lunes, 30 de mayo de 2016

ALCAZAR vs TINTÍN

Una partida de ajedrez que termina mal.

Portada de «Le Petit Vingtième» suplemento juvenil del diario «Le Vingtième Siècle» en el que se publicaron por entregas las primeras historietas de Tintín.

Como los lectores de ARTEDREZ habrán advertido, esta portada corresponde a una entrega de la sexta aventura del periodista belga, La oreja rota —publicada entre el 5 de diciembre de 1935 y el 25 de febrero de 1937—.

Hergé compuso una ilustración para esta portada que mantenía ciertamente la tensión, dado que parece que el general Alcázar está disparando contra Tintín.

Ya comentamos en su momento que el tablero está mal colocado, con una casilla negra a la derecha. Al parecer, la idea original de Hergé, que no sabía jugar al ajedrez, era que los personajes estuvieran jugando al go, juego que había empezado a aprender en 1936 pero tuvo que cambiar de idea por presiones editoriales. Se conservan, sin embargo, unas planchas en las que se ve a los personajes jugando al go en lugar de al ajedrez.

viernes, 27 de mayo de 2016

PEÓN DE REY


«Peón de rey» es una novela de Pedro Jesús Fernández publicada en 1998. El título de la obra se refiere a uno de los grandes tópicos de la literatura que emplea como recurso argumental, metafórico o expresivo el ajedrez: la manipulación de las personas como simples trebejos al servicio de un plan que se les escapa y en el que sólo son instrumentos de una voluntad ajena. En este caso, el título además es descriptivo de la trama de la obra, ya que su protagonista, Raoul de Hinault, es un instrumento, un peón, de Alfonso X «el Sabio», el rey ajedrecista por antonomasia. 

El libro presenta una intriga de corte policíaco en la que el protagonista debe realizar una investigación con el propósito de descubrir la verdad sobre un crimen. En sus elucubraciones, identifica la intriga entera como un problema de ajedrez que debe resolver. Así, en un momento dado de la acción reflexiona: «Yo iba abstraído, contemplando la situación y empezando a encajar las piezas de aquel complicado tablero de ajedrez». 

Esta comparación entre los problemas del mundo real y los problemas de ajedrez, es también tópica en la literatura. Más explícito aún, en el sentido de lo escrito anteriormente, es el comentario de Raoul, ya seguro del  verdadero alcance de su misión, en el que se queja de los errores a los que su vanidad le ha llevado: «haciéndome creer que era parte fundamental de una partida de ajedrez, en la que me creí visir y sólo era peón» hasta asumir su verdadero papel en la trama: «el de una pieza capaz de moverse y realizar ataques por sí misma, pero en todo caso, mero instrumento de un programa mucho más global».

Aparte de esto, Pedro Jesús Fernández relata, por boca del propio rey «Sabio», una anécdota legendaria en la que se explica cómo la ciudad de Sevilla se salvó de ser conquistada por las tropas de Alfonso VI de León, llamado «el Bravo», gracias a la derrota al ajedrez que sufrió el propio rey a manos de Abū Bakr Muḥammad ibn ˁAmmār (Abenámar, Abenámar, moro de la morería), visir de la taifa sevillana del rey poeta Muhammad ibn ‘Abbad al-Mu‘tamid.

Según las crónicas, ante la inminente llegada de los ejércitos cristianos, ibn ˁAmmār mandó construir un juego de ajedrez de ébano y sándalo incrustado de oro e hizo llegar a Alfonso noticia de su existencia. El rey pidió ver dicho juego, quedó prendado de él e intentó adquirirlo. Ibn ˁAmmār propuso una partida en la que, si salía perdedor, entregaría el juego a Alfonso, pero si ganara, se reservaría el derecho a hacer una petición al rey. El rey leonés rehusó, temeroso de no poder cumplir las peticiones de ibn ˁAmmār, pero algunos nobles, sobornados por el oro andalusí y engañados por ibn ˁAmmār sobre sus verdaderas pretensiones, influyeron decisivamente en Alfonso y este, finalmente, aceptó el reto. Ibn ˁAmmār ganó la partida y pidió la retirada de los ejércitos cristianos. Aunque la cólera de Alfonso fue notable y, en un principio, pareció no estar dispuesto a cumplir su juramento, los consejos de sus nobles le recordaron que el más grande de los reyes de la cristiandad no podía faltar a su palabra y deshonrarse.

