lunes, 29 de febrero de 2016

EL TIEMPO VUELA


Heikki Leis es un artista estonio formado en la Universidad de Tartu que trabaja como artista free lancer desde el año 2000. Su quehacer artístico se reparte entre el dibujo, la escultura y la fotografía. 

Sus dibujos, hechos a lápiz y a bolígrafo, representan escenas de la vida cotidiana protagonizadas por gente normal y corriente con un estilo hiperrealista.

Quizá su trabajo más reconocido sea la serie titulada «Everyday Reflections» (Reflejos cotidianos) en la que representa los pequeños rituales cotidianos del aseo doméstico que personas ordinarias realizan delante del espejo.

Los ancianos son uno de los temas recurrentes de Leis. En una entrevista publicada en Lamono Magazine opinaba lo siguiente sobre su trabajo con personas ancianas.
La belleza de los ancianos es su sabiduría, experiencia y actitudes ante la vida. Las arrugas pueden ser también muy hermosas, no deben ser vergonzosas ni suavizadas por operaciones. Creo que uno debería envejecer con gracia y poner el énfasis en la belleza interior.
Los aficionados al ajedrez de cierta edad habrán reconocido sin esfuerzo el legendario reloj soviético «Jantar», inmensamente popular en los clubes madrileños en los años 70 y 80. 





FICHA TÉCNICA
HEIKKI LEIS
EL TIEMPO VUELA, 2007
BOLÍGRAFO SOBRE PAPEL. 70 x 85 cm


sábado, 27 de febrero de 2016

PREMIOS SONY DE FOTOGRAFÍA 2016

La multinacional japonesa Sony patrocina anualmente los Sony World Photography Awards, evento que pasa por ser el concurso de fotografía más grande del mundo. Son unos premios abiertos a fotógrafos de todo tipo y condición (profesionales, aficionados, jóvenes) y están estructurados en diferentes categorías. Este año se han presentado 230.103 imágenes de 186 países.

El pasado 23 de febrero se publicaron los finalistas de las distintas categorías. En la categoría «Deportes», dentro del apartado dedicado a los fotógrafos profesionales, ha sido seleccionado el fotógrafo checo Michael Hanke con una serie titulada Chess/Youth Tournaments (Ajedrez/Torneos infantiles). El fallo definitivo se espera para finales de abril del presente año. Desde aquí le deseo suerte.

A continuación reproduzco las diez fotos presentadas al concurso, de conformidad con las bases del mismo, aunque la serie original tiene más fotografías que pueden verse en la página web del fotógrafo.


El artista pretende mostrar el ambiente de los torneos infantiles de ajedrez. Como puede verse en el texto que reproducimos a continuación, el autor intenta disipar los prejuicios que determinada gente pueda tener hacia el juego.
Para algunos, el ajedrez es el deporte más aburrido del mundo. Muchos ni siquiera saben que está considerado oficialmente como una disciplina deportiva. Esta serie de fotografías documentales demuestra que para ciertas personas el ajedrez representa un mundo de grandes emociones, adrenalina y nervios. Los profesionales dedican a su disciplina entre 6 y 8 horas diarias y se preparan teórica, práctica, mental y físicamente. Toda esa tensión, todo ese esfuerzo también se manifiesta físicamente como demuestra el hecho de que Anatoly Karpov perdiera diez kilos de peso en su encuentro por el Campeonato del Mundo de 1984 contra Garri Kasparov. Además, esta serie se centra principalmente en los torneos infantiles para incitar a los jóvenes mediante las emociones reflejadas en los «momentos decisivos» a reemplazar los dispositivos electrónicos por un entretenimiento y una comunicación física y personal en el mundo real.
La serie obtuvo en 2015 el Czech Press Photo, aunque Hanke curiosamente la presentó en la categoría de «Arte y Entretenimiento» en lugar de «Deportes». En esta entrevista, el autor expresa su temor de que algunos de los miembros del jurado no supieran que el ajedrez está considerado oficialmente un deporte. 

