en ocasiones a Claudet, aunque realmente parecer ser obra de Talbot.
Las dos tomas están hechas siguiendo el procedimiento inventado por Talbot, la calotipia, que explicado a la pata la llana consiste en preparar un papel empapándolo de nitrato de plata y sumergiéndolo después en yoduro potásico. Se sensibiliza con más nitrato de plata y ácido gálico. Se toma la fotografía colocando el papel húmedo entre dos cristales (y en una cámara, por supuesto) y se revela utilizando de nuevo nitrato de plata y ácido gálico. El negativo resultante se fija con tiosulfato de sodio.
Vale.



FICHA TÉCNICA
WILLIAM HENRY FOX TALBOT
THE CHESS PLAYERS (LOS JUGADORES DE AJEDREZ). 1842
CALOTIPO. COPIA SOBRE PAPEL SALADO
COLECCIÓN DE LA ROYAL PHOTOGRAPHIC SOCIETY

THE CHESS PLAYERS (LOS JUGADORES DE AJEDREZ). 1844
CALOTIPO. COPIA SOBRE PAPEL SALADO. 20X15 CM.
COLECCIÓN DEL BRITISH COUNCIL

domingo, 10 de junio de 2007

EL INGENIOSO HIDALGO

La litografía que ilustra estas líneas es obra de A. Paul Weber, artista que vio en el ajedrez una forma de simbolizar conflictos entre personas que encarnaban intereses o formas de ver el mundo encontradas. A partir de 1937, inició una serie de litografias protagonizadas por políticos, personajes históricos o literarios enfrentados en una partida de ajedrez.

En el Quijote, Alonso Quijano y Sancho Panza no juegan al ajedrez pero hablan de él. Concretamente en el capítulo XII de la segunda parte, después de la aventura de la carreta de la Muerte y antes de la del Caballero de los Espejos, reflexionando sobre el encuentro con los cómicos, don Quijote dice:

―Pues lo mesmo ―dijo don Quijote– acontece en la comedia y trato deste mundo, donde unos hacen los emperadores, otros los pontífices, y, finalmente, todas cuantas figuras se pueden introducir en una comedia; pero, en llegando al fin, que es cuando se acaba la vida, a todos les quita la muerte las ropas que los diferenciaban, y quedan iguales en la sepultura.
―Brava comparación ―dijo Sancho–, aunque no tan nueva que yo no la haya oído muchas y diversas veces, como aquella del ajedrez, que, mientras dura el juego, cada pieza tiene su particular oficio; y, en acabándose el juego, todas se mezclan, juntan y barajan, y dan vueltas con ellas en una bolsa, que es como dar con la vida en la sepultura.
―Cada día, Sancho ―dijo don Quijote–, te vas haciendo menos simple y más discreto.

El tema de la muerte como gran igualadora es tópico en la literatura renacentista y abunda en la literatura emblemática. Sirva como ejemplo el siguiente, que es número 23 de los que publicó Sebastián de Covarrubias en sus Emblemas Morales.


El mote viene en francés: roys, pyons dans le sac son eguaux
La glosa es la siguiente:
El rey, la dama, alfil, roque, caballo,
cada cual de estos tiene en el tablero
su casa, su poder, y en el mudallo
se guarda orden y concierto entero.
Al fin del juego por mi cuenta hallo
que en saco el peón entra primero
y al rematar, los bienes y los males
de aquesta vida, todos son iguales.

En tanto que vivimos, cada uno tiene su puesto en la república, con cuya variedad se compone y se conserva. Pero llegado el día de la muerte la tierra nos recibe con tanta igualdad que no hay distinción del rico al pobre. Y así es como la bolsa de los trebejos en el ajedrez, que acabado el juego todos entran confusamente en el saco. Y esto nos significa el mote francés: roys, pyons dans le sac son eguaux.


Hay más ajedrez en el Quijote, pero lo dejaremos para otra ocasión.


FICHAS TÉCNICAS
A. Paul Weber
Don Quijote und Sancho Pansa, 1.975
Litografía. 52x39 cm.
Museo A. Paul Weber. Retzenburg.


Miguel de Cervantes
Don Quijote de la Mancha
Galaxia Gutemberg/Círculo de Lectores. Madrid, 2004.

lunes, 4 de junio de 2007

BLADE RUNNER


Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.

El texto que antecede es parte del discurso final de Roy Batty, el androide de Blade Runner. Más ágil, más fuerte, más inteligente y más humano que los propios humanos, y tan desdichado como ellos ante la fatal perspectiva de la muerte. Sólo que en su caso la muerte es a plazo fijo.

En su búsqueda desesperada de respuestas, en su intento de ganar algo de tiempo, el ajedrez le prestará la excusa que le permitirá acceder a su creador.