No le quedó más remedio a Alfonso que retirar a sus hombres, aunque se quedó con el juego de ajedrez y, de pasó, aprovechó para doblar el tributo que el rey sevillano le entregaba anualmente.

A propósito de éste último, la novela también recoge un poema suyo que hace mucho al caso:

Todo tiene su término fijado, y hasta 
muere la muerte como mueren las cosas.
El destino tiene el color del camaleón,
hasta su estado fijo es mudadero.
Somos para su mano un juego de ajedrez;
quizá se pierde el rey por causa de un peón.     

Se supone que al-Mu‘tamid escribió este poema en la cárcel norteafricana donde fue conducido por los conquistadores almorávides. En él se aprecia la idea del ajedrez como metáfora del destino, que tiene un larga tradición que se remonta hasta Omar Jayyam y llega, como poco, hasta Borges; y se apuntan otros como el simbolismo de las piezas y la representación de las distintas clases sociales por éstas. Pero, esto será tema de otras entradas.

_________________________________________________________

La portada del libro de Pedro Jesús Fernández reproduce el folio 82 recto del "Libro de los Juegos" de Alfonso X, «el Sabio». Representa el llamado Gran Ajedrez que se disputa en un tablero de 12x12 casillas.

La anécdota de la partida entre ibn ˁAmmār y Alfonso VI se recoge en Claudio Sánchez Albornoz y Aurelio Viñas. “Lecturas históricas españolas”, Madrid, 1981, pp. 65-66., basada en las “Crónicas árabes y cristianas recogidas por Dozy”.




FICHA TÉCNICA
PEDRO JESÚS FERNÁNDEZ
PEÓN DE REY
ALFAGUARA. MADRID, 1998

miércoles, 25 de mayo de 2016

MR. FISH


Viñeta de Mr. Fish (Dwanyne Booth en el siglo) realizada en enero de 2010 como homenaje al historiador y activista político norteamericano Howard Zinn (1922-2010) fallecido poco antes.

Zinn fue un activo defensor de los derechos civiles, militante pacifista y conferenciante y ensayista sobre múltiples temas, quizá el más importante de sus trabajos sea sus investigaciones sobre la historia social de los Estados Unidos de América.

Mr. Fish homenajea a Zinn revelando que hay otra alianza natural entre las clases además de la dictada por la costumbre.

lunes, 23 de mayo de 2016

DIZZY GILLESPIE


Dizzy Gillespie se relaja jugando al ajedrez entre bambalinas antes de su actuación en el Festival de Jazz de Newport de 1957. La fotografía es de Mickey Pallas.

viernes, 20 de mayo de 2016

LA OREJA ROTA

«La oreja rota» es el sexto álbum de Las aventuras de Tintín, la serie de historietas ideada por el dibujante y guionista belga Hergé a principios de la década de los años 30 del siglo XX, que se convirtió en uno de los fenómenos más exitosos de la historia del cómic y en el prototipo de lo que posteriormente se conocería como la «línea clara». Se publicó por entregas en Le Petit Vingtième entre febrero de 1935 y febrero de 1937 y en forma de álbum por la editorial Casterman en 1937 (blanco y negro) y 1943 (color).

Cuenta este álbum las aventuras del célebre periodista belga en un ficticio país latinoamericano. En un determinado momento de la aventura, Tintín juega al ajedrez contra el general Alcázar, dictador del país y personaje que aparecerá en posteriores historietas de la serie. En la primera aparición del juego en esta aventura, el general Alcázar vence a Tintín y el tablero aparece perfectamente colocado.


Sin embargo, en las siguientes apariciones, en las que Tintín toma cumplida revancha sobre el general, el tablero está mal colocado, con un cuadro negro a la derecha de los jugadores.