Aunque la espontaneidad de los niños ante la derrota o la victoria son una bendición para cualquier fotógrafo, creo que Hanke ha captado perfectamente el alma de las competiciones infantiles. 










viernes, 26 de febrero de 2016

DE VARIA INVENCIÓN XCIII

 
Mi capacidad de observación es casi nula. Sólo retengo palabras, posiciones de ajedrez y gestos mínimos.

FICHA TÉCNICA

ABELARDO CASTILLO
EL EVANGELIO SEGÚN VAN HUTTEN
SEIX-BARRAL. BARCELONA, 1999

miércoles, 24 de febrero de 2016

AJEDREZ BRILLANTE


Máximo Borrell es un economista, matemático y ajedrecista catalán que a mediados de los años setenta del pasado siglo se hizo muy popular entre los ajedrecistas españoles por la publicación de media docena de libros de ajedrez. Fuimos muchos los que dimos nuestros primeros pasos en el estudio de las aperturas con sus libros «Aperturas abiertas», «Aperturas semiabiertas», «Aperturas cerradas», «Aperturas semicerradas» y «Aperturas de flanco» antes de pasar a otros puede que de más calado pero sin duda menos entrañables. 

El sexto libro de la serie, «Ajedrez brillante», pudo decepcionar a algunos ajedrecistas que sin advertir su subtítulo, «Historia. Anécdotas. Curiosidades», esperaran encontrar espectaculares combinaciones plagadas de sacrificios y golpes audaces. No hay nada de esto en el libro, ya que no es un tratado técnico. Es, nada más ni nada menos, la pura celebración del ajedrez como fenómeno cultural. 

Para quien esto escribe, la lectura de este libro fue la confirmación de que ese juego, que tanto le gustaba y tan mal se le daba, era capaz de dejar su impronta en todas las actividades humanas; en especial en aquellas que más le interesaban: la literatura, el arte... No será exagerado decir que «Ajedrez brillante» plantó la semilla que muchos años después germinaría en este blog.

Pese a su apariencia modesta, el contenido del libro es espectacular. La Historia del ajedrez, los distintos tipos de ajedrez que se juegan en el mundo, los ajedreces no ortodoxos, el ajedrez y las letras, el ajedrez y el arte, el ajedrez y la ciencia. Todo eso cabe en este pequeño volumen. La bibliografía manejada fue ingente. La capacidad de síntesis, sorprendente. La facilidad en pasar del ámbito humanístico al científico, fascinante. Espero que llegados a este punto comprendan mi entusiasmo y me perdonen la pedantería de parodiar a Lichtenberg. Pero si tiene dos libros de ajedrez, lector, venda uno y con el dinero que le den compre este.

Y, para terminar, no me queda sino lamentar que este libro extraordinario no haya merecido, más de cuarenta años después de su publicación, una segunda edición. 


FICHA TÉCNICA
MÁXIMO BORRELL
AJEDREZ BRILLANTE. HISTORIA, ANÉCDOTAS, CURIOSIDADES
EDITORIAL BRUGUERA. BARCELONA, 1975

lunes, 22 de febrero de 2016

CHECK, PLEASE

No hay ganadores en ajedrez, solo perdedores. El ajedrez no es divertido. Si quieres diversión, prueba con las damas. No disfrutamos jugando, «debemos» hacerlo.
Fragmento del artículo Check, Please! de Geoffrey Gray, publicado en The Village Voice el 31 de julio de 2001.

El artículo venía ilustrado con la siguiente fotografía de Bryce Lankard.


En su página, Parallax Grafix, el fotógrafo comenta que el periódico le contrató para realizar una toma que hiciera expresa referencia a la foto de Marcel Duchamp jugando contra Eve Babitz realizada por Julian Wasser en el Museo de Arte de Pasadena. Lankard se muestra satisfecho de la localización de la foto y considera que el modelo elegido es más «duchampiano» que el propio Duchamp.

viernes, 19 de febrero de 2016

MORIRÁS MAÑANA

El máximo exponente de los libros que tienen una cubierta con un motivo ajedrecístico pero que en su interior no contienen ni una sola referencia al ajedrez lo constituye la trilogía del escritor peruano Jaime Bayly «Morirás mañana». Ninguno de los tres libros, para empeorar la cosa uno de ellos con dos ediciones distintas, contiene ni una sola referencia a nuestro juego.