Batty (Rutger Hauer, en la versión castellana con la voz de Constantino Romero) está en casa de J.F. Sebastian (William Sanderson, Albert Trifol) un genetista de la Tyrell Corporation, la empresa que creó los androides, buscando la forma de entrevistarse con su creador, el Dr. Eldon Tyrrell (Joe Turkel, Luis Posada).

Un tablero de ajedrez llama su atención y después de observar brevemente la posición hace una jugada:

SEBASTIAN

― No. El rey come a la reina, ¿lo ve? Un fallo.

Batty no le da demasiada importancia pero poco después pregunta:

BATTY

―¿Es bueno?

SEBASTIAN

―¿Quién?

BATTY:

― Su oponente.

SEBASTIAN

―Ah, ¿el doctor Tyrell? Sólo le he ganado una vez al ajedrez. Es un genio. Él les diseñó.

Batty intuye que el ajedrez puede ser la llave de entrada a Tyrell y se encamina hacia su casa

TYRELL

―Qué desea usted, Sebastian?

SEBASTIAN

―Reina a alfil 6. Jaque.

TYRELL

―Tonterías. Espere un momento. Reina a alfil 6; ridículo. Reina a alfil 6. Hum... Caballo por reina. ¿Qué pasa, Sebastian? ¿En qué está pensando?

BATTY

―Alfil a rey 7. Jaque.

SEBASTIAN

―Alfil a rey 7. Jaque mate.

TYRELL

―Se le ha iluminado el cerebro, ¿eh? La leche y los pasteles le mantienen despierto, ¿eh? Vamos a discutir esto. Será mejor que suba, Sebastian.

Y las puertas se abren para que Batty se enfrente a su creador. Lo que pasa a continuación ya lo saben Vds.

De la conversación transcrita se ha deducido que la posición en la que Batty interviene es la siguiente:



Y la partida, hasta ese momento, se habría desarrollado de la siguiente forma:

SEBASTIAN, J.F. – TYRELL, Dr. ELDON

C33 GAMBITO RE REY

Los Ángeles, 2019.

1.e4 e5 2.f4 ef4 3.Ac4 Dh4 4.Rf1 b5 5.Ab5 Cf6 6.Cf3 Dh6 7.d3 Ch5 8.Ch4 Dg5 9.Cf5 c6 10.g4 Cf6 11.Tg1 cb5 12.h4 Dg6 13.h5 Dg5 14.Df3 Cg8 15.Af4 Df6 16.Cc3 Ac5 17.Cd5 Db2 18.Ad6 Ag1 19.e5 Da1 20.Re2 Ca6 21.Cg7 Rd8 a partir de este punto el juego blanco será conducido por Batty 22.Df6 Cf6 23.Ae7#

Efectivamente, la partida que sirvió de inspiración a los guionistas de Blade Runner fue la Inmortal. La celebérrima partida que Anderssen le ganó a Kieseritzky en Londres en 1851

Por cierto, en la primera frase reseñada se desliza un error en la versión castellana. Después de la jugada de Batty no es el rey el que come la dama sino el caballo. En la versión original Sebastian dice: No, Knight takes Queen. See? Won't do. Lo que es consecuente con la posición del tablero. El error se rectifica cuando Tyrell hace su jugada.

Es habitual que la crítica considere que la partida de ajedrez simboliza la rebelión del androide contra su creador y su ansia de inmortalidad, en el sobrenombre con que es conocida esta partida entre los aficionados encuentra un argumento adicional. Y luego se suele divagar sobre la capacidad de los peones de transmutarse en otra pieza al alcanzar la octava fila alcanzando una suerte de renacimiento.

Que, desde el punto de vista dramático, la partida simbolice el enfrentamiento hombre máquina no me cabe la menor duda. Otra cosa son las divagaciones sobre la inmortalidad. Batty no quiere la inmortalidad, quiere ganar tiempo a la muerte; igual que un caballero escandinavo pretendió siglos antes que él, caballero que, por cierto, para lograrlo se enfrentó con la muerte en una partida de ajedrez. Curiosamente no he visto en ningún sitio relacionar ambas películas.



FICHA TÉCNICA

BLADE RUNNER

Warner Bros. Pictures, 1982.

DIRIGIDA POR RIDLEY SCOTT

GUIÓN DE DAVID WEBB PEOPLES Y HAMPTON FANCHER BASADO EN LA NOVELA DE PHILIP K. DICK DO ANDROIDS DREAM OF ELECTRIC SHEEP?

REPARTO

RICK DEKARD (HARRISON FORD)

ROY BATTY (RUTGER HAUER)

J.F. SEBASTIAN (WILLIAM SANDERSON)

ELDON TYRELL (JOE TURKEL)

RACHAEL (SEAN YOUNG)

PRIS (DARYL HANNAH)