Este error resulta llamativo porque, por lo menos a partir del quinto álbum de la serie y para defenderse de las críticas vertidas a la ambientación de sus primeros trabajos, Hergé tenía fama de documentar exhaustivamente sus historias. 

FICHA TÉCNICA
HERGÉ (GEORGES PROSPER REMI)

LA OREJA ROTA (L'OREILLE CASSÉE)
JUVENTUD. BARCELONA, 2007 (VIGÉSIMOTERCERA EDICIÓN)
TRADUCCIÓN DE CONCEPCIÓN ZENDRERA

miércoles, 18 de mayo de 2016

EUROPA Y ASIA JUGANDO UNA PARTIDA DE AJEDREZ


Un óleo del artista ucraniano Valery Kot.


FICHA TÉCNICA
VALERIY KOT
EUROPA Y ASIA JUGANDO UNA PARTIDA DE AJEDREZ (2008)
ÓLEO SOBRE CARTÓN. 46 x 58 cm
COLECCIÓN PRIVADA

lunes, 16 de mayo de 2016

DE VARIA INVENCIÓN XCVI

Es más bien una forma de estar en el mundo (el ajedrez). Se puede vivir con el ajedrez y se puede vivir sin el ajedrez: se trata de dos categorías distintas de personas, no existe una tercera.

Fragmento del artículo de Roberto Saviano «Io e Kasparov, scacco ai dittatori» —Kasparov y yo, jaque a los dictadores—, publicado en el diario La Repubblica el 13 de marzo de 2016. El artículo iba acompañado por la fotografía —sin acreditar— de Saviano y Kasparov.

viernes, 13 de mayo de 2016

NO HAY AJEDREZ SI NO HAY LIBERTAD


El pasado 13 de marzo, el escritor y periodista italiano Roberto Saviano publicó en el diario La Repubblica un artículo titulado «Io e Kasparov, scacco ai dittatori» —Kasparov y yo, jaque a los dictadores— (el 31 de marzo se publicó en la edición digital de El País con traducción de Carlos Gumpert) en el que daba cuenta de la conversación que había mantenido con el decimotercer Campeón del Mundo de Ajedrez, Garry Kasparoven un encuentro informal celebrado en Nueva York unos días antes.

El tema que había reunido a ambos hombres era su lucha contra el poder dictatorial. Contra la mafia en el caso de Saviano (recordemos que la publicación de Gomorra en 2006, libro donde denunciaba los delitos de la Camorra, le ha supuesto tener que vivir bajo protección policial permanente) y contra el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el caso de Kasparov (quien actualmente vive exiliado en Nueva York).

Como no podía ser menos, siendo uno de los contertulios uno de los mejores jugadores de ajedrez de la historia y un confeso aficionado al juego el otro, la conversación está llena de metáforas de índole ajedrecística. En este sentido es interesante la reflexión de Kasparov sobre el poder dictatorial, al que hace análogo a los juegos de cartas donde los argumentos permanecen ocultos y por lo tanto se puede jugar de farol, en contraposición con los argumentos transparentes que atribuye a los poderes democráticos y al ajedrez. Una reflexión que Saviano refuerza en las frases que sirven de colofón al artículo:
Un jugador de ajedrez sólo puede jugar con inteligencia, con estrategia, con lealtad. No hay ajedrez si no hay libertad.







miércoles, 11 de mayo de 2016

LOS CARDINALS DE SAINT LOUIS


Mike Matheny, entrenador del equipo profesional de béisbol Saint Louis Cardinals, posa delante de un tablero de ajedrez en el vestuario del equipo. 

Metheny es un buen aficionado al ajedrez y un buen día se le ocurrió poner un tablero en los vestuarios para ver si los jugadores se aficionaban al juego y se beneficiaban así de las habilidades que potencia el ajedrez.

El éxito de la iniciativa fue inmediato y muchos de los jugadores de los Cardinals andan  ahora enganchados al juego.

El artículo original en la página de la MLB (Major League Baseball).

lunes, 9 de mayo de 2016

ESCUELA PARA GENIOS

La fotógrafa Nina Leen, norteamericana de origen ruso, fue colaboradora habitual de la revista Life entre 1940 y 1972. Autora muy prolífica, tocó multitud de temas aunque los más frecuentes fueron la moda, los famosos, los animales y los niños. 