FICHA TÉCNICA

JAIME BAYLY
MORIRÁS MAÑANA. 1. EL ESCRITOR SALE A MATAR
ALFAGUARA. BARCELONA, 2010

MORIRÁS MAÑANA. 2. EL MISTERIO DE ALMA ROSSI
ALFAGUARA. BARCELONA, 2011

MORIRÁS MAÑANA. 3. ESCUPIRÁN SOBRE MI TUMBA
ALFAGUARA. BARCELONA, 2012



miércoles, 17 de febrero de 2016

DAVID HOCKNEY


El homenaje del pintor inglés David Hockney a Man Ray.


FICHA TÉCNICA

DAVID HOCKNEY
MAN RAY (HOMENAJE A MAN RAY), 1974
LITOGRAFÍA. 52,7 x 37,5 cm
COLECCIÓN PARTICULAR

lunes, 15 de febrero de 2016

1.000 ENTRADAS, 1.000

Pues sí, Lector, hoy publicamos la entrada 1.000 del blog y lo vamos a celebrar con algo de beber y un feroz alegato contra el ajedrez, para no ser demasiado complacientes con nosotros mismos.

Ya hemos hablado aquí de «The Imagery of Chess», la exposición que organizaron al alimón Marcel Duchamp, Max Ernst y Julien Levy en la galería de este último en 1945. Obligatoriamente, todas las obras presentadas a esta exposición debían girar en torno al ajedrez. Cada artista pudo presentar lo que estimó oportuno: cuadros, esculturas, trebejos. Los poetas André Breton y Nicolas Calas decidieron presentar un juego de ajedrez que terminaría haciendo fortuna aunque las muchas versiones modernas olviden con frecuencia su origen: el Wine Glass Chess Set.

A Breton no le gustaba mucho el ajedrez, probablemente porque culpaba al juego de que Duchamp le dedicara tantísimo tiempo en vez de dedicarse a las cosas que Breton creía que debía dedicarse. Ya en «Los pasos perdidos» (Alianza editorial. Madrid, 1972) se quejaba amargamente de ello: «Ya lo sé, Duchamp no hace más que dedicarse al ajedrez y ya sería suficiente para él mostrarse un día inigualable en este juego». Su participación en la muestra parece pues una especie de ajuste de cuentas con el organizador principal, Duchamp, ya que no se entiende que aceptara participar en ella con una obra que de alguna forma era una enmienda a la totalidad del tema de la exposición.

La obra original se perdió y solo se conoce por una descripción aparecida en Newsweek en diciembre de 1944:
Del lado de los bromistas está el brebaje preparado por los escritores surrealistas Nicolas Calas y André Breton (cuyo manifiesto de 1924 marcó el nacimiento oficial del movimiento surrealista). Estos dos piensan que el ajedrez es un juego tonto e inútil, además de narcisista. Su tablero está hecho de espejos, para que los «narcisistas» de los jugadores puedan verse a sí mismos y las piezas son copas de vino de diferentes formas y tamaños. Las «negras» llenas de vino tinto; las «blancas», de vino blanco. Cuando un jugador captura una pieza «debe beber de forma simbólica la sangre de la victima». Breton y Calas también colgaron un manifiesto llamado Profanación cuyo corolario era: «es el juego lo que debe cambiarse, no las piezas».
A partir de esta descripción se han hecho varios intentos de reconstrucción. Por ejemplo, la que el noruego Anders Nordby incluyó en su instalación de 2012, significativamente titulada «Gambito de dama rehusado», realizada en la sala Standard de Oslo,


_C9T2113

La aportación de Breton y Calas a «The Imagery of Chess» había pasado bastante desapercibida hasta la publicacion de «The Imagery of Chess Revisited» (Larry List e Ingrid Schaffner; George Braziller Ed., 2005) donde también se proponía una reconstrucción de la obra.


Ignoro si la artista fluxus Takako Saito conocía la obra de Breton y Calas cuando realizó su Liquor Chess aunque probablemente no. El juego de Saito formaba parte de una serie, «Disrupted Chess», que requería de los jugadores que reconocieran los trebejos, todos iguales, mediante los sentidos. En el caso del licor, mediante el gusto, pero realizó otros para la vista, el tacto, el olfato y el oído. En esta entrada hablamos de su obra.


La industria terminó por recoger la idea y comercializar unos vasos de chupito en los que se han serigrafiado los perfiles de las distintas piezas. Perdida toda su carga simbólica, la obra de arte se ha convertido en vulgar mercancía. Pero me sirve para brindar con ustedes. ¡¡A su salud!!




domingo, 14 de febrero de 2016

viernes, 12 de febrero de 2016

TÍTERES


Pintura mural de Miguel Peralta, miembro de la cooperativa artística gallega Cestola na Cachola, realizada en el madrileño barrio de Vallecas a principios de 2016. Pensada como homenaje a «La Barraca», la compañía de teatro universitario ambulante que crearan Federico García Lorca y Eduardo Ugarte en 1932, la actualidad ha querido que se convierta en homenaje a los titiriteros detenidos y encarcelados en Madrid en un rocambolesco episodio.

En la tartana donde van los títeres también van los trebejos del ajedrez. No en vano con unos y otros se representa «El gran teatro del mundo».



miércoles, 10 de febrero de 2016

LAS MANOS DE MARCEL DUCHAMP


Fotografía de las manos de Marcel Duchamp realizada en Nueva York por Alexander Liberman en 1959. Liberman fue un fotógrafo, pintor y escultor de origen ruso nacionalizado estadounidense que fue director editorial de la revista Vogue en los años 40 y 50.

Liberman sentía una especial predilección por fotografíar a sus colegas y reunió una impresionante colección de imágenes de los principales artistas del siglo XX que publicó en «The Artist and His Studio» (Random House Inc., USA, 1997)

La foto debió tomarse en el estudio de Marcel Duchamp situado en el número 120 Oeste de la calle 14, el estudio donde comenzó el ensamblaje de la que sería su última gran obra, Étant Donnés.

lunes, 8 de febrero de 2016

EL TABLERO POLÍTICO ESPAÑOL


Ilustración de Raúl Arias para el artículo del MI David Martínez «España entre la defensa berlinesa de Rajoy y la doble debilidad de Sánchez», publicado en El Confidencial el 6 de febrero de 2016, en el que el autor ensaya una aproximación a la crítica política desde la perspectiva de la estrategia ajedrecística. 


El autor del artículo retratado por el autor del blog en el XXII Open Internacional de Moratalaz en 2009

viernes, 5 de febrero de 2016

009-1

009-1 rematando la partida en gran estilo

Las fotografías que ilustran esta nota corresponden a la película 009-1 The End of the Beginning, realizada en 2013 como homenaje al cincuentenario de la publicación del manga del mismo nombre creado en 1963 por Shōtarō Ishinomori.

Ignoro si habrá un término japonés para definir el género de este film, mientras lo averiguo podemos definirlo provisionalmente como una distopía futurista de artes marciales gore con toques de erotismo sáfico y gran apoteosis zombi final. Como ven, la investigación artedrecística no siempre transcurre en un lecho de rosas.

El caso es que estamos en un mundo dividido en dos bandos irreconciliables donde una secretísima organización recluta a la agente 009-1 para realizar una no menos secreta misión. No me pregunten cómo ni por qué pero en un determinado momento la agente tiene que conseguir un mapa que guarda un acaudalado señor con pinta de hampón. En películas menos civilizadas esto se hubiera resuelto recurriendo a la violencia. Aquí no, aquí se jugaron la posesión del mapa al ajedrez. El mafioso se apostó el mapa y 009-1 su cuerpo serrano. Al final, si hubo violencia fue porque el malote tenía muy mal perder y no quiso entregar el mapa por las buenas.


Hirotarô Honda como Alan Lau encomendándose al morapio mientras pondera qué jugar

No se fien del aspecto angelical de 009-1, no es rubia natural. Además, es un peligroso cíborg capaz de repartir hostias como panes y lo mismo le plantifica una patada en el cielo del paladar al más encallecido de los yakuza que juega al ajedrez o incluso dispara proyectiles del calibre 38 a través de las tetas. De verdad.


Mayuko Iwasa en el rol de 009-1

Mención especial merecen los trebejos de inspiración faraónica que junto con el detalle decorativo de la loba capitolina demuestran que pertenecer a la mafia japonesa no está reñido, ni mucho menos, con la clase y el buen gusto artístico.




La película fue dirigida por Kôichi Sakamoto para Ishinomori Productions y Toei Channel en 2013.

miércoles, 3 de febrero de 2016

ALREDEDOR DE UN TABLERO


«Alrededor del tablero. Cuentos de ajedrez» es una antología que reúne 14 cuentos de temática ajedrecística escritos en español. Aunque hay alguna ausencia significativa, la selección reúne lo mejor que se había escrito hasta el momento en nuestro idioma sobre un tema en el que la literatura en español es menos prolífica que la anglosajona. En sus páginas autores poco conocidos conviven con pesos pesados como Juan José Arreola, Rodolfo Walsh o Cristina Peri Rossi y como en toda antología hay sus más y sus menos.

Además de los cuentos, el libro presenta una colección de partidas, seleccionadas y comentadas por David Vivancos Allepuz, autor también de uno de los relatos, que de una u otra forma se relacionan con lo narrado en las distintas historias, lo que contribuye a hacer atractivo el libro para el aficionado al ajedrez.

FICHA TÉCNICA

VV. AA.
ALREDEDOR DE UN TABLERO. CUENTOS DE AJEDREZ
SELECCIÓN DE VIVIANA PALETTA Y JAVIER SÁEZ DE IBARRA
PRÓLOGO DE JUAN PEDRO APARICIO
SELECCIÓN Y COMENTARIO DE PARTIDAS DE DAVID VIVANCOS
PÁGINAS DE ESPUMA. MADRID, 2005

lunes, 1 de febrero de 2016

JAQUE MATE



George Whiting Flagg fue un pintor estadounidense del siglo XIX especializado en retratos, escenas de género y composiciones históricas. Fue relativamente popular en su país aunque pronto cayó en un olvido del que todavía no se ha recuperado.

El cuadro que presentamos fue realizado en 1836, cuando el autor tenía veinte años, y representa un tópico muy común en la pintura de género, una partida de ajedrez concebida como símbolo del compromiso matrimonial adquirido por los contendientes. Iconológicamente, la sanción de dicho compromiso siempre viene representada por la derrota del novio en el tablero. La gestualidad de los personajes, la mirada fija de ambas mujeres en el hombre que mira compungido la posición final, no deja lugar a dudas: la dama ha ganado. Ahora le toca a él dar el siguiente paso. El título del cuadro ratifica esta idea: «Los jugadores de ajedrez. Jaque mate».

No conocemos los nombres de los jugadores, pero dado que Flagg trabajó preferentemenre en Carolina del Sur, amen de la presencia de una criada negra presumiblemente esclava, podemos pensar que la pareja de ajedrecistas pertenece a la burguesía sudista que solo unas décadas después de pintado este cuadro vería cuestionado su modo de vida en la Guerra de Secesión.

Los trebejos que están empleando los personajes del cuadro parecen ser del tipo de los denominados «barleycorn» (grano de cebada) porque su decoración recordaba a dicho cereal. Estas piezas «barleycorn» eran originarias de Gran Bretaña, aunque también se fabricaron en Alemania, y fueron muy populares en los Estados Unidos en el siglo XIX. De hecho dos de los padres fundadores de los Estados Unidos, George Washington y Thomas Jefferson, poseían juegos de ajedrez de este tipo.



Estos juegos solían estar hechos de hueso o marfil torneado con los remates tallados a mano. Tradicionalmente para distinguir un bando del otro, las piezas de uno de ellos se teñían de rojo buscando que junto con las piezas blancas se representaran los colores de la bandera de San Jorge, la bandera de Inglaterra.

FICHA TÉCNICA
GEORGE WHITING FLAGG
THE CHESS PLAYERS - CHECK MATE, 1836
ÓLEO SOBRE LIENZO. 109,9 x 142,9 cM
NEW YORK HISTORICAL SOCIETY