La fotografía de abajo fue realizada en el colegio Hunter, una institución dedicada a la enseñanza de niños superdotados. El reportaje fue publicado en la revista Life el 22 de marzo de 1948.


El texto que acompañaba a la fotografía era el siguiente: «David, con gafas, enseña una jugada a Lennie. Ambos tienen siete años y medio. David aprendió a jugar con su padre y luego enseñó a Lennie a hacerlo».

viernes, 6 de mayo de 2016

GREAT LAKE WARRIORS

Las damas es un juego para los que trabajamos en un remolcador. Hay que pensar rápido. El ajedrez es para los que trabajan en una oficina, en un despacho. ¿Sabéis por qué el general Patton era tan bueno? Porque era jugador de damas, no de ajedrez.

Capitán Ted Long. Patrón de un remolcador de los Grandes Lagos.
Great Lake Warriors (Towers Productions, 2012)



Puede que George S. Patton fuera un jugador de damas y no de ajedrez pero en el juego que mostramos encima de estas líneas es precisamente un rey de ajedrez.

miércoles, 4 de mayo de 2016

PERSONA, DA DA, LA LA LA


«Persona, Da Da, La La La» es una propuesta de Susanne Junker y Laurent Friquet para la muestra Mauvais Genre (Género equivocado) exhibida en la galería parisina Addict Gallery en diciembre de 2014

Susanne Junker, antigua top model reconvertida en fotógrafa, desarrolla actualmente una serie fotográfica en progreso sobre la identidad femenina (ID-Identity) en el que mujeres de todo el mundo son retratadas después de maquillarse a ciegas delante de la camara que sustituye al espejo.

Laurent Friquet es un artista pluridisciplinar (músico, fotógrado, performer) muy interesado en el autorretrato desde una perspectiva poco convencional.

Ni que decir tiene que la fotografía rememora la mítica que Julian Wasser tomó a Marcel Duchamp y a Eve Babitz en la exposición retrospectiva sobre Duchamp celebrada en Pasadena en 1963. La foto ha dado lugar a múltiples recreaciones.

A continuación, en orden inverso a su aparición en ARTEDREZ, todas las que hemos publicado hasta el momento. Pero hay más catalogadas que irán saliendo a su debido tiempo:

He Chengyao

Sanja Ivekovic

Yasumasa Morimura

Jesse Boykins III

Artemis Potamianou

Jan Lehner

Wang Huiqin

Eugeni Bonet

Jennifer Sahade

Angela Genusa

All About Eve

Maria Przyszychowska

Hakan Kirdar

Braco Dimitrijevic

Peter Blake

Elena del Rivero
Julian Wasser

lunes, 2 de mayo de 2016

ELEGÍA PARA UN PARTIDO DE AJEDREZ

A José Lezama Lima


En el crepúsculo, si estás

de veras solo, mira,

lo que se dice solo, vienen,

poquito a poco en torno tuyo,

levísimos fantasmas, tus recuerdos.



José riéndose, su vaso

junto a la sapientísima naríz

capaz de discernir

el olor de lo eterno

en el breve grosor de la cerveza.



José —José riéndose.



Una partida de ajedrez,

jugada por nosotros dos,

ha de quedar, no piensa usted,

siempre honorablemente a tablas,

dice José, riendo entre la espuma.



La brisa en las arecas, y el cristal

tan firme y frío de la mesa,

y en torno los demás, los entrañables

—refugio, abrigo nuestro.



Ni arecas ni cristal, José

se acabó la cerveza.

Sólo su risa oculta permanece

como un farol iluminando

las piezas, el vitral

de blancura y negror. ¡Ah, tablas,

mi querido José! Pero su risa, sí,

me tumba el rey definitivamente.



Arrecia el viento en las arecas, mira,

y a solas yo —lo que se dice a solas.


FICHA TÉCNICA
ELISEO DIEGO
OBRA POÉTICA
FONDO DE CULTURA ECONÓMICA. MÉXICO, 